Hola amigos. Recientemente hice un recorrido a través de mi vida profesional y me detuve a pensar en aquellas frases, comentarios o pensamientos que tuvieron un impacto significativo y que me sirvieron para reflexionar y corregir el rumbo, siempre con el objetivo de ser un mejor ejecutivo y lograr mis metas.

Les comparto estas frases y aclaro algunos conceptos para mayor entendimiento, como sigue:

  • Si no ves más allá del hoy, ya llegaste a tu destino: necesitas una visión permanentemente en evolución. En otras palabras, si no sabes para dónde vas, no avanzarás más allá de donde estás hoy
  • Para aprender hay que escuchar. Sencillo, por eso Dios nos dio dos oídos y una sola boca; creo que el mensaje está claro y debemos no sólo escuchar las opiniones de otros, sino apreciarlas y así enriquecer nuestra propia forma de pensar.  Esta es la base del aprendizaje.
  • Integridad profesional y honestidad intelectual son las bases del triunfo personal. La integridad profesional es el comportamiento transparente y honesto en todo momento. La honestidad intelectual es saber que lo das todo, que has entregado tu conocimiento y experiencia para ayudar a otros a lograr sus objetivos y a desarrollarse profesionalmente.
  • Piensa siempre que eres dueño de la empresa y actúa responsablemente en todo momento. Es muy fácil que los recursos los aporten los dueños y que ellos asuman todo el riesgo. Nuestro rol exige que siempre pensemos como ellos y entendamos que los recursos son propios para cuidarlos y optimizarlos.
  • Habla menos y haz más: aplícate y trabaja duro que los resultados hablarán por ti.
  • Tú representas un costo para la empresa, si no agregas un valor mayor a ese costo, generas pérdida. Un simple ejercicio aritmético; si cuestas 10 y generas 8, produces una pérdida de 2, por lo tanto, la ecuación debe ser al revés para que contribuyas al logro de recursos y ganancias.
  • Hay dos lenguajes en el mundo, el lenguaje del lamento y el lenguaje de la acción, ¿cuál hablas tú? El lenguaje del lamento produce depresión, desmotiva y no genera resultados.  El lenguaje de la acción es el que agrega valor y mejora el entorno.
  • Los tres ejes fundamentales para cualquier negocio: enfoque al cliente, trabajo en equipo y mejoramiento continuo.
  • Combate la mediocridad con la persona correcta en el puesto correcto.
  • Contrata los mejores en tu equipo y te servirán de trampolín al éxito
  • Sin fracasos no hay experiencia ni éxito posible. El equivocarte te prepara para generar resultados a futuro.
  • Reconoce los esfuerzos de tus compañeros y apóyalos siempre. Sin ellos, no vas para ningún lado.
  • Sé tú mismo, confía en ti y piensa positivamente. Esto te dará la autoestima y energía que necesitas para lograr el triunfo.
  • La fórmula mágica: H + C x A = R. La Habilidad más el Conocimiento multiplicada por la Actitud equivale a Resultados.  Si la actitud es positiva el multiplicador es enorme, si es negativa, el reductor también es enorme.

Espero que los pensamientos anteriores les sirvan como base de reflexión.  Para mí han sido importantes y se han convertido en parte de mi cultura empresarial.  Saludos y hasta la próxima.

«Saber escuchar es la base para enriquecer nuestra forma de pensar».


Ramón Arias

Fundador y Presidente de Inter-American Management Consultants

rarias@iamcgroup.com