A partir de este lunes 19 de noviembre y hasta el  próximo viernes 23 de noviembre se desarrollará en Panamá la cuarta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) con China.

Según  confirmó el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, se han logrado importantes avances en tres rondas de negociación y actualmente siguen las consultas con distintos gremios del sector privado. “Hemos avanzado bastante, esto no implica que vamos a acelerarnos en una negociación, estamos protegiendo los productos que son sensibles para Panamá”, manifestó.

En la tercera ronda se cerró el capítulo de Normas Fito y Zoosanitarias y hubo importantes avances en los capítulos de Acceso a Mercado y Reglas de Origen y el inicio de la discusión del capítulo de Servicios Financieros. También se concluyó el capítulo de Derechos de Propiedad Intelectual y Derecho de Autor y se adelantó el capítulo de Cooperación, Facilitación del Comercio y Defensa Comercial.

ESPECIALES  | Panamá y China a cuarta ronda de negociación del TLC

Los Gobiernos de ambos países lanzaron oficialmente las negociaciones el pasado 12 de junio en una ceremonia en Pekín, coincidiendo con el primer aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas.

Panamá decidió en junio de 2017 romper con Taiwán y reconocer el principio de «una sola China», convirtiéndose así en el segundo país centroamericano, después de Costa Rica, en establecer relaciones diplomáticas con el gigante asiático.

El giro diplomático de Panamá y de otros países de la región, como República Dominicana y El Salvador, provocó que el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, llamara a consultas el pasado 7 de agosto a sus representantes diplomáticos en esos países.

Panamá y China ya mantenían un importante intercambio comercial antes de establecer relaciones diplomáticas, pero se espera un notable crecimiento del mismo tras el TLC.

El año pasado, Panamá importó desde China bienes y servicios por valor de 1.344 millones de dólares y exportó productos por valor de 42.6 millones de dólares, entre café, pieles de bovinos y harina de pescado, de acuerdo con los datos oficiales.