LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD NO SOLO DEBEN SUPERAR SUS LIMITACIONES SINO TRATAR DE ABRIRSE PASO EN UN ENTORNO LABORAL DONDE NO DISFRUTAN DE LAS MISMAS OPORTUNIDADES QUE LOS DEMÁS. ES UNA SITUACIÓN QUE SE INTENTA NIVELAR DESDE EL GOBIERNO Y LA EMPRESA PRIVADA, A TRAVÉS DE PROGRAMAS Y POLÍTICAS ENCAMINADAS A ESTE FIN.

La inclusión laboral significa ofrecer trabajo de forma activa a las personas con discapacidad, dejando atrás la discriminación, e intentando que las vidas de estos trabajadores se normalicen en todos los ámbitos, según el sitio web Empresa Inclusiva.

Para las personas con discapacidad y sus familias el trabajo es un paso trascendental hacia el logro de la autonomía. En el mundo laboral, las personas con discapacidad se encuentran en una lucha constante para obtener las mejores condiciones laborales, y superar las barreras que impiden el pleno logro de la inclusión social.

Las barreras sociales de mayor impacto son las relativas a los prejuicios y la discriminación que perciben a los discapacitados como una persona dependiente y que es víctima de una historia trágica, por lo que debe ser ayudada a través de acciones de caridad.

Es cierto que todavía existen limitaciones para accesar a un trabajo digno. Esto se debe a que, en el contexto laboral actual, un trabajador con discapacidad posee una mayor disposición para aceptar un pago más bajo con el objeto de evitar la cesantía.

Hay una imagen construida por la sociedad que se basa en prejuicios relacionados con la capacidad de trabajo y la productividad. De aquí surge el pensamiento de que una persona con discapacidad tenga que esforzarse más para encontrar un trabajo, demostrando así su potencial y valía de cara a lo que es considerado como una persona normal.

Es un camino plagado de obstáculos, de términos como “minusválido” e “inválido”. Familias y organizaciones que aglutinan a personas con discapacidad han reportado sobre experiencias de discriminación.

Es en este contexto que se promueven “soluciones” a la discapacidad basadas en un entendimiento de
“discapacidad individualizada”, valorando al que puede emprender, dando ejemplo a la sociedad. Así la inclusión es entendida como un ejercicio individual que no desafía a la sociedad a generar transformaciones.

ESPECIALES  | Trabajo para todos

PRECARIEDAD

La situación para las personas discapacitadas se puede tornar crítica en caso de hallarse cesante o sin trabajo. Lamentablemente dicha persona no puede disfrutar de las mismas oportunidades para continuar su crecimiento personal. O al menos no como podría hacerlo alguien que no esté limitado por este tipo de circunstancias.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluso en países de ingresos altos, entre el 20% y 40% de las personas con discapacidad no suelen ver satisfechas sus necesidades de asistencia con relación a las actividades que realizan.

Otras cifras de la OMS presentan una tasa de empleo para personas con discapacidad que alcanza el 44% de la población, mientras que el porcentaje de la personas sin discapacidad asciende a 75%.

De acuerdo con el diario español El economista, revelan que en México cada año se suman aproximadamente 270 discapacitados a una población de más 10 millones de personas. Solo 35 mil encontraron un empleo formal, de acuerdo con proyecciones de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

En Panamá una serie de empresas han venido trabajando con el tema de la inclusión laboral, como es el caso de Grupo Melo, la Casa de las baterías, Medcom, Subway, etc.

LINEAMIENTOS
Desde el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral también se han venido trazando políticas que buscan crear conciencia acerca de la importancia en incluir a personas que sufren de discapacidad.

Una de ellas es la realización de reclutamientos focalizados, al menos dos veces al mes. “Estos reclutamientos se efectúan con el objetivo de hacer el contacto o intermediación entre las empresas y las personas con discapacidad con el fin de promover su inclusión al campo laboral”, destacó Vilma Baloy, jefa del departamento de Integración Socioeconómica de las Personas con Discapacidad.

Al primer reclutamiento focalizado asistieron cinco empresas que se dedican diferentes actividades bancarias, de hotelería y servicios. Se ofertaron vacantes para asistentes en el área fiduciaria, de documentos, tarjetas de crédito, operaciones y cobros, etc.

Asimismo, se pusieron a disposición de las personas con discapacidad plazas laborales para front office bilingüe, seguridad, ama de llaves, ayudantes generales y de limpieza.

POLÍTICAS INCLUSIVAS
El Estado Panameño apoya todas las acciones encaminadas a cumplir al 2030 con el Objetivo de Desarrollo Sostenible. El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral promueve la inserción de las personas con discapacidad para que puedan mantener un empleo digno y decente, acorde con sus potencialidades.

A través del Departamento de Integración Socioeconómica de las Personas con Discapacidad se adelantan acercamientos con empresas e instituciones gubernamentales.