Científicos de las universidades Technion, Ben-Gurion y Bar Ilan, informaron que trabajan en un proyecto para restaurar los arrecifes de coral de todo el mundo, a través de un modelo de impresión 3D que permite crear estructuras artificiales, según una investigación publicada por las universidades involucradas y recogida en el portal Israel Noticias.

La investigación, que ya ha dado resultados notables, es un paso para luchar contra la continua degradación de los sistemas de arrecifes coralinos del mundo. Sus responsables confían en que esto permitirá reconstruir la diversidad del ecosistema subacuático que rodea estas formaciones.

La preocupación de los científicos es real. Más del 30% de la Gran Barrera de Coral, que es el sistema de arrecifes más grande del mundo, se destruyó como consecuencia de las olas de calor ocurridas en los años 2016 y 2017. Esto trajo como consecuencia una elevación en las temperaturas del agua.

Según las estimaciones, si la temperatura de la Tierra continúa subiendo, se perderán los arrecifes de coral del planeta y al ser utilizados como criaderos de peces, millones de estas especies, que sirven para alimentar a más de 100,000 de personas al año, desaparecerán. Las impresiones en 3D, creadas por los científicos israelíes, imitan las formas naturales que atraen a los peces y estos, a su vez, las utilizan como viveros.

Cabe destacar que los materiales utilizados para crear corales en 3D no son contaminantes. Se utiliza ácido polimaláctico, plástico biodegradable y bioactivos biodegradables de maíz y otros materiales naturales, para diseñar columnas que luego se instalan en el agua.

Los resultados del estudio aún están siendo procesados, pero los académicos a cargo aseguran que peces y otros invertebrados han encontrado en los arrecifes en 3D un “hogar” donde reproducirse. De momento, han sido instalados 20 sitios de este tipo en el Mar Rojo.