La compañía de mensajería podría adelantarse a Facebook, quien anunció a sus inversores el lanzamiento de su propia criptomoneda. Telegram lanzará Gram, su estructura de tokens, el 31 de octubre y se espera sea similar a la del Bitcoin.

Se dio a conocer que aunque Telegram preste su plataforma para el intercambio, esta empresa no tendrá el control sobre cómo y hacia dónde irán los pagos hechos con Gram, pretendiendo una función meramente operativa.

La idea de esta compañía de mensajería es novedosa, pero no es nueva. En el 2017 ya había anunciado la creación de su propia criptomoneda y blockchain; sin embargo, los planes fueron suspendidos en el 2018, pese a haber obtenido más de 1,700 millones de dólares, por parte de un grupo de inversores privados comprometidos en el desarrollo de la plataforma Telegram Open Network.

En ese sentido, en julio de 2019 los tokens de Gram salieron a la venta mediante un intercambio conocido como Liquid, lo cual triplicó su precio de venta. Gram Asia, que era el principal tenedor de los “Grams” colocó una parte de estos a cuatros dólares cada uno.

Según los especialistas financieros, Telegram espera que sus carteras digitales para acumular los Gram estén disponibles en un corto lapso, para ser usados por los casi 300 millones de usuarios de la plataforma alrededor del mundo.

Pese a esto, la mayoría de los detalles de Gram permanecen en secreto, caso contrario a lo ocurrido con Libra, la moneda virtual de Facebook. Se espera que funcione igual que el Bitcoin, que opera de manera descentralizada, haciendo que sea más sencillo eludir las regulaciones financieras de los gobiernos.

Pero no será por mucho tiempo, como ocurre con otras criptodivisas, esta también pasará por el riguroso análisis de las autoridades, una vez sean conocidos todos sus detalles de operación.