LA RECIÉN APROBADA LEY DE LEASING ES UN EMPUJE PARA EL CRECIMIENTO DEL SECTOR INMOBILIARIO PARA EJERCER EL NEGOCIO DEL ARRENDAMIENTO FINANCIERO.

Buenas noticias para el sector inmobiliario. El Presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, sancionó la Ley No. 179 de 16 de noviembre de 2020, conocida como Leasing Inmobiliario, que regula la actividad de arrendamiento financiero de bienes inmuebles y dicta otras disposiciones.

El Ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MIVIOT), Rogelio Paredes, mencionó que dicha ley abre un abanico de posibilidades para que las parejas jóvenes, al alquilar una vivienda o apartamento, tengan la opción a compra del bien inmueble.

El instrumento financiero incorpora un paquete de incentivos que busca hacer atractivo al sector financiero e inversionista en lo relacionado con ciertas operaciones como la exoneración del pago de impuesto de inmuebles a la primera operación de compra venta.

El documento establece que el arrendamiento financiero de bienes inmuebles podrá recaer en adición de viviendas y apartamentos, sobre locales comerciales, industriales, incluyendo galeras y espacios de oficinas.

Asimismo, incluye entre otros aspectos legales y financieros la exoneración del pago del Impuesto de Transferencia de Bien Inmuebles y Similares (ITBMS) y el Fondo Especial de Compensación de Intereses (FECI) en algunas transacciones.

REGLAMENTACIÓN

“Es un proyecto que se viene trabajando desde hace varios años por medio de la Alianza Intergremial de la Construcción y vemos con buenos ojos que el Gobierno le haya dado curso a esta, toca ahora trabajar en la reglamentación”, explica Frank Morrice, Presidente de la Asociación Panameña de Corredores de Bienes Raíces (ACOBIR).

“Es un nuevo vehículo a considerar para cuando una persona o empresa está evaluando adquirir un inmueble, entre más opciones haya será mejor para el mercado”. Según el directivo, ahora hay que trabajar en la reglamentación y estructurar que esta figura de financiamiento sea aplicable en la práctica, ya esto se da en países como Colombia y España, “pero seguro habrá un proceso de aprendizaje para que sea aceptable en el mercado”.

La Superintendencia de Bancos será el ente a cargo de regular y supervisar a las empresas y promotoras autorizadas para ejercer el negocio de arrendamiento financiero de bienes inmuebles, de acuerdo con lo establecido en la sancionada ley y su reglamentación.

También deberá fijar los criterios y reglas para la clasificación de los activos de riesgos, constitución de reserva de cobertura de riesgo, las reglas que deberán seguir en su contabilidad y demás componentes vinculados a la debida gestión de los distintos riesgos asociados a la actividad de arrendamiento financiero de bienes inmuebles.

La norma sancionada, de igual forma, contempla que los arrendadores financieros y arrendatarios pueden deducir como gastos para el pago del impuesto sobre la renta parte de los alquileres pagados y el ciento por ciento (100%) de los intereses que sobre estos se acusen, entre otros beneficios.

El documento legal cuenta con siete capítulos que contemplan los aspectos legales, disposiciones, normas técnicas, regulación, reglamentación y aplicación, así como incentivos para el sector inmobiliario, arrendadores financieros y arrendatarios.

“Es un nuevo vehículo a considerar para cuando una persona o empresa está evaluando adquirir un inmueble, entre más opciones haya será mejor para el mercado”, Frank Morrice, Presidente de ACOBIR.


ESPECIALES  | IMPULSO ECONÓMICO