Los detalles de un buen accesorio femenino están en su ejecución. Estos aretes, con diseño de abejas, son el mejor ejemplo que podemos encontrar. Este par fue confeccionado en oro de 18 quilates, con un detalle de corrugado lineal en las alas. Los ojos cuentan con incrustaciones de rubís, mientras que su tórax está revestido en citrino, piedras preciosas en color amarillo y negro. La delicadeza, romanticismo y toque chic de estos pendientes se lo aporta las perlas cultivadas. @romanzajoyerias