Nació con el impulso de crear y dibujar. Los colores y sus combinaciones la atraían como un imán, es por eso que el arte se convirtió en una vía de expresión infalible, que le permitió plasmar su mundo interior desde un recorrido por la imaginación y el color.

A primera vista, el escenario es perfecto. Se respira arte, naturaleza y paz. Es aquí donde la inspiración de Vanessa De la Guardia se transforma, dando como resultado piezas de ingenio que ya cruzaron las fronteras.

Para ella, su hogar es el epicentro donde todo ocurre, toma forma y cambia el panorama completo de un cuadro sin vida ni color. Algunas piezas, de colecciones pasadas, cuelgan como fieles protagonistas de una etapa
superada como artista.GENTE MUJER DE HOY  | Vanessa De La Guardia“Antes dibujaba y pintaba rostros en muchos colores, pero terminé haciendo una serie de retratos titulada “Mujeres Monocromáticas”.Luego se dio la serie “Agua”, donde pintaba el mar, su transparencia, reflejos y movimiento”, destaca De la Guardia. 

A partir de este momento, ella descubrió el mundo que la hacía sentir viva, donde el pincel y las pinturas daban forma a sus sentimientos y emociones.

“Bosque Encantado” fue una colección de árboles con colores imaginarios como los azules y turquesas, reflejados en el agua serena y extensa. “Esa serie se trataba de la magia que la naturaleza es y representa para mí”, enfatizó.

De la madre tierra, su enfoque dio un giro a otra dimensión. “Cosmic” hace un recorrido a través del espacio, la astronomía, galaxias y el mundo de las posibilidades y todo aquello que no podemos ver.

PROPUESTA

Esta última serie en acrílicos, es un viaje espacial a través de profundos universos. Un vistazo a lo intangible, más allá de lo que vemos y es posible percibir con nuestros ojos. Donde residen las preguntas, ideas, el potencial, los sueños y la energía de la creación misma.

“Estoy muy agradecida por la oportunidad que me ofreció Brick Lane Gallery para exponer mis obras en Londres. Fue una experiencia maravillosa”, dijo Vanessa.GENTE MUJER DE HOY  | Vanessa De La GuardiaComo artista, reconoce que esta exposición en Londres le abrió nuevas posibilidades en Europa y el mundo. Continua creando, sorprendiendo y reinventándose continuamente… “crear algo que no existía y liberar cualquier sentimiento o situación que pueda estar en mi interior, a través de crear arte con mis manos, me satisface completamente”, mencionó.

Vanessa es toda una conocedora de los lienzos, técnicas y facetas que lleva una pintura hasta su finalización. Ella inició esta carrera alrededor del año 2002.

“Mientras estaba en la universidad, formándome en el arte de la escultura, empecé lo que fue mi recorrido por el diseño de joyas con mi propia línea llamada “Joyería Devané”, creando pequeñas esculturas con mis manos. Al mismo tiempo pintaba y mandaba obras a Galería Habitante, recinto que me representa en Panamá”, añadió.

Vanessa y el arte ¿cómo se conjugan?

“Antes de pintar, suelo pararme frente al lienzo en blanco, respirar y hacer preguntas.

Literalmente me conecto con la energía de lo que voy a crear y le pregunto, ¿qué quieres ser y expresar? ¿cómo quieres que te pinte? ¿en qué colores quieres transmitir ese sentir? Hasta que sienta que he recibido una respuesta y energía, entonces permito que el pincel se mueva al ritmo de esa respuesta”.GENTE MUJER DE HOY  | Vanessa De La GuardiaLlegar a ese punto requiere de algo más que arte ¿cómo logras ese resultado?

“Soy artista plástica, terapeuta y capacitadora internacional de las terapias de Access Bars, tallerista y creadora del Taller de Arte Energético, amante de la naturaleza, madre y soñadora.

Busco siempre nutrir mi ser de otros conocimientos que me permitan representar esa conexión para obtener un gran resultado”.