LA ALIANZA DE LA INDUSTRIA DE LOS EVENTOS Y PROVEEDORES AFINES (AIEPA) ES UN GRUPO DE PROFESIONALES DEL SECTOR DE LOS EVENTOS FORMALES Y ORGANIZADOS QUE NACIÓ PARA IMPULSAR LA REACTIVACIÓN GRADUAL DE LOS EVENTOS FORMALES.

Con el objetivo de impulsar la reactivación gradual de los eventos formales en Panamá, y demostrar que hacer eventos organizados es seguro nació la AIEPA (Alianza de la Industria de los Eventos y Proveedores Afines), un grupo de profesionales del sector de los eventos formales y organizados del país.

PROPUESTA

Jean López, miembro de la agrupación, afirma que se creó una propuesta de reactivación gradual con tres fases, la primera empezaría en abril y la tercera terminaría en diciembre. «En este plan se establecen condiciones de cantidad de personas, cantidad de horas, bebidas alcohólicas, pista de baile y servicio de alimentos. De esta forma, empezaríamos a hacer eventos con condiciones limitadas, pero aun así podríamos trabajar eventos con más servicios e ir flexibilizando por fase otros factores».

Aparte del plan de gradualidad se generó un protocolo de bioseguridad para eventos privados y sociales, el cual ya fue aprobado por el Ministerio de Salud (MINSA), que comprende también tipos de evento, las buenas prácticas al momento de montar, operar y desmontar un evento.

CIFRAS

Parte de la razón de la creación de AIEPA era poder «conocer el impacto de nuestra industria en la economía del país». Para lograr esto se comunicaron con 17 asociaciones involucradas en la industria de los eventos, y realizaron una encuesta que arrojó una muestra importante del impacto en la economía del país.

«Los números arrojados por la encuesta demostraron, por primera vez en un documento formal, que somos una industria sumamente importante para el país». Estos números fueron presentados al Ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, a finales de febrero, y demostraron que las pérdidas ascienden a más de 800 millones de balboas en 11 meses, y que el 76% de las empresas se verían obligadas a cerrar sus puertas de seguir con la restricción.

También demostró que somos el 2.32% del PIB nacional, con más de 40 mil empleos directos y 132 mil empleos indirectos.

CONDICIONES SEGURAS

López añade que es de importancia resaltar que buscan la reactivación de los eventos organizados y formales, «los cuales están demostrados pueden ser mucho más seguros que asistir a un restaurante». Además, pueden crear las condiciones de bioseguridad necesarias para evitar que un evento sea un foco de contagio.

«La industria de los eventos necesita trabajar, hemos sido los primeros en cerrar y somos la única industria que no ha abierto. Miles de familias y empresas dependen de nosotros, por eso pedimos nos dejen trabajar bajo el protocolo ya aprobado por el MINSA, para realizar eventos seguros».