Así como sus inicios en el mundo de los avalúos, y cómo logró desde cero, a través de voluntad, tenacidad y deseos el haber alcanzado su meta, Herron destacó la importancia de la familia

Para el ingeniero William Herron, la familia es y ha sido siempre su “faro de luz”. Mejor conocido como “Don Billy”, de manera atenta, nos abrió las puertas de su casa y sentimos una atmósfera relajante al entrar.

Las paredes del recibidor y la sala cuentan historias por sí mismas. Fotografías familiares, junto a su esposa Marta Méndez de Herron y sus tres hijos William, Verónica y Stephanie, saltan por cada esquina. Así mismo, se reparten por toda la casa, imágenes de sus siete nietos en cada etapa de sus vidas.

“Ellos son lo más grande que hay…”, dice con un gran suspiro y una voz entrecortada. Mientras ojeamos algunos álbumes familiares, de viajes realizados a diversos puntos del planeta, se destacan muchos lugares paradisiacos. Machu Pichu en Perú, Boston, Snowmass en Aspen, Colorado, entre otros destinos. Viajar es de una de sus principales actividades familiares favoritas, en donde cada sitio es una relajante reconexión.

Perseverante y sensible, tiene buen sentido del humor, amor por la vida y gran pasión por la música. Durante nuestra visita, a la que nos acompañaron sus hijos William III y Verónica, pudimos disfrutar parte de un repertorio de The Doors, interpretado en guitarra por su hijo a dúo con don Billy, quien cantó “Light my fire”.GENTE PORTADA  | William Herron

EXPERIENCIA COMO INGENIERO
Firme en cada una de sus respuestas, nos confiesa que siempre sintió el llamado para estudiar ingeniería. Sin embargo, se inclinaba más por la química, pero durante el primer año de curso, descubrió que aunque le gustaba la teoría, no tenía la paciencia para la práctica en los laboratorios. “Considerando los pocos profesionales en ingeniería mecánica que había en el país, decidí seguir esta carrera”.

Su experiencia profesional, en gran medida, se concentró en empresas de maquinarias y equipo pesado, así como diseñaba en forma independientes planos de aire acondicionado y refrigeración.

Por esta formación profesional y su experiencia en la industria, ocasionalmente era contratado por empresas aseguradoras como consultor para dar opiniones sobre las condiciones y/o comprobar los daños que sufrían algunos equipos que estaban interesados en financiar o asegurar, labor que realizaba fines de semana, fuera de horas de oficina.

Su conocimiento en el mercado de equipos de construcción, lo llevó a ser Gerente General de Ventas para Latinoamérica, de una multinacional inglesa de equipo de construcción, cuya fábrica estaba en Canadá. Sin embargo, para realizar esta labor debía viajar 25% del tiempo.

Como consecuencia de la caída en el mercado latinoamericano, ese 25% se convirtió en 50% y fue aumentando. Ante ello, aun cuando resultó una extraordinaria oportunidad, se encontró muy insatisfecho, pues con dos niños pequeños, se ausentaba mucho de casa.

La decisión de retirarse de la empresa, a pesar de los excelentes beneficios que ofrecía, se dio por un atraso en un vuelo y no pudo estar presente cuando su hijo William cumplió tres años. “Descubrí que hay cosas más importantes en la vida y no hay dinero suficiente que pueda pagar por eso, pues en ese momento resultó que era solo un cumpleaños… quién sabe que más me hubiese podido perder después”.

“Por eso me exigí y aún me exijo dar lo mejor al 100% a mi familia y lo que se merecen”. No obstante, considera que en ocasiones se pierde el norte y se tiende a confundir las prioridades por lo que siempre hay que tener esto muy presente.GENTE PORTADA  | William Herron

MUNDO DE AVALÚOS
En la actualidad lidera Panamericana de Avalúos de Panamá, compañía que fundó en 1982, en donde ejerce como Presidente y CEO.

Es un experto avaluador, tanto de bien inmueble como equipos y maquinarias y cuenta con más de 40 años de experiencia práctica. La compañía surge ante lo que él consideraba era una necesidad que para los servicios que prestaba existía en el mercado y la industria moderna requería.

Destaca que se siente sumamente orgulloso del equipo de trabajo que han logrado formar, “contando con colaboradores muy profesionales y dedicados, absolutamente identificados con nuestros valores y principios”.

El Ing. Herron regularmente dicta cursos y seminarios sobre las técnicas de la valuación en el mercado local, en la Asociación Bancaria, Cámara de Comercio Industrias y Agricultura de Panamá, la Contraloría General de la República, el Ministerio de Economía y Finanzas y Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), un sinnúmero de bancos, entre otros.

EMPRENDER EN ESTE TIEMPO
Para quienes desean abrir su propio negocio y tener éxito, aconseja que la clave es “la entrega y dedicación, siempre de forma responsable y comprometida”. A su criterio, es imperativo, para alcanzar una meta, enfocarse, aunque en el camino probablemente uno se desvíe, “no hay que dejar que eso te detenga”.

Es importante encontrar de vuelta el camino y continuarlo con determinación. “Siempre he pensado que es muy triste y frustrante llegar a viejo y sentir que, teniendo la oportunidad, la desaprovechaste, al no haberte atrevido a hacer lo que te hubiera gustado”.

También destaca, que el apoyo familiar es valioso en cualquier etapa de la planificación de un negocio. “El total e incondicional apoyo que me dio mi esposa Marta, cuando tomé la decisión de abrirme paso de forma independiente, fue y ha sido un factor determinante en haber logrado lo que orgullosamente hoy tenemos”.GENTE PORTADA  | William Herron

VALORES FAMILIARES
Don Billy creció con su madre y abuela en la provincia de Colón, quienes le enseñaron tanto a él, como a su hermano menor, a tener a Dios siempre presente y valorar lo que tenían, basados en principios éticos y morales. Les mostraron el respeto hacia los demás y valorar a las amistades, “pues ellos probablemente serían los que te acompañarían gran parte de tu vida lo que en efecto así ha sido”.

De estos valores, ha procurado transmitirles a sus hijos los principios éticos, morales y conciencia social, “dándole la mano al más necesitado, estar conscientes de lo que Dios nos ha permitido tener, manteniendo presente que, aun cuando unos puedan tener más que otros, todos somos iguales”.GENTE PORTADA  | William Herron

WILLIAM HERRON MÉNDEZ
El hijo mayor de don Billy es músico de profesión, quien es padre de Fabiana e Ian. “Mi papá siempre ha estado allí… no recuerdo que haya faltado en algún momento importante”.

Una de las cualidades con la que lo describe es “excelente consejero y le encanta ayudar al prójimo”. Afirma que se destaca por ser amoroso, correcto y que siempre ha abogado por la verdad. “No tolera la mentira ni la mediocridad.

Soy absolutamente privilegiado y he tenido mucha suerte de tenerlo como padre”. El compromiso con la familia y trabajo, la lucha por conseguir lo que uno quiere de manera correcta, son grandes fortalezas adquiridas.

También aprendió valores importantes como la honestidad, el amor por el trabajo y cuidar la reputación empresarial y mantener una buena credibilidad. Lo que más admira de su padre es su “integridad, valores y recorrido intachable”.GENTE PORTADA  | William Herron

VERÓNICA HERRON DE MORA
La segunda hija de William es la ingeniera Verónica, quien es madre de Santiago, Nicolás y Daniel. Trabaja junto a su padre en la compañía, a quien describe como “una persona muy divertida, amorosa, impaciente y muy sensible, que me ha enseñado que la familia es lo más importante”.

Además, destaca la humildad, honradez, dar el 100% y hacer las cosas bien en todo momento, valores que procura transmitirle a sus hijos. Como profesional, considera que su padre es un hombre “dedicado, exigente, perfeccionista y justo”. Al trabajar a su lado, aprende mucho cada día, “lo pude ver como papá y como jefe, dos cosas diferentes, y sobre todo, aprendí a dividir la casa del trabajo”.

Nos comparte que una de las actividades que más disfruta, es viajar junto a su padre y familia, actividad que procuran hacer año tras año. Recuerda que su niñez fue muy feliz. “Mi papá, aunque muy estricto, siempre fue consentidor, al final siempre me salía con la mía”.GENTE PORTADA  | William Herron

STEPHANIE HERRON RICE
Su hija más pequeña vive en Estados Unidos y es madre de Sophia y Teddy. Aunque no pudo estar presente en la sesión de fotos, compartió con nosotros algunas palabras. Lo describe como “súper carismático, familiar e inteligente, es un hombre de bien”. Cuando le preguntan en la calle, si es su hija, le llena de orgullo decir que sí.

“Me enseñó a trabajar duro y ser amable y a tratar a todas las personas con respeto y humildad”. Afirma que desea que sus hijos también crezcan con las mismas cualidades, sabiendo que cuentan con ella, en las buenas y en las malas, siempre advirtiéndoles de las posibles repercusiones de sus acciones.GENTE PORTADA  | William Herron

AMOR Y COMUNICACIÓN
El ingeniero destaca que tiene una muy buena comunicación con cada uno de sus hijos. “Me siento muy orgulloso de ellos”. Al respecto con sus nietos, trata de disfrutarlos al máximo. “Si hubiese sabido la dicha y felicidad que traen los nietos, los hubiera tenido primero… pues ahora los puedo disfrutar a plenitud por el tiempo que ellos me lo permitan… hasta que quieran volver a sus juegos electrónicos”, cuenta entre risas.

Su mensaje para el Día del Padre, es que a pesar que las circunstancias de cada persona sean diferentes, “hay que tratar de trabajar para vivir y no de vivir para trabajar”.

Considera que periódicamente hay que hacer un alto en la vida, analizar en dónde estamos y “en la medida de lo posible, definir lo que quieres para ti y en especial para tu familia”.


5 CLAVES PARA EL ÉXITO

1. Definir con claridad la meta y ruta.
2. Perseverancia.
3. Tener siempre presente los principios.
4. Apoyo familiar.
5. Buscar siempre la excelencia.