Compartir
ENTRETENIMIENTO Uncategorized  | 6 reglas de oro para emprendedores con éxitoENTRETENIMIENTO Uncategorized  | 6 reglas de oro para emprendedores con éxitoENTRETENIMIENTO Uncategorized  | 6 reglas de oro para emprendedores con éxitoENTRETENIMIENTO Uncategorized  | 6 reglas de oro para emprendedores con éxitoENTRETENIMIENTO Uncategorized  | 6 reglas de oro para emprendedores con éxitoENTRETENIMIENTO Uncategorized  | 6 reglas de oro para emprendedores con éxito
6 reglas de oro para emprendedores con éxito
Rate this post

Comenzar tu propio negocio puede cambiarte la vida para siempre. Puede liberarte de un aburrido e insatisfactorio trabajo y brindarte la flexibilidad para trabajar desde casa, una oficina o un espacio de coworking.

Ser un emprendedor te permite establecer tu propio horario, elegir a tu personal y alcanzar la carrera de tus sueños. Si lo haces bien, esto también significa ganar más dinero y divertirte al mismo tiempo.

Pero iniciar un negocio no es tarea fácil. Se necesita coraje, energía y determinación. Sé honesto contigo mismo: ¿Tienes el coraje para superar un sinfín de obstáculos?, ¿tienes la energía para perseverar tanto en los buenos como en los malos momentos?, ¿tienes la determinación para seguir a largo plazo? Si es así, entonces prepárate para comenzar la aventura de tu vida, en la que aprenderás a aprovechar los recursos internos que no sabías que tenías, obtendrás una sensación de plenitud y satisfacción como nunca antes, y lo mejor de todo, una vez que te conviertas en empresario, nunca más tendrás que trabajar para otra persona.

Así qué, ¿qué se necesita para iniciar un negocio? Si sigues estos pasos puedes hacer que tu viaje de negocios sea una experiencia verdaderamente satisfactoria.

1. Comprométete con un negocio

Las personas que crean empresas exitosas lo hacen de una en una. Es necesario que estés totalmente comprometido con tu gran idea, porque el espíritu emprendedor no tiene que ver con la última moda, sino con comprometerte con algo que te absorberá gran parte de tu tiempo, y posiblemente, dinero. Así que elige tu negocio con prudencia y haz un plan para dedicarte a tiempo completo a alcanzar el éxito.

2. Conoce la industria

La experiencia se obtiene trabajando para alguien más. Por lo tanto, si deseas abrir un restaurante, asegúrate de trabajar en uno antes de emprender; al igual que si deseas iniciar una empresa de marketing, necesitas experiencia en esa industria.

Pero también hay que cavar profundo e investigar sobre el sector en el que se desarrolla tu negocio. Y hacerlo hoy en día es más fácil que nunca, porque puedes aprender muchísimo en línea, a través de páginas relacionadas con la industria, blogs, ebooks e incluso los sitios web de tus competidores.

Asegúrate de unirte y participar en grupos de LinkedIn, Facebook u otras redes sociales para mantenerte informado.

3. Únete a las organizaciones correctas

Para alcanzar el éxito es fundamental que te unas a organizaciones profesionales en tu campo u organizaciones de apoyo a emprendedores y startups a través de la creación de redes y programas educativos. Asimismo, tampoco te olvides de asistir a conferencias y seminarios.

Hay decenas de opciones y esto puede ser muy abrumador, por lo que te aconsejo saber elegir. Para ello, investiga un poco y únete a las dos o tres organizaciones que creas que son las mejores opciones para ti.

Recuerda que al asistir a conferencias informativas y talleres puedes hacer contactos y conocer gente que puede ayudarte en tu viaje empresarial.

4. Crea un plan de negocios

Lo más probable es que utilices tus propios fondos, tarjetas de crédito o pidas dinero prestado a familiares o amigos para lanzar tu negocio. A menos que estés buscando acceder a un capital de riesgo o encontrar un inversionista angel, probablemente no sea necesario elaborar un plan de negocios profundo para poner en marcha tu empresa; sin embargo, sí necesitas un plano de negocio (Business Blueprint).  Este es un documento  de tres o cuatro páginas que sirve como guía personal para orientarte en el futuro. Como sugerencia, puedes incluir estos factores:

  • Una descripción clara de lo que la empresa hace y a quién sirve.
  • Una descripción de cómo se ejecutarán las labores diarias en la empresa.
  • Una lista de tus responsabilidades.
  • Una lista de las tareas que tú vas a hacer y también las otras personas involucradas.
  • Una estimación de lo que costaría la gestión de la empresa para el primer año.
  • Una estimación de los gastos y la forma cómo serán cubiertos, ya sea a través de ventas o de alguna otra fuente de ingresos.

5. No puedes hacerlo solo. Crea un equipo de trabajo

Uno de los mayores mitos acerca de cómo iniciar un negocio es pensar que la persona debe hacerlo solo. Lo cierto es que no se puede crear un gran negocio sin ayuda, por lo tanto, en tu plano de negocios deberá haber congruencia entre las labores de tres equipos: asesores profesionales, una “junta directiva” informal y tu propio personal.

Los asesores profesionales son las personas que te ayudarán en los aspectos básicos para iniciar un negocio, como por ejemplo qué tipo de cobertura de seguros obtener o si debes trabajar en una oficina, en el hogar, en una incubadora, etcétera. Estos profesionales incluyen un contador, un agente de seguros, un abogado y posiblemente un corredor de bienes raíces.

Asegúrate de recibir recomendaciones de otros propietarios de pequeñas empresas antes de contratar a cualquier experto.

Una junta directiva informal es un grupo de asesores no pagados -a menudo compuesto por colegas involucrados en el área de negocios o conocidos con experiencia- que te ayudarán a tomar buenas decisiones. No tengas vergüenza al pedir asesoramiento, pues te sorprenderá cómo muchas personas están dispuestas a ayudarte, si se lo pides.

Procura reunirte con este grupo al menos cuatro veces al año.

Por último, tu personal es el equipo que trabajará contigo sobre una base diaria para ayudarte a construir el negocio. Si no estás listo para contratar empleados a tiempo completo, piensa en la posibilidad de buscar estudiantes universitarios como pasantes o empleados a tiempo parcial.

No cometas el error de tratar de hacer todo el trabajo tu mismo, al contrario, céntrate en las actividades que te generarán un mayor rendimiento. Tu negocio crecerá mucho más rápido si aprendes a delegar.

6. Cuídate y sé curioso

“Tómate un descanso” se ha convertido en un mantra para mí. Es fundamental tomarte un tiempo lejos del trabajo.

Asegúrate de socializar con tu familia, tus amigos y tener vacaciones, ya que es imposible tomar decisiones sabias cuando estás siendo consumido por tu propio trabajo. Alejarte te ayudará a ver tu negocio de una manera más clara y hará que tengas una vida más interesante y divertida.
Comenzar un negocio es una aventura, no dejes que se convierta en una monotonía.

Fuente: en inglés en Entrepreneur. Copyright 2016.