El estudio de factibilidad del tren Panamá -David fue confeccionado en un periodo de 15 meses por China Railway Design Corporation, quien trabajó con expertos chinos y panameños para evaluar la viabilidad de su construcción.

El sueño de Belisario Porras, Presidente de Panamá, de unir con una línea férrea las provincias de Chiriquí y Panamá, toman un nuevo rumbo. El estudio que analiza la factibilidad de un tren Panamá- David es uno de los proyectos de cooperación entre Panamá y la República Popular China.

Al respecto, el presidente Juan Carlos Varela detalló que los resultados de la investigación realizada por la empresa China Railway Design Corporation (CRDC) estiman que el proyecto requerirá una inversión de $4,100 millones y que es considerado factible por la rentabilidad social que representa, basada en cinco pilares:  eficiencia en los servicios públicos, movilidad, valorización de las propiedades públicas y privadas, turismo y potenciación de la ruta marítima del Canal y los centros logísticos”.

Con la obra se busca la eficiencia en la integración de los servicios públicos en educación y salud, al igual que otorgar un valor fuerte al turismo, “con una movilidad rápida y un corto tiempo entre las ciudades de Panamá hasta David, en forma eficiente y sostenible, a la vez esta integrará al país, acercando las regiones productivas del interior con la capital”, según indicó Varela.

DETALLES DE LA OBRA
La construcción abarcaría una extensión de 391.3 kilómetros, de acuerdo con Oscar Ramírez, Director del Aeropuerto Internacional de Tocumen,  quien preside la Comisión de Alto Nivel del estudio. Ramírez compartió que la propuesta es construir una línea de tren de pasajeros y carga de ocho vagones, con capacidad para unos 750 pasajeros, que atravesaría por tierra, túneles y puentes las provincias de Panamá, Coclé, Herrera Veraguas y Chiriquí.

“El Tren Panamá-David representaría una importante contribución a la integración geográfica y comercial del interior del país con la capital, disminuyendo tiempos y abaratando precios de transporte y de los productos”.

ESTUDIO Y VALOR LOGÍSTICO
El encargado del proyecto explicó que durante 15 meses, expertos chinos y panameños trabajaron en conjunto durante diversos puntos de la geografía panameña.

Para hacerlo posible, se ubicaron equipos de extracción, pruebas de laboratorio, para obtener resultados con diversas empresas panameñas e internacionales, con experiencia en construcción, así como instituciones estatales, como Metro de Panamá, ETESA, Universidad de Panamá, Universidad Tecnológica de Panamá, Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos de Panamá (SPIA), entre otras, con sesiones de trabajo y reuniones, que dieron origen al documento.

“El gran valor del proyecto es integrar la plataforma logística de Panamá”, afirma Ramírez. A esto suma los esfuerzos económicos, con la implementación Corredor Logístico (CLC), en el Pacífico, más un préstamo de $200 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el objetivo de fortalecer y mejorar la competitividad de su sector , que establece cuáles son las zonas de desarrollo de esta plataforma.

“En la provincia de Chiriquí han desarrollado un plan logístico hasta el 2050, que dice claramente que es lo qué debe hacerse en la región occidental para el desarrollo”, afirma Ramírez. El encargado del proyecto, manifiesta que el tren será “un elemento de ese sistema, que no se le puede ver como un elemento aislado”.


APLICACIONES TÉCNICAS

Según la presentación del estudio, el proyecto consta de los siguientes puntos:

• Velocidad
– El tren alcanzaría hasta los 160 kilómetros por hora en el caso de los pasajeros y 80 kilómetros por hora en el tren de carga, lo que resulta en un tiempo estimado de traslado entre Panamá y la ciudad de David de 2 horas y media.

• Estaciones
– Panamá Pacífico, Ciudad Futuro, La Chorrera, Arraiján, Capira, Chame, San Carlos, Río Hato, Antón (carga), Penonomé, Natá (solo carga), Aguadulce, Divisa, Santa  María (carga), Santiago, Soná, Puerto Vidal (carga), Tolé, Cerrillos, La Gloria y David. 

• Etapas
– La fase 1 es la que une la ciudad Futuro con David.
– En el estudio se tomaron en cuenta proyecciones futuras, como la conectividad en la estación de David, que tuviera conectividad con Bocas del Toro y la cordillera.
– Se consideró que tenga ramales para una ruta a Las Tablas y Pedasí.
– Se contempló expansión para amarrar con Howard, el Canal de Panamá y el área Norte de Panamá (Pacora y Yaviza).

• Tráfico y carga
– Se clasificó por tipo de vehículo y dirección, en seis estaciones para medir el tráfico:
San Lorenzo, La Mesa, Divisa, El Roble, Penonomé y Capira.
– Se tomaron en cuenta las relaciones de importación y exportación, redireccionalidad de la carga, (menos el ganado.)
– Visualizaron la preferencia de compañía y medio de transporte actual, así mismo entrevista a personal a cargo de la logística de estas empresas, investigaciones de 81 compañías de transporte de pasajero, tráfico de cargas y movimiento, así como se realizó una investigación socio económica sobre costos de transporte y carga trasnacional.

• Rentabilidad de un tren
– Eficiencia en los servicios públicos y movilidad.
– Valorización de las propiedades públicas y privadas.
– Promoción del turismo.
– Potencia la plataforma logística