LA PANDEMIA DEL COVID-19 NOS TRAJO MUCHO APRENDIZAJE Y, SOBRE TODO, HIZO QUE FUÉRAMOS MÁS SOLIDARIOS. LAS EMPRESAS QUE HAN SOBREVIVIDO SE PREOCUPARON POR EL BIENESTAR DE SUS CLIENTES Y COLABORADORES, ASÍ COMO POR QUIENES TENÍAN NECESIDADES PARA AYUDAR A PALEARLAS Y OFRECER ESPERANZA EN ESTE TIEMPO TAN DIFÍCIL.


TIEMPO PARA SER SOLIDARIO

La pandemia nos sorprendió de una forma inimaginable y nos ha puesto a reflexionar, reinventarnos y a ser resilientes. La Responsabilidad Social Empresarial (RSE), ADN de muchas de las empresas más importantes del mundo, nació como una herramienta para encontrar un equilibrio entre los aspectos económicos, sociales y ambientales, entendiendo que la empresa no opera en un sistema paralelo o alejado de la realidad social, sino que es un actor que puede impactar, de forma positiva o negativa, su entorno.

Bruno Basile, Director Ejecutivo de SUMARSE, Pacto Global Panamá, la organización que impulsa la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y los 10 Principios del Pacto Global en el país, explica que definitivamente durante los primeros meses de la pandemia, se hizo una vuelta a la filantropía básica para empresas que buscaban donaciones de insumo y docencia básica.

“A medida que transcurría el tiempo, vi ese tipo de ayuda que se canalizaba a través de los programas de RSE con un enfoque mucho más directo por medio de los stakeholderes de las empresas, con esto me refiero a los colaboradores de las empresas, que comenzaron a fortalecer la mirada en lo interno y ver cuáles eran las necesidades de sus grupos de interés, para tener una solución más efectiva y mucho más humana”.

Sin embargo, hasta las empresas más maduras de RSE, que manejaban contingencia y mitigación de riesgos, no contemplaban una pandemia como riesgo, “esto agarró al sector privado y al país de sorpresa en muchos aspectos”.

En tanto, fue “esa cultura de gestión responsable de negocios lo que permitió con mayor facilidad brindar soluciones dirigidas a ofrecer los mayores grupos de interés y luego se enfocó a definir con mayor claridad hacia dónde iba el sector privado”, afirma Basile. Durante el 2020, SUMARSE se enfocó a la membresía actual y trabajar de cerca con las empresas, porque entendieron que muchas necesitaban una guía o acompañamiento más estrecho en los temas de RSE, además de los ejes centrales del pacto global que manejan, como salud, ambiente, género, entre otros.

“Este año, principalmente, nos hemos enfocado en la conversación de cómo recuperarnos mejor y más juntos, en el cual el sector privado se convierte en un aliado. Uno de los temas es resiliencia empresarial, fortaleciendo sus sistemas de gobernanza y riesgo. La data muestra que las mujeres y jóvenes están llevando la carga de la pandemia. Todo nuestro programa de trabajo sobre recuperación más sólida y sostenible, nuestro tema bandera continúa, derechos humanos, reducción de desigualdad, cambio climático, hemos dado una mirada post-COVID-19.

ESPECIALES  | ESPECIAL RSE

BUENAS ACCIONES

También pudimos ver a miles de empresarios, clubes cívicos, médicos y sociedad civil en general respaldar en sitio la labor de las autoridades en la atención temprana y promoción de las medidas sanitarias, especialmente, en las áreas de mayor contagio, a través del movimiento #TodoPanamá, que sigue activamente su misión de ayudar a los más desfavorecidos y erradicar la pandemia, para una reactivación económica más rápida y eficiente.

El 11 de abril, Panamá se unirá por sexto año al Día de las Buenas Acciones (DBA), un movimiento global presente en 108 países que une simultáneamente a miles de personas para poner en práctica acciones que mejoran la vida de otros e impactan positivamente en el mundo. En su edición 2021, el DBA se desarrollará de forma virtual en el contexto de la emergencia sanitaria por COVID-19.

El Comité Organizador del DBA, integrado por Fundación Judío Panameña (JUPÁ), B’nai B’rith de Panamá y Fundación Voluntarios de Panamá, explicó las diferentes maneras de participar del evento desde casa: Participar en una o varias de las 20 acciones de voluntariado virtual disponibles en el sitio web www.buenasaccionespty.com y que se desarrollarán entre las 8:30 a.m. y las 6:00 p.m. en alianza con diferentes organizaciones sociales y ambientales.

Las acciones están encaminadas a contribuir con la salud, educación, el medio ambiente y la población adulta mayor, temas prioritarios en el contexto de la emergencia sanitaria. Los interesados pueden participar como voluntarios en la preparación de mochilas educativas para la niñez; entrenarse para brindar primeros auxilios emocionales; conocer los requisitos para donar sangre y concretar una cita; elaborar mensajes solidarios para adultos mayores en casas hogares y para pacientes COVID-19 en los hoteles; grabar cuentos infantiles para su distribución a programas educativos; desarrollar programas de reúso y reciclaje en casa, entre otros temas.

Para participar, debe entrar a www.ponteenalgo. com y www.buenasaccionespty.com

Algunos tomaron sus aviones y helicópteros para llevarles insumos y alimentos a los más necesitados. Otros donaron su flota de carros para transportar ayuda, unos se unieron a juntar alimentos y artículos de primera necesidad, algunos llevaron libros. Lo importante es que la sociedad y empresa privada se unió en una misión que todavía continúa.


FILOSOFÍA Y COMPROMISO

EN PANAMA PORTS, NUESTRO DESEMPEÑO COMO ORGANIZACIÓN VA RELACIONADO CON LA SOCIEDAD EN LA QUE VIVIMOS Y OPERAMOS; POR ENDE, CON EL IMPACTO ECONÓMICO Y SOCIAL QUE COMO EMPRESA GENERAMOS PARA EL PAÍS, MEJORANDO EL BIENESTAR DE LAS COMUNIDADES, COLABORADORES Y NUESTRAS FAMILIAS.

En Panama Ports promovemos y apoyamos las diferentes iniciativas de Responsabilidad Social Empresarial para mejorar la calidad de vida de los panameños y colaboradores bajo cuatro pilares fundamentales: “Medio Ambiente/Comunidad”, “Salud”, “Nuestra Gente” y “Educación”. La grave situación en materia de salud por la cual está pasando el país en estos momentos, nos ha enseñado muchas, cosas, pero sobre todo, solidaridad.

Por esta razón, no hemos escatimado esfuerzos para apoyar a las autoridades y a las comunidades a través de aportes directos y donaciones por arriba de los $400,000.00 para apoyar al sistema de salud panameño con equipos médicos e insumos tales como:

• Camas eléctricas completas para uso hospitalario.

• Ventiladores mecánicos para controlar y asistir la respiración de los pacientes.

• Equipos de protección personal (EPP) para ser usados por personal médico, así como para el personal que labora en los hospitales y pacientes con COVID-19.

• Camas de última generación para pacientesrecluidos en la sala de cuidados intensivos.

En PPC hemos aportado para mejorar la calidad de vida de miles de personas afectadas económicamente en comunidades vulnerables de todo el país con la donación de insumos médicos, implementos de bioseguridad, artículos de primera necesidad; confección de bolsas de alimentos por parte de nuestros colaboradores para ser distribuidas en los lugares donde más las necesitan y equipos 4×4 para la movilización de personas en comunidades remotas del interior del país.

IMPACTO EN LA SOCIEDAD

En Panama Ports nos dedicamos a conocer cómo nuestras actividades generan impacto en la calidad de vida de la gente y comunidades en las que realizamos operaciones, es por esto por lo que las iniciativas de RSE y gestión responsable del negocio están alineadas a:

• ISO 26000 de Responsabilidad Social y sus siete materias fundamentales.

• La Agenda 2030 de Las Naciones Unidas con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

• Los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (WEP), establecidos por el Pacto Global de las Naciones Unidas y ONU Mujeres.

No solo estamos enfocados en la operación de nuestros puertos, sino en que trascienda hacia nuestra cadena de suministro, partes interesadas y las comunidades donde vivimos y operamos para generar los cambios que el mundo necesita hoy.

Para Panama Ports, el liderazgo y la responsabilidad van de la mano tanto dentro y fuera de la empresa. “Liderazgo Responsable”, es el enfoque que le damos a nuestras iniciativas de RSE, conscientes del rol y de la responsabilidad que tenemos como empresa socialmente responsable hemos tomado la iniciativa de formar parte como patrocinadores de la Teletón 20-30 con un aporte de B/.100,000.00, al proyecto meta 2021.

El Centro de Vacunación auto rápido para la aplicación de las dosis de vacunas contra la Covid-19 ubicado en los estacionamientos del Estadio Rommel Fernández en alianza estratégica entre el sector privado y el Ministerio de Salud, permitirá aplicar de forma rápida y segura la mayor cantidad de vacunas a la población panameña para así apoyar los esfuerzos que se vienen llevando a nivel nacional y conseguir la inmunidad que tanto se necesita en estos momentos.

“Como empresa en Panama Ports nos regimos por una serie de normas y principios que constituyen la base de Nuestros Valores, UNIDAD (UNITY), palabra que mejor describe quiénes somos, cómo operamos y por qué somos los líderes de la industria”.


MOVILIDAD Y VOLUNTARIADO

PARA RICARDO PÉREZ, LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL ESTÁ CIMENTADA EN LA ESTRATEGIA Y VALORES CORPORATIVOS, COMO APRECIO VISIONARIO, AGILIDAD E INNOVACIÓN, PARA GENERAR UN IMPACTO POSITIVO EN LA COMUNIDAD.

Más de 400 colaboradores participan activamente en las actividades de voluntariado de Ricardo Pérez a través de su programa de Responsabilidad Social Empresarial, que como grupo empresarial, “es una forma de hacer negocio, que va más allá de las exigencias de las regulaciones y leyes”, afirma Kathia Castillo, vocera de Ricardo Pérez.

“Las actividades que hemos realizado pos Covid-19 convoca un número reducido de voluntario, cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad. En cuanto a las personas beneficiadas se hace un previo análisis coordinado con la Fundación que apoyamos en ese momento”.

PILARES PRINCIPALES

Los ejes fundamentales del programa de RSE de Ricardo Pérez son:

Educación Técnica: Trabajo con el sector público y privado para fomentar una educación técnica de calidad para la empleablilidad, enfocados primordialmente en oportunidad de primer empleo para los jóvenes.

MedioAmbiente: Mitigar y compensar los impactos ambientales, impulsando la tecnología híbrida, centrándose en la ecoeficiencia de los talleres y compensación de su huella de CO2.

Movilidad: Liderar la creación de una emocionante sociedad de movilidad, aportando continuamente a los clientes los mejores autos, servicios y experiencia, incluyendo la educación vial y aportes sociales.

ACTIVIDADES

Para los últimos 14 meses, la estrategia ha estado muy enfocada a acciones presenciales, con la educación técnicas (capacitaciones, tours a nuestros talleres, prácticas profesionales), sin embargo, “las circunstancias nos lanzaron un reto enorme, estar presente y beneficiar a miles de panameños ofreciendo movilidad. Nos mantenemos con nuestros pilares, accionando de manera prudente, tomando todas las precauciones y cumpliendo con las normas establecidas”.

En cuanto a voluntariado, destacan algunas de las actividades que han implementado, como la distribución de útiles escolares en la comunidad de Buena Vista en Cerro Azul y próximamente realizarán otras actividades de buenas acciones.

“Tendremos un mayor acercamiento a las comunidades, adecuándonos a las circunstancias; no solo estamos preparados para montarnos sobre las olas del cambio, sino para crear nuestras propias olas”.


SERVICIO SOCIAL VOLUNTARIO

SEGURIDAD PERMANENTE Y PROTECCIÓN, S.A. (SEPROSA), CON MÁS DE 35 AÑOS EN EL SECTOR, CUENTA CON UN PROGRAMA DE RSE PARA REALIZAR ACCIONES PLANIFICADAS, A TRAVÉS DEL CLUB KIWANIS EL ÁGUILA DE PANAMÁ, Y BENEFICIAR A LA COMUNIDAD DE LAS FAMILIAS DE AGENTES DE SEGURIDAD QUE LABORAN EN LA EMPRESA.

En SEPROSA, además de prestar sus servicios y garantizar la seguridad de sus clientes, están enfocados en la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), a través del Club Kiwanis El Águila de Panamá, a beneficio de las comunidades de los agentes de seguridad y sus familias.

“Este programa se desarrolla de manera formal, bajo la estructura KIWANIS desde el 2018, año en el que oficialmente 15 colaboradores fuimos juramentados y constituidos dentro de esta prestigiosa organización internacional y cuenta con 33 miembros”, afirma Carmen Berríos de Álvarez, Presidenta del Club Kiwanis El Águila de Panamá.

SIGNIFICADO

La líder de la agrupación manifiesta que, para ellos, “es un honor y un privilegio ser parte de una organización como KIWANIS INTERNACIONAL, que mantiene una trayectoria de 106 años de servicio social voluntario en más de 80 países del mundo, promoviendo el mejoramiento de un niño y una comunidad a la vez”. En Panamá, hay varios clubes Kiwanis y todos mantienen una estrecha vinculación, “pues nos unen nuestros valores y objetivos definidos”.

Sin embargo, el Club Kiwanis El Águila de Panamá, actualmente, es el único donde todos sus voluntarios pertenecen a una misma empresa que la respalda, que es SEPROSA.

RESPUESTA EN PANDEMIA

Las diferencias sociales, la falta de trabajo, el hambre y el temor a perder la salud hicieron que se pusiera en práctica, más que nunca, el amor al prójimo y la solidaridad humana, explica la Presidenta del Club Kiwanis El Águila de Panamá.

“Como club cívico, a pesar de que nuestras actividades de recaudación mermaron durante la pandemia, nos propusimos no detenernos y nos organizamos para hacer actividades de entrega de bolsas de alimentos a hogares de ancianos, platos de comida a los agentes de seguridad que se convirtieron en nuestros Héroes Vigilantes, útiles escolares a niños de escasos recursos, donación de equipos de bioseguridad e insumos médicos”.

En el último trimestre, realizaron más de 25 actividades a beneficio de los niños, agentes de seguridad y las comunidades que apoyan, con más de 200 horas de servicio voluntario.

Entre los planes están ejecutar los programas que desarrolla Kiwanis Internacional, como “Lectura alrededor del Mundo” y “Sube tus notas”, a través de tutorías virtuales o presenciales cuando sea posible. En el plano de beneficios a nuestra comunidad, estamos implementando acciones para promover la reducción de basura, reutilización y reciclaje, impulsando la educación y el conocimiento del tema en nuestros colaboradores.

“La responsabilidad social, a través del voluntariado empresarial, debe estar alineada con los objetivos de negocio de una empresa, formar parte de su filosofía y ADN. A través de nuestro club, mostramos a nuestros colaboradores que, más allá de solo ofrecer un puesto de trabajo o un negocio, tenemos conciencia de la importancia de nuestro aporte social”.


DESEOS QUE MUEVEN AL MUNDO

LA ORGANIZACIÓN SIN FINES DE LUCRO MAKE-A-WISH PANAMÁ, QUE EL 29 DE ABRIL CONMEMORA EL WORLD WISH DAY, JUNTO A LOS OTROS 49 PAÍSES AFILIADOS ALREDEDOR DEL MUNDO; EMPEZÓ EL AÑO CON UNA NUEVA JUNTA DIRECTIVA, PARA EL PERIODO 2021-2022, PRESIDIDA POR EL ABOGADO ESTEBAN LÓPEZ M.

Make-A-Wish Panamá, que recientemente conmemoró 25 años de operación en el país, ha cumplido los más grandes deseos de alrededor de 1550 niños con enfermedades graves en Panamá –y ha impactado las vidas de 15,200 personas a través del trabajo de más de 2000 voluntarios, según cifras de la fundación; tienen la meta de recaudar en abril B/10,000.00, en el marco del World Wish Day 2021 (bajo el eslogan “no esperes la esperanza ¡Créala!”) destinados a seguir cumpliendo los deseos de niños que enfrentan diagnósticos médicos difíciles en el país.

NUEVA DIRECTIVA

El nuevo presidente de la Junta Directiva para el periodo vigente expresó su regocijo de tener nuevamente el honor y la responsabilidad de estar al frente de esta fundación, y mencionó que era deber de Make-A-Wish “el mantener viva la llama de los deseos, pues si bien es cierto que el que ilusiona a un adulto lo convierte en un niño, ilusionar a un niño –en este caso, por medio de un deseo cumplido– mueve al mundo”.

López M. también participó en los inicios de la organización sin fines de lucro en 1996, hace 25 años, y es acompañado en la Junta Directiva 2021-2022 por Doris de Arosemena, Secretaria; Mónica Real, Tesorera; Analisa Pinzón de Hincapié, Fiscal; Connie Endara, Vocal, y como Directoras: Mercedes Ortiz de Zevallos, Annie Sapler y Millie Bettsak.

Ana María Spiegel, Directora Ejecutiva de Make-A-Wish desde octubre de 2020, explica que tenían muchos planes para el año pasado. Sin embargo, hubo que aplazar, cancelar y adaptar las actividades, como todos. “Dirigir Make-A-Wish Panamá en un año tan irregular como el 2020 fue un reto, pero a la vez una bendición. Poder ayudar es mi pasión y en tiempos de necesidad un poco más. A lo mejor siempre estuvo allí y lo descubrí tarde en mi vida”.

La directiva aporta que aunque vivir en emergencia se ha vuelto algo nuevo para la mayoría de las personas, no lo es para todos. “Nuestros niños y sus deseos, viven en estado de emergencia permanente debido a sus condiciones medicas, económicas y emocionales. La expectativa de un deseo hace que esas emergencias pasen a segundo plano, creando esperanza y resiliencia tanto en los niños como en sus familias”.

El nuevo presidente de la Junta Directiva para el periodo vigente –que ya había presidido la organización en el pasado – reconoció “tener nuevamente el honor y la responsabilidad de estar al frente de esta fundación”.


IMPULSO AL TALENTO CON PROPÓSITO

LA FUNDACIÓN PUERTAS ABIERTAS, DE ERIKA ENDER, A TRAVÉS DEL PROYECTO TALENPRO, QUE PREPARA, EXPONE Y RECONOCE EL TALENTO JUVENIL PANAMEÑO, CONJUGÁNDOLO CON RESPONSABILIDAD SOCIAL Y PREMIÁNDOLO POR MEDIO DE LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA, SIGUE ADELANTE EN EL 2021.

Con el firme compromiso de cambiar vidas positivamente y de cara a la crisis del COVID-19, que ha afectado familias completas en los planos de salud, seguridad y economía, la Fundación Puertas Abiertas, de la cantautora panameña Erika Ender, con la iniciativa juvenil TalenPro, además de la ya conocida restauración de decenas de colegios a lo largo del país, en sus ediciones anteriores, ha consolidado también programas de nutrición a la primera infancia y ahora impulsa la sostenibilidad alimenticia, a través del proyecto Familias Sostenibles como propósito 2021.

El año pasado, como ayuda humanitaria inmediata y con el apoyo de aliados, patrocinadores, colaboradores, ganadores de ediciones anteriores del Concurso, personalidades y artistas panameños, la fundación logró a través de una edición especial, denominada el TalenPro Challenge, alcanzar el objetivo de alimentar durante tres meses consecutivos a niños de toda la República, sobrepasando la meta de 1500 infantes y llegando a más de 3800 beneficiados.

TALENPRO CHALLENGE

La ayuda humanitaria del TalenPro Challenge pone en evidencia las necesidades nutricionales de los infantes panameños y la urgencia de autosostenerse de las familias de escasos recursos.

Es por esta razón que en 2021, TalenPro tiene como meta ampliar el aporte de herramientas, insumos y materiales, asesoría y capacitación, a familias panameñas de escasos recursos, a lo largo del país, para que puedan sembrar, cultivar y cosechar sus propios alimentos, al igual que desarrollar la cría de aves para consumo del hogar e incluso como vía de sustento y emprendimiento.

RESULTADOS EN RSE

○ Más de 18000 jóvenes y niños beneficiados.

○ 36 escuelas primarias de nivel básico

beneficiadas.

○ 1800 estudiantes de talleres de herramientas para la vida.

○ 58 aulas de nivel inicial básico restauradas, 18 áreas recreativas intervenidas, 14 comedores restaurados, seis huertos escolares, dos bibliotecas equipadas y un auditorio equipado.

○ 39 participantes becados en Panamá y el extranjero para sus estudios universitarios, 62 participantes semibecados.

○ Más de 200 profesores beneficiados entre tutores que reciben talleres y los maestros que reciben las mejoras de las escuelas beneficiadas.

Este año, la iniciativa seguirá conjugando valores, cultura, entretenimiento, responsabilidad social y educación, por medio de las competencias entre estudiantes de 11 y 12 grado de escuelas privadas o públicas, a nivel nacional, en las categorías: mejor intérprete, mejor canción, mejor audiovisual y mejor cuerpo de baile.

Para más información deben ingresar a www.talenpropanama.com.

Aporta tu semilla a la Cuenta Bancaria: 03-72-01-134362-2, a nombre de Fundación Puertas Abiertas de Erika Ender (Cuenta Corriente- Banco General).


COCINANDO CON ESPERANZA

RACHEL POL POLICART ES LA GESTORA DEL ARROZ CON POLLO MÁS GRANDE DE PANAMÁ, REALIZADO EN PLENA PANDEMIA, EN EL COMPLEJO DEPORTIVO TORRIJOS CARTER. ESTA INICIATIVA SOCIAL DE ALIANZA PÚBLICO-PRIVADA-ONGS COCINÓ Y LLEVÓ ESPERANZAS Y AMOR A APROXIMADAMENTE 3,000 PERSONAS DE SAN MIGUELITO, PANAMÁ CENTRO, PANAMÁ ESTE, Y VERACRUZ.

ESPECIALES  | ESPECIAL RSE

Recientemente se realizó la actividad “El Patacón más grande del Mundo”, con la cual Panamá quedó registrado en el Record Guinness., un evento organizado por Sabrina Naimark, amiga de Rachel Pol Policart, con quien participó activamente.

“Cuando terminó ese proyecto, se me quedó la idea de replicarlo con otros platos. Luego me escribe Arroz del Oro con la idea de hacer el arroz con pollo navideño más grande de Panamá, y ese fue el empujón para darle forma al proyecto”.

Sin embargo, Rachel no quería que fuera un evento de un día, sino un proyecto a largo plazo, “que tuviera un verdadero impacto en la comunidad”. Entonces, la idea evolucionó hasta convertirse en “El Pailón Panamá – Cocinando Esperanza”, realizado a finales de febrero. Somos un colectivo, y en la medida en que la sociedad mejora, todos mejoramos. “La responsabilidad civil es cada acción que tomamos para garantizar mejores oportunidades y condiciones. Ya sea un pailón o una pailita, todo suma y todos podemos ayudar a mejorar la calidad de vida y nuestro planeta. La pregunta es: ¿Cómo puedes ayudar a otros con el talento que tienes?”.

OBJETIVO Y LOGÍSTICA

El proyecto se desarrolló en dos meses, y el objetivo fue poner en valor platos de la gastronomía panameña, con el reto de un formato gigante. Es decir, un pailón de acero inoxidable que mide casi tres metros de diámetro y ½ metro de alto, para llevarles estos alimentos a personas que lo necesitan.

De esta forma, pudo juntar dos cosas de las que más la apasionan en la vida: “cocinar y ayudar”. Al ver todo concluido, confiesa que se le salieron las lágrimas. Su emoción fue doble, ya que la actividad tuvo que ser suspendida para la fecha inicial, que era 19 de diciembre, y 48 horas antes les suspendieron el proyecto por el pico del COVID-19.

“Esto fue sumamente desmoralizador para todo el equipo y los voluntarios que habíamos trabajado tan duro y que, además, ya estaba todo listo. Sin embargo, entendemos que la salud va primero y que no podemos poner en riesgo al equipo. Tampoco sabíamos cuándo sería la nueva fecha, por lo que en menos de 12 horas corrimos a donar todos los alimentos que ya estaban procesados a comedores, para que pudieran aprovecharlos y no se perdieran”.

A SUMARSE COMO SOCIEDAD

Concluye con una invitación para que todos mejoremos como colectivo. “En la medida en que la sociedad mejora, todos mejoramos, la responsabilidad civil es cada acción que tomamos para garantizar mejores oportunidades y condiciones. Ya sea un pailón o una pailita, todo suma y todos podemos ayudar a mejorar la calidad de vida y nuestro planeta. La pregunta es: ¿Cómo puedes ayudar a otros con el talento que tienes?”.

Además, adelantó que ya están en preparación de próximos Pailones del 2021 que serán: El Sancocho más grande de Panamá, en el corregimiento de Santa Ana; El Chicheme más grande de Panamá, en La Chorrera, y El Tamal de Olla más grande de Panamá para Navidad.

“Este proyecto junta dos actividades que me apasionan: cocinar y ayudar. Cuando logras que tu trabajo tenga como objetivo contribuir a la sociedad de tantas formas, hace que la vida tenga más sentido y propósito y, sobre todo, verlo materializado te da un sentimiento muy especial cuando el propósito es ayudar a quienes más lo necesitan”.


LA MISIÓN DE ALIMENTAR DUPLICADA EN PANDEMIA

LA OPERACIÓN DEL BANCO DE ALIMENTOS PANAMÁ NUNCA SE DETUVO, ESTO QUIERE DECIR QUE CONTINUARON CON SU LABOR PARA DAR RESPUESTA Y ESPERANZA A CERCA DE 400 ORGANIZACIONES QUE ATIENDEN ANUALMENTE A NIVEL NACIONAL.

Ana Isabel Méndez, Gerente General de Banco de Alimentos Panamá (BAP), nos comprarte que el año 2020 “fue un año que sin duda nos retó, pero nos dejó grandes enseñanzas. Tras convivir por largos meses con una pandemia por COVID-19, hemos aprendido a ser resilientes, a movilizarnos y buscar ideas creativas para cumplir con nuestro compromiso de alimentar a más panameños cada día”.

Sin embargo, durante la pandemia, y en cumplimiento de las medidas sanitarias implementadas por las autoridades de Salud, algunos de sus procesos fueron ajustados para poder continuar con nuestra operación.

Esto conllevó desde contar con permisos para la movilidad de los colaboradores hacia sus bodegas hasta ajustes importantes en su capacidad de recibir voluntarios para la revisión, clasificación y empaque de los alimentos que nos donan, pasando de 20 personas por turno a solo siete.

“Cabe destacar que, producto de la situación socioeconómica que vivía el país, recibimos un aumento importante en las solicitudes de ayuda, lo que nos impulsó a desarrollar proyectos como “Alimenta Una Vida”, junto a la Cámara Panameña de Desarrollo Social (CAPADESO), para brindar respuesta inmediata con alimentos de primera necesidad a personas en situación de vulnerabilidad”, indica. Esta campaña se inició en mayo de 2020 y continúa brindando esperanza a miles de panameños. A febrero de 2021, se ha entregado en donación 4.9 millones de kilos de alimentos, lo que se traduce a 14.6 millones de platos servidos a nivel nacional. Hasta diciembre de 2020, las cifras acumuladas de seis años (que incluyen el impacto de la campaña Alimenta Una Vida) indican que hemos dado respuesta a 552 organizaciones beneficiarias, alcanzando a cerca de 221,000 personas.

El BAP continuó con sus programas “Desayunos Felices” y “Kilogramos de Esperanza”, en alianza con colegios y empresas, que bajo sus programas de RSE crean conciencia de la sensibilización sobre el desperdicio de alimentos y la problemática del hambre.

UN AÑO REPLETO DE RETOS

“Este año, 2021, representa un gran reto para el BAP, ya que necesitará duplicar sus esfuerzos para brindar alimentos de primera necesidad a miles de panameños que no tienen el privilegio de contar con un plato de comida en sus hogares”.

Según estimaciones de organismos internacionales, a raíz de las consecuencias socioeconómicas del COVID-19, los panameños que sufren inseguridad alimentaria se han duplicado, pasando de 400 mil a más de 1 millón en el 2020.

Para apoyar al BAP, ya sea mediante donación de recursos o alimentos; o si se encuentran interesados en inscribirse en nuestras actividades de voluntariado, las empresas pueden comunicarse al correo electrónico [email protected] En www.banalimentospty.com, podrán observar los días disponibles para realizar actividades de voluntariado.


VUELOS DE ESPERANZA

LOS MIEMBROS DE LA ASOCIACIÓN PANAMEÑA DE AVIACIÓN, EN CONJUNTO CON LA AUTORIDAD DE AERONÁUTICA CIVIL, ORGANIZARON UNA SERIE DE VUELOS HUMANITARIOS CON EL PROPÓSITO DE ABASTECER A LAS ISLAS QUE COMPRENDEN EL ARCHIPIÉLAGO DE LAS PERLAS A INICIOS DE LA PANDEMIA.

A principios de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, suspendieron en el país el transporte por aire y por tierra, lo que dejó a miles de personas residentes del Archipiélago de Las Perlas, entre otros puntos de difícil acceso, sin abastecimiento de alimentos, insumos de primera necesidad, material didáctico para niños, medicamentos e implementos de bioseguridad para frenar el virus.

El Arq. Antonio J. Díaz Crespo, miembro de la Asociación Panameña de Aviación (APA), relata que realizar estos vuelos humanitarios fue una iniciativa de los miembros de la APA, en conjunto con la Autoridad de Aeronáutica Civil. Los sitios que visitaron fueron con el propósito de abastecer a las islas de esta región principalmente.

TRABAJO EN EQUIPO

Contaron con muchos voluntarios pilotos que pusieron su tiempo, conocimientos y aviones para realizar estas misiones. También contamos con el apoyo del Club Rotario de Panamá y Club Activo 20-30. “El apoyo económico fue privado, de miembros de la Asociación Panameña de Aviación, también de personas individuales que donaron de manera desinteresada y con mucho entusiasmo y la empresa privada”. El centro de acopio que usábamos era la isla de Pedro González (Pearl Island) y de allí íbamos a otras islas por vía marítima y aérea en helicópteros. También realizamos vuelos humanitarios a Bocas del Toro, Chiriquí, San Blas y Darién”. En esta iniciativa trabajaron en colaboración con el Servicio Nacional Aeronaval de Panamá (SENAN), que consistió en llevar donaciones privadas conseguidas por ellos como asociación y volar con la ayuda del Gobierno con el Plan Panamá Solidario. “Transportamos todo por aire y, consecuentemente, fueron repartidos por vía marítima”.

En estos momentos, no han tenido necesidad de volver a hacer vuelos, ya que los aeropuertos están abiertos, al igual que los puertos, “sin embargo, estamos listos para apoyar al país en el momento que sea necesario”.

GRATA SATISFACCIÓN

Para Díaz, fue una grata experiencia: “Saber que estábamos comprometidos con este noble acto, me deja lleno de orgullo y agradecimientos con mis compatriotas. En los momentos difíciles los panameños nos unimos sin esperar nada a cambio para ayudar a nuestra comunidad istmeña».

“Sigamos hacia adelante, sigamos apoyando al mundo, ya que juntos es que podremos superar este gran conflicto que tiene la humanidad entera. Nuestra misión sigue en pie, todos debemos ser servidores de todos desde que nacemos hasta nuestro último suspiro”.


ÍCONO DE BUENAS PRÁCTICAS

PARA EMPRESAS BERN, LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPEZÓ EN CASA, CON EL COMPROMISO HACIA SUS COLABORADORES. COMO ENTIDAD RESPONSABLE, CERRARON OPERACIONES DE FORMA PREVENTIVA INCLUSO ANTES DE QUE EL GOBIERNO LO ORDENARA, SIEMPRE PREOCUPADOS POR SU SALUD Y BIENESTAR EN ESTA PANDEMIA.

A principios de la pandemia por el coronavirus, Empresas Bern ya estudiaba cómo salvaguardar y apoyar a sus colaboradores, preocupándose de su salud y bienestar durante estos tiempos inciertos. Durante el confinamiento, se hizo seguimiento a todos los colaboradores para conocer su situación de salud y familiar y los mantuvieron informados sobre temas relevantes de la organización, según afirma Isabella Ford, Coordinadora de RSE de Empresas Bern.

HOTELES HOSPITAL

Desde que empezó la pandemia, Bern Hotels and Resorts puso sus recursos hoteleros a disposición del Gobierno para apoyar en los esfuerzos contra el COVID-19, con la donación del uso de las instalaciones de dos de sus hoteles. Una de ellas sigue siendo utilizada como hotel hospital, en coordinación con el Ministerio de Salud (MINSA). Otro hotel fue donado por varios meses para el uso de los médicos y enfermeras en primera línea de batalla para que pudieran descansar tranquilos, sin exponer a sus familias durante el periodo más crítico de la pandemia. Además, pusieron a disposición del MINSA varias de las propiedades del grupo para uso como cuarteles para que los policías que trabajaron durante la crisis sanitaria pudieran descansar de una forma segura.

A NIVEL INTERNO

○ Otorgaron un bono solidario a todos los colaboradores de las empresas y al personal contagiado con COVID-19 se le hizo seguimiento y un oxímetro.

○ Se les entregó bolsas de comida y artículos personales a todos los colaboradores que se encontraban suspendidos a causa de la pandemia.

○ Capacitaron a su personal con el Programa “Desde casa con BHR” (Bern Hotel & Resort), con el objetivo de ofrecer a los colaboradores cada mes actividades, talleres y entrenamiento en temas extracurriculares.

○ Realizaron una feria virtual para incentivar y promover el emprendimiento en nuestros colaboradores donde dieron a conocer los diferentes productos y servicios que desarrollaron durante pandemia.

○ Se desarrolló un Webinar para ejecutivos y supervisores sobre medidas de higiene y desarrollo de comité de bioseguridad, manejo psicológico en tiempo de crisis y manejo de finanzas personales.

○ Recolectaron libros para las personas hospedadas en los hoteles-hospitales del grupo.

Isabella Ford aconseja a otras empresas a ser más “positivos y proactivos que nunca”. Poco a poco han ido abriendo sus empresas e incorporando a sus colaboradores a sus asignaciones. “Tenemos que adaptarnos a una nueva realidad, pero confiamos en que esto nos hará más fuertes y perseverantes. Nosotros siempre hemos creído que Panamá cada día vale más y lo seguimos creyendo”.

“Como empresa, somos conscientes de lo difícil que es para nuestros colaboradores, ya que ha habido una afectación fuerte económicamente y en la salud de la comunidad, y hemos ayudado en lo que hemos podido, confiados en que será una situación pasajera, de la que saldremos fortalecidos”.