La dieta alcalina es cada día más famosa por mejorar ciertas enfermedades, pero ¿Qué hace realmente en nuestro organismo? 

Primero debemos saber que consiste sistema de alimentación basado en el consumo de alimentos que contengan alta alcalinidad, es decir, principalmente hojas verdes crudas y alimentos bajos en grasas y con bajo contenido de azúcar, que ayuden a lograr que el pH del organismo tenga un nivel de 7,4, es decir, muy próximo al neutro, de acuerdo a una escala de 0 a 14 (bajo 7 es ácido; 7 es neutro y sobre 7 es alcalino). 

La dieta alcalina es desintoxicante, ya que promueve tomar muchas frutas y verduras lo que ayuda a depurar el organismo; mejorar los hábitos porque mientras que otras dietas se centran en la alimentación, esta hace hincapié́ en las horas de sueño y niveles de estrés, mejorando el estilo de vida de varias maneras.

Muchas personas aseguran sentir mejoras en enfermedades crónicas, y además, es perfecta para adelgazar, pues excluye el azúcar y las harinas refinadas.

Los alimentos alcalinos 

Este tipo de dieta debe organizarse en etapas. En la primera (4 o 5 días) no debe consumirse ninguna proteína animal (ni carnes, ni huevos, ni lácteos). Durante la segunda, y definitiva, se retoma la proteína animal, pero acotada a un 20 por ciento del consumo.

Las verduras más alcalinas son las de hojas verdes como la rúcula, acelga, espinaca y lechuga, entre más oscura mejor, debido a su contenido de clorofila , que deben consumirse de preferencia crudas.

Otras a considerar son la zanahoria, el repollo, los champiñones, el pepino, el pimentón, el apio, la palta y el tomate

Se deben tomar en cuenta las semillas de calabaza y de girasol, almendras y avellanas, así como las lentejas y garbanzo.

Otra opción son las frutas como la naranja. Mientras que en cuanto a los cereales, se debe consumir arroz integral y quínoa.