EL MODELO DE TURISMO DE BAJO IMPACTO ADOPTADO POR PANAMÁ DESDE HACE MÁS DE UNA DÉCADA EMPIEZA A COLOCAR AL PAÍS COMO UN EJEMPLO REGIONAL, CAPAZ DE GESTIONAR SUS RECURSOS NATURALES Y CULTURALES DE FORMA RESPONSABLE A FAVOR DE SUS HABITANTES.

La demanda de experiencias por parte de nuevos públicos aumenta día a día y Panamá no escapa a la tendencia de reinventarse y adoptar estándares a fin de mantener el equilibrio de sus recursos e identidad.

Los densos bosques tropicales, las idílicas playas de aguas cristalinas y el acervo patrimonial son solo un ápice del gran abanico de productos turísticos que concentra el Istmo, que ahora fija su mirada, desde una óptica sostenible, en impulsar otros, como los negocios de convenciones y reuniones, los deportes de aventura y el agroturismo.

Diversificar la oferta y continuar una expansión de forma sustentable es un reto. Por ello, la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) ejecuta desde hace 13 años el Plan Maestro de Turismo Sostenible (PMTS) para cumplir objetivos como minimizar el impacto medioambiental, respetar la autenticidad sociocultural y asegurar actividades que generen un impacto económico a largo plazo.

Este proyecto que empieza a tomar fuerza ha servido para elevar el nivel turístico del país frente a otros de Latinoamérica, como Costa Rica, Colombia y Argentina, grandes rivales que dan un valor enriquecedor a la palabra sostenible y que ahora ven crecer el número de sus visitantes.

Panamá, con más de cuatro millones de habitantes, no se quiere quedar atrás, y es que el turismo es uno de los principales motores para la economía, dado que llega a representar cerca del 10% del producto interno bruto (PIB).

El optimismo y la ilusión para la conocida “industria sin chimeneas” local se hacen presentes con un recién creado Fondo de Promoción Turística (PROMTUR) y un Gabinete Turístico, que inician su andar como ejes integrales en la transformación del turismo, ya no tradicional, sino en el que el viajero se compromete a proteger el lugar, su cultura y a su gente. 

Con esas herramientas, parece surgir una mirada más real, comprometida y cercana a un movimiento mundial, que más que un boom, es el modelo ideal por seguir.

SITUAR A PANAMÁ EN EL MAPA
Este territorio de 75,000 kilómetros cuadrados bañados por las pristinas y cálidas aguas del Caribe y el Pacífico tiene muchos secretos paradisíacos por descubrir, sin embargo, su promoción requiere de una fuerte campaña de difusión.

Liriola Pittí, Presidenta de PROMTUR, señala que actualmente se trabaja con el sector privado en una estrategia de mercadeo para dar mayor visibilidad a las riquezas y patrimonios que tiene el destino istmeño.

“Entre más conocedor y educado es el cliente, mejor se aprecia el valor del producto turístico sostenible, cualquiera que sea”, destaca.

Pittí agrega que campañas con aerolíneas y navieras facilitan un mayor intercambio y flujo de visitantes. Tal es el caso de “Panamá Stopover” (Panamá Escala), que busca que viajeros que transiten por el Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal nodo de las Américas, incluyan en su itinerario una parada extendida en el país de hasta siete días al momento de comprar el boleto, sin costo adicional en la tarifa aérea.

Este tipo de acciones reflejan disposición para aliviar la tajante caída de la industria turística, al contar con el apoyo del Gobierno panameño y el sector privado. Para remarcar ese impulso, recientemente Panamá participó en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) en Madrid con la finalidad de vender el destino y nuevos atractivos.

Y así lo hizo, logró alzarse con tres distinciones, la primera por el PMTS con el galardón “Destino Sostenible” otorgado por el Grupo Excelencias. A su vez, se destacó que la gastronomía del país está emergiendo con conceptos creativos.

Y es que Javier Alvarado, un joven de 15 años, ganó el Premio a la Excelencia Gourmet por su emprendimiento de jugos naturales y nutritivos, al cual llama Fresh Co. Un esfuerzo destacable al competir con otros 800 jóvenes de diferentes países.

Por último, la Orden del Camino de Santiago distinguió al Ministro de Turismo, Iván Eskildsen, por sus méritos personales y profesionales con la Medalla de Oro.

CONSERVACIÓN Y PROGRESO
El Parque Nacional Volcán Barú, el Parque Internacional La Amistad en Chiriquí; el Parque Nacional Marino Isla Bastimentos, ubicado en el archipiélago de Bocas del Toro; el Casco Viejo de la Ciudad de Panamá y el Conjunto Monumental de Panamá Viejo, ambos declarados como Patrimonios de la Humanidad por la Unesco, son destinos que han adoptado cambios sostenibles.

Un ejemplo es el estandarte turístico del país, el Canal de Panamá, que en 2016 se amplió con un tercer juego de esclusas para permitir el paso de los buques Neopanamax y que hoy maneja medidas sostenibles para garantizar el recurso hídrico.

Mientras que otros, como los distritos de Pedasí y Tonosí, ubicados en la región central del país, han incluido planes para la rehabilitación de sus infraestructuras públicas y carreteras con el propósito de dotar de mayor accesibilidad a esta región caracterizada por sus playas, áreas marinas y su tradiciones folclóricas.

Es así que el desarrollo sostenible dejó atrás ese aspecto que solo velaba por proteger los elementos naturales y ahora abre espacios a otros conceptos elementales para el ser humano.

“Lo más probable es que mercados exclusivos como Estados, Unidos, Canadá y países de Europa con los que tenemos conexión aérea son lugares cuyo turismo presenta medidas de cuidado del medioambiente, inclusión, tema de género o etnia; para los viajeros de esos destinos también es importante que esos conceptos se desarrollen aquí”, apunta la presidenta del PROMTUR.

ESPECIALES  | TURISMO SOSTENIBLE HACIA UN DESTINO EFICIENTE

La actividad pesquera que gestiona de forma responsable sus recursos hidrológicos y biodiversidad puede atraer a turistas amantes de la pesca.

*Panamá fue reconocida como “destino turístico para visitar en 2019” por la prestigiosa revista Vogue y el periódico The New York Times, y la guía de viajes Lonely Planet la eligió como “el cuarto mejor país para visitar”. Esto por su biodiversidad, sus paradísiacas playas, su cultura indígena y su canal interoceánico. Los grandes rascacielos, el Museo de la Biodiversidad construido por el arquitecto canadiense Frank Gehry y los parques nacionales en el corazón de la ciudad la han vuelto un referente en el mapa de los viajeros.

 

ACTUALIZAR EL TURISMO
Recorrer el famoso “Circuito del Café” en las Tierras Altas de Chiriquí y poder tomar una taza del fino grano Geisha, conocido por ser una de las variedades más exclusivas a nivel mundial, es una de las experiencias panameñas que empiezan a ganar auge en las agendas de los viajeros que buscan conocer un producto sostenible diferenciado.

Pero colocar un producto con un impacto similar depende de fortalecer los actuales. Joyas como las fortificaciones españolas de Portobelo en el Caribe, así como los siete pueblos indígenas (Emberá, Wounaan, Guna, Ngäbe, Buglé, Naso y Bri-Bri) se verían beneficiadas con una mejor actualización del PMTS.
Dicho documento, que fue lanzado en 2007 por el Instituto Panameño de Turismo, hoy ATP, se encuentra en una fase de actualización, con la que se pretende dar mayor visibilidad a destinos del interior y otras propuestas.

El encargado de dar una nueva cara al texto es el español Augusto Huéscar, consultor de la Organización Mundial del Turismo (OMT), quien anteriormente actualizó los Planes de Turismo de Nicaragua, Paraguay, Georgia, Nepal, Marruecos y Rusia. Una vez concluido el documento, tendrá una vigencia de cinco años, es decir, que en el 2025 será necesario hacer otra revisión de la hoja turística del país.

En un análisis preliminar, Huéscar determinó que el Plan Maestro se llegó a ejecutar en un 60% y que factores como la burocracia, falta de fondos y carencia de una estrategia de Estado afectaron los objetivos y plazos en los que debía estar listo.

Si se avanza con premura, el actualizado escrito se prevé que esté listo en mayo, con lineamientos de cómo mejorar la imagen del sector público, identificar y superar cuellos de botella regionales e impulsar la descentralización.

 

SELLO SOSTENIBLE
La estandarización de entornos controlados ha sido otro esfuerzo de Panamá para mejorar de manera voluntaria las empresas que deseen incrementar la competitividad de sus productos y servicios.

Existe una Certificación de Turismo Sostenible desarrollada por el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) y el Ministerio de Ambiente que es aplicable a locales como hospedaje público turístico, sitios de alimentación, operadores turísticos receptivos y especializados, guías turísticos, transporte marítimo y terrestre y grupos comunitarios que desarrollen actividades turísticas.

Hasta el 2019, unas 17 empresas, ubicadas en Chiriquí, Veraguas, Herrera, Los Santos, Bocas del Toro, Colón y Coclé, aspiraban obtener el sello de sostenibilidad.

La norma se ideó para equiparar a Panamá con sus pares de Latinoamérica, dado que países como Chile, Costa Rica y México cuentan con una certificación que los posiciona en el turismo por tener el sello responsable para un entorno sostenible.

ESPECIALES  | TURISMO SOSTENIBLE HACIA UN DESTINO EFICIENTE

Desconcertantes parajes y lugares históricos enriquecen el destino panameño

CIFRAS

3 MILLONES DE TURISTAS ASPIRA TENER PANAMÁ EN EL 2020.

25 MILLONES DE DÓLARES ES EL FONDO ASIGNADO A LA PROMOCIÓN INTERNACIONAL.

 


PMTS 2020 ¿FUNCIONARÁ?

En el 2007, el IPAT diseñó el Plan Maestro de Turismo Sostenible (PMTS) con estrategias, planes y directrices muy definidos a corto, mediano y largo plazo para lograr objetivos positivos para el turismo de nuestro país.

Hemos vivido enormes y veloces cambios en tecnologías, preferencias, formas de compra, gustos de los turistas, variaciones políticas y socioeconómicas, globalización de países con tratados de libre comercio, acuerdos bilaterales y multilaterales, pactos y alianzas aéreas, hoteleras y demás, por lo que toda la industria ha tenido que adaptarse rápidamente a esas nuevas realidades en las que Panamá, por diferentes razones, ha quedado rezagado.

¿Pero se mantendrán objetivos del PMTS del 2007 como ser “un instrumento eficaz contra la pobreza”, “una herramienta de amplio consenso”, “un factor articulador de equilibro territorial”, entre otros?

Seguramente algunas de sus propuestas a hoy ya no serían viables o difícilmente podrían implementarse.
Es de suponer que en las adiciones o cambios que se hagan en el “nuevo” PMTS se tendrán en consideración aspectos tales como: evitar lesionar de manera permanente los ecosistemas, qué volumen de turistas puede un destino recibir o que se respeten los grupos étnicos con sus características particulares.

Sin duda, el PMTS 2007 es el marco de referencia que nos permitirá mejorar nuestras expectativas de un turismo mucho más organizado, vendible y sostenible con los ajustes de acuerdo a las tendencias y a las mejoras en nuestras infraestructuras turísticas a las que aún les falta mucho para competir con éxito en los mercados internacionales.

Según el experto consultor de la Organización Mundial de Turismo (OMT) contratado por el Estado para su revisión, el español Augusto Huéscar, “en el PMTS 2007, algunos objetivos se alcanzaron, pero en general, el nivel de ejecución fue bajo”.

Esperamos que el “nuevo” PMTS recoja las intenciones y buenas acciones para mejorar todos los aspectos de nuestra industria turística y funcionen al 100% sin olvidar que lo único permanente es el cambio.

Ojalá.

HERNÁN G. POSADA R.

Miembro de la Federación Mundial de Periodistas de Turismo


 

FUENTE DE RIQUEZA
A nivel de Centroamérica, Panamá y Costa Rica destacan por ofrecer similitudes en su agenda turística. La puja por seducir al excursionista con playas, selvas vírgenes y volcanes cuenta a la hora de que estos opten por un destino económico, diverso y estructurado; hasta ahora, nuestro destino alza vuelo y busca la conquista de la región.

Ese flujo es vital para mantener a flote la industria, por lo que datos de la ATP señalan que el gasto efectuado por los visitantes durante su estadía en Panamá, en el lapso de enero a septiembre de 2019, se situó en 3,596.2 millones de dólares.

Y su promedio de estadía fue de cerca de ocho días, con un gasto que rondó los 1,930 dólares, lo que diariamente equivale a 241 dólares. Hay que destacar que los que aportaron el mayor flujo de  visitantes fueron Estados Unidos, Colombia, Costa Rica, Venezuela y Cuba.

Aunque el país es conocido por ofrecer una industria de servicios y un gran centro financiero, indiscutiblemente
su privilegiada geografía junto con sus paisajes desconcertantes, su gastronomía, su esencia y su gente son cualidades que enriquecen al destino que busca dar “todo”.

 

PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA
Las agencias del turismo y los hosteleros mueven en gran parte el sector y son conscientes de que se debe dar un gran cambio para que el país sea una gema y refugio del turismo sostenible de la región.

Carlos Fernández, Presidente de la Asociación de Viajes de Turismo (APAVIT), destaca que la actual gestión turística ya no recae exclusivamente en los turoperadores, sino que se debe impulsar a otros gremios y al Gobierno para que tomen nuevas hojas de rutas.

“La planificación es la piedra angular del desarrollo sostenible. No es posible pensar en una industria respetuosa del medioambiente, de la cultura y que genere beneficios económicos a los inversionistas y a las comunidades si esta no se desarrolla de manera planificada”, agrega.

Coincide con dicha opinión Armando Rodríguez, Presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (APATEL), quien añade que hay que tener en cuenta el tema de capacitación para fortalecer el servicio que se brinda.

Rodríguez argumenta que el gremio ha dado claves al PMTS, por lo que cree que será de utilidad para mejorar el sector que se reconstruye bajo el paraguas de una nueva visión de desarrollo sostenible.

 

*Costa Rica es actualmente uno de los destinos turísticos sostenibles por excelencia. Han hecho de la sostenibilidad una normativa de Estado. El país vecino compite a la par con Panamá por su oferta dirigida a la protección del medioambiente y a su entorno social. En 2019, Panamá aprobó el Gabinete Turístico para actuar de forma primordial con diversos destinos y productos a fin de revitalizar su estructura y acoger más turistas.

 

APORTES Y VALORES DE ORGANISMOS INTERNACIONALES

ESPECIALES  | TURISMO SOSTENIBLE HACIA UN DESTINO EFICIENTE

 

• INVERSIÓN
– BID Invest, miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), otorgó un préstamo de 37.2 millones de dólares a West Resort, S.A. para la construcción y gestión de un proyecto de turismo sostenible en el archipiélago de Bocas del Toro.

-Forma parte de la primera etapa del complejo de uso mixto Casi Cielo.

 

• OBJETIVOS
– El proyecto impulsará el crecimiento económico de la zona mediante la generación de empleo, también la capacitación y educación de las comunidades aledañas, a la vez que dará continuidad a la integración de agricultores locales y de pequeñas y medianas empresas en la cadena de valor del complejo turístico.

 

• DIVERSIFICACIÓN
– Este proyecto diversificará la oferta turística en Panamá a través del apoyo al crecimiento y desarrollo de Bocas del Toro como destino turístico sostenible.

 

• BENEFICIADOS
– Las más beneficiadas serán las comunidades indígenas de la provincia oriental, quienes representan el 50% de su población y dependen de la agricultura y el turismo.

 

• ASESORÍA
– La participación de BID Invest involucra servicios de asesoría con los que se diseñará un programa para el acceso de los turistas a actividades y productos locales que promuevan el desarrollo e integración de las comunidades.

 

• ACCIONES
– El complejo implementará una serie de estrategias como: el uso eficiente del agua, monitoreo de descargas de aguas residuales, proyecto de gestión de residuos sólidos, un plan de biodiversidad y un programa para la protección de fauna marina.

 

• ODS
– Sus pilares contribuyen a que se cumplan seis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Entre ellos están: el Fin de la pobreza, Educación de calidad, Trabajo decente y crecimiento económico, Industria, innovación e infraestructura, Producción y consumo responsables, y Alianzas para lograr los objetivos.