ORIGINARIOS DE LA PROVINCIA DE HERRERA, LOS TALENTOSOS HERMANOS, DESTACADOS EN LA MÚSICA TÍPICA PANAMEÑA, NOS TRANSMITIERON LO QUE HAN VIVIDO EN SUS 37 AÑOS DE CARRERA Y CÓMO SE HAN REINVENTADO DURANTE LA PANDEMIA DEL COVID-19.

LOS HERMANOS SANDOVAL, MEJOR CONOCIDOS COMO ‘LOS PATRONES DE LA CUMBIA’, HAN DEJADO EL NOMBRE DE PANAMÁ EN ALTO EN DIVERSAS OCASIONES.

Los emblemáticos hermanos Samy y Sandra Sandoval, procedentes del corregimiento de Monagrillo en la provincia de Herrera, pertenecen al hogar formado por Luis Sandoval y Dolores Salamín de Sandoval, quienes les inculcaron a sus hijos desde la cuna, fuertes valores morales, como la responsabilidad y honestidad, y sobre todo, el amor por la música típica y el folklore.

“En casa, mi papá siempre tocó el acordeón, y Samy practicaba con él, y siempre me ponía detrás de la puerta a escuchar y silbaba, y bueno, de la nada fui entrando al ambiente musical, acompañando a mi hermano Samy”, recuerda Sandra Sandoval.

La primera vez que se presentaron juntos fue en el Jardín San Miguel, “nadie lo esperaba… me subí a salomar y de allí a la actualidad no he dejado el escenario”. En aquel entonces, Sandra tenía nueve años y Samy, 11. Al principio, no fue fácil, ya que solo se pagaban 25 centavos por presentación. Sin embargo, con el apoyo de sus padres, trabajo duro y constancia, los hermanos hoy gozan de una sólida trayectoria musical de 37 años.

CARRERA ARTÍSTICA

Su primer disco, “El patrón de la Cumbia Vol.”, fue grabado a principios de la década de 1990 con el que se dieron a conocer rápidamente con el tema “Brindemos por lo muerto”.

En compañía de su agrupación Ritmo Montañero, el dúo ha grabado cientos de éxitos que incluyen: “Brindemos por lo muerto”, “Cómo gozo”, “La Raspadura”, “Gallina Fina”, “Oiga el viejo pa’ jodé”, y “Lo que no da se deja”, entre otros.

A su lista de producciones se acumulan unos 25 álbumes, de los cuales los principales de su carrera han sido Evolución 1 y Evolución 2, ambos discos dobles más dos DVD, que han marcado su trayectoria, en cuanto a conciertos, ya que fueron presentaciones emblemáticas, que llenaron el Teatro Anayansi en dos ocasiones, lo que rompió esquemas en la música típica panameña. Se le suman una recopilación de grandes éxitos y un dvd de sus mejores presentaciones.

Además, han sido entrevistados por diversos programas de televisión dentro y fuera de Panamá y se han presentado en más de una decena de países, incluyendo una función delante del Príncipe Rainiero de Mónaco (q.e,p.d.).

En el 2018, participaron en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar para representar a Panamá en la categoría folclórica, con su tema “Cómo gozo”.

También tuvieron una aparición en la película “El sastre de Panamá”, junto a los actores Jamie Lee Curtis y Pierce Brosnan. A nivel nacional, han tenido actuaciones en las novelas Cómo Casar a Chente y Los Vergara.

Juntos han compuesto diversos temas, como “El baile de la coneja” y “Vete tú que yo me quedo”.

Publicaron un libro titulado “Samy y Sandra, la historia”. Han hecho colaboraciones musicales con artistas de diferentes géneros, como Eddy Herrera, Gilberto Santa Rosa, Comando Tiburón y los Gaitanes.

“Pienso que la clave del éxito es siempre tener un norte y tratar de complacer a nuestros seguidores y brindarles ese cariño que siempre les hemos dado, van 37 años de carrera artística”, nos cuenta Sandra Sandoval, siempre sonriente y muy paciente desde su casa en Monagrillo.

En estos momentos se encuentran en la grabación de un disco de grandes éxitos en vivo para plataformas en internet y su promocional más reciente es “Lejos de ti”

SENCILLA Y TALENTOSA

Sandra Sandoval, abogada de profesión y cantante empírica, es una mujer positiva, humilde y trabajadora, que arrancó su carrera cuando grabaron su primer disco en los años 90. Es madre de Luis Esteban y Kamila, y está casada con Gustavo Flores.

Uno de los sellos que distingue a la cantante es su vestuario al subir al escenario y sus enérgicos bailes.

“He tenido una evolución a través del tiempo, ya que inicié con un tipo de vestido y luego cambié a otro siempre buscando estar a la moda, y que fuese del agrado de mis seguidores”.

Siempre le ha gustado diseñar, así que muchos de los vestidos han sido de su propia autoría, y otros se los han confeccionado diversas personas. Al principio se los hacía su madre, a quien llama de cariño “Mamá Lole” y admira muchísimo, es una de sus principales inspiraciones.

El cariño que le da el público, es una de sus principales satisfacciones cuando está en la tarima.

“Me gusta complacer a cada uno de los seguidores que nos acompañan”. Añade que en sus repertorios los temas más disfrutados por el público son las canciones del recuerdo y de carnaval y que nunca puede faltar “Gallina Fina”. Al preguntarle cuál era su tema preferido, sin duda nos contestó: “¡Ajo, todas las canciones!”.

Una anécdota jocosa que compartió con nosotros fue cuando en una presentación, un hombre se metió debajo del escenario para ver si podía ver algo, “y lo que se llevó fue que le tiré un vasito de seco y salió como culebra de debajo de la tarima”, cuenta entre risas.

Para estar en forma Sandra hace mucho ejercicio, al menos tres veces a la semana en el gimnasio, sumado al cardio de las presentaciones y, por supuesto, lleva una dieta balanceada. Para conservar su voz en buen estado, procura “no serenarse de no ser necesario”.

Sandra disfruta compartir su carrera artística junto a su hermano, a quien describe como “muy estricto a la hora del trabajo”. En cuanto a la nueva generación de música típica, indica que “van por buen camino, y se ve un relevo generacional muy bueno, esto me alegra mucho”.

Uno de los más recientes proyectos de Sandra es su trabajo como jurado de “Mi familia cocina Pritty”, de TVN Canal 2. “Ha sido una experiencia muy buena, ya que pude compartir con otros colegas y ver el talento de cada uno de los participantes, y también sentir ese cariño que siempre me brindan mis seguidores”. La cantante confiesa que uno de los retos más difíciles durante esta pandemia es poder tener contacto con el público.

GENTE PORTADA  | SANDRA Y SAMY SANDOVAL

JUICIOSO Y TRABAJADOR

Samy Sandoval es ingeniero industrial. Está casado con Iraida Batista de Sandoval, con quien tiene dos hijos: Sammy Samuel y Samuel Saúl. Aprendió a tocar el acordeón junto con su padre, quien le inculcó la pasión por este instrumento cuando tenía ocho años . En vez de jugar como la mayoría de los niños, prefería ensayar por horas.

De hecho siguió la forma de ejecutar el acordeón de Alfredo Escudero, a quien admira mucho.

Creyente de Dios, un hombre honesto, trabajador y sencillo, Samy nos cuenta que para ser un buen músico “se debe amar lo que se hace y dedicarle todo el tiempo que se necesita para aprender a ejecutarlo de una forma correcta”.

En cuanto a la nueva generación de tipiqueros, confiesa que hay mucho talento, “que de seguro llegarán muy lejos, y sobre todo los motivo a seguir perfeccionando su ejecución y nunca dejar de llevar nuestra música típica al mundo entero”.

Al cantar, el acordeonista se entrega al público totalmente. Entre sus anécdotas le viene a la mente una vez que fueron a Bélgica y las personas corearon el tema “Me atiendes o te vas”.

“Aún sin entender nuestro lenguaje, pero allí pude darme cuenta de que la música tiene un lenguaje universal”.

Su mensaje para los artistas que ahorita no están pasando un buen rato, es que “todo va a pasar y que es tiempo de reestructurar muchas cosas para iniciar nuevamente lo que dejamos. Es un tiempo también de compartir con la familia y valorar todo lo que tenemos”.

Le encanta trabajar con su hermana. “Sandra tiene una gran energía, y es muy bueno trabajar con ella, nos conocemos muy bien, y. bueno, claro que podemos pelear, pero nos arreglamos enseguida”.

GENTE PORTADA  | SANDRA Y SAMY SANDOVAL

CONCIERTOS EN CUARENTENA

Los hermanos Sandoval fueron los primeros artistas del patio que hicieron un concierto en streaming durante la pandemia por COVID-19 y ”fue algo que marcó mucho nuestra cuarentena, ya que de una u otra forma pudimos llevar alegría a las personas hasta sus hogares”.

Samy y Sandra han sabido representar a Panamá en cada momento, y se han ganado el cariño y respeto de todos los panameños con su carisma y talento, dándole a la música típica un giro positivo, que atrajo a diversos géneros a escuchar y bailar música típica con la energía y característica que identifica a uno de los dúos folklóricos más queridos del país.


SAMY Y SANDRA SANDOVAL

DISTINCIONES:

Hijos Meritorios de Monagrillo.

Llaves de la ciudad de Panamá.

Participación del Festival Internacional de Viña del Mar

“Ambos son excelentes jefes y amigos, a la hora del trabajo son muy estrictos, y siempre buscan dar lo mejor para sus seguidores. Para mí, es una escuela en la cual siempre aprendo mucho de ellos”.

Carlos Gordón, Manager de los hermanos Sandoval