Su carisma y sonrisa es contagiosa. La buena vibra que emana de Natalia González es uno de los componentes principales de las mañanas de muchos televidentes que están acostumbrados a verla en sus hogares a través de Jelou en TVN Canal 2.

Natalia es una mujer soñadora, amante de la naturaleza y creyente de Dios. Es una persona amigable, familiar, que ama trabajar y compartir, quien confiesa que, a pesar de toda esa energía y pasión que desborda, es un poco reservada.

DE ACTUACIÓN, A LOCUCIÓN

Al principio, lo suyo era la actuación, ya que amaba ver las novelas desde que era niña. Sin embargo, la vida le tenía preparado otro camino en el mundo de la locución comercial. “Todo el trabajo que había desempeñado hasta el momento en mi vida, que tantas alegrías me dio, me llevó hacia donde estoy ahora y amo lo que hago”.

Pertenece a la generación del elenco de 100% Pritty, un programa de televisión infantil, en el cual protagonizó la novela “Colegiales”. “Ese fue el primer regalo de muchos que Dios me daría”.

De allí incursionó a la radio. “Siempre me ha gustado la música por mi padre”. Su mejor amiga, Male Sucre, trabajaba en Radio Mix y le presentó a Gustavo Him, quien le dio la oportunidad de hacer un casting en La Nota Mix. Luego, participó en los programas de esta emisora Back to the hit, entre otros, en la cual estuvo por ocho años.

De allí, ha locutado para diversos programas de televisión, comerciales y proyectos. Durante seis años ha sido la voz de Barbie de Mattel, entre otras marcas.

Trabajó con Carlos Pasquini en “Parecen Noticias” y fue la voz para el canal infantil Tele 7, la cual describe como “una hermosa oportunidad”.

Su experiencia fue reforzada con los programas “A todo o nada”, en la cual hizo la voz en off, junto con Ludwik Tapia, y fue copresentadora con Nelson Bustamante en “Deal o no Deal”.

GENTE MUJER DE HOY  | Natalia González

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

“La reacción de la gente, amo cómo se puede involucrar tanto alguien contigo, a un punto de amarte o no, puedo tocar tu

corazón sin realmente hacerlo físicamente, puedo cambiar tu día, tu ánimo, tu humor, tu tristeza, el alcance es increíble. Me ilusiona poder transformar así sea una vida”.

¿Quién ha sido su mayor influencia?

“Sin duda Juan Pablo Coronel. Ha sido una persona que siempre me puso a pensar y a preguntarme ¿quieres más? Puedes más, pelaíta. Yo me preguntaba ¿qué ve en mí? De hecho, me dijo cuando yo tenía 19 años lo siguiente: si quieres solo seguir actuando, o.k., pero si quieres crecer, saca tu licencia de locución y le hice caso. No sé si sabe, pero con él formé parte de lo que soy. Mis padres, que siempre me han apoyado, saben que esto era lo mío, mis hermanos y, sin duda, Dios.

¿Cuál es la clave de una mujer exitosa?

“Disciplina, sentido de responsabilidad, realista, debe haber determinación, mucho compromiso, la confianza en ti es la cereza del pastel.

Considero que has alcanzado el éxito cuando estás en ese punto en que tu paz importa más que cualquier cosa y sabes que dar es importante, así como agradecer y compartir”.

¿Cómo balancea su vida profesional y familiar?

“Organizarme es la clave. Por eso confeccioné un organizador, que me ayuda a hacerlo, a revisar mi semana y ver que tengo pendiente, ya que hay un tiempo para cada cosa, y créeme que lo logro”.

¿A quién admira?

“A todas aquellas personas que han tenido o están pasando ya sea enfermedad o algún tipo de situación fuerte en su vida y que aún así se levantan y siguen”.

¿Qué cualidades se necesitan para estar en televisión

“Para cualquier proyecto de vida, no vivas la vida de nadie, siéntate, respira y conócete. Siente lo que eres y empieza a hacer lo que te gusta, para vivir de lo que te gusta solo necesitas hacerlo bien. Siempre alguien te está viendo y el tiempo llega, fija tu meta en papel, en tu mente y en tu corazón”.

¿Cómo pasó la cuarentena?

“Estuve una semana en casa, me tocó trabajar en estudio, llegamos a ser solo dos. Los demás en casa y así fuimos aumentando. He estado en reconstrucción este año, he pasado momentos difíciles tanto físicos como de pensamientos, he crecido mucho y ahora tengo más claro a qué le doy más importancia. No ha sido fácil, pero esto pasa por algo y tenemos que callar y escuchar”.

¿Qué le enseñó la pandemia?

“A priorizar aún más, a entender que la vida es un parpadeo y que en efecto cada día es especial, que Dios es lo que importa en un mundo tan corruptible y que todos tenemos un tesoro invaluable que es la vida, y hay que cuidarla”.


NATALIA GONZÁLEZ

LOCUTORA Y PRESENTADORA

ESTUDIOS:

Comunicación con énfasis en producción audiovisual en Universidad del Istmo.

INTERESES:

Ir a la playa. trotar y pasear en la naturaleza.

MASCOTAS:

Mamá de Tito y Nala, dos frenchi bulldog.