Compartir
JOYAS  | DIAMOND EFFECTJOYAS  | DIAMOND EFFECTJOYAS  | DIAMOND EFFECTJOYAS  | DIAMOND EFFECTJOYAS  | DIAMOND EFFECTJOYAS  | DIAMOND EFFECT
DIAMOND EFFECT
Rate this post

La Maison ha forjado su estilo inspirándose en su historia, sus viajes y sus encuentros excepcionales.

El diamante alienta las hazañas más audaces e inspira los sueños más salvajes. A la fuerza vibrante de cada carácter y la personalidad, Cartier añade un espumoso espíritu que ilumina nuestras vidas.  El instinto y la precisión se unen en un festival de la luz. Entre la geometría y el movimiento, el clasicismo y la extravagancia, que revela tanto la fuer-za de la experiencia de joyería como los exigentes estándares de los clientes. En esta deslumbrante colección majestuosa, la tradición se mantiene, con el apoyo de piedras excepcionales que tienen conver-tido en los embajadores de un estilo, una mirada que es inseparable a partir de estos iconos de la luz. El broche floral está hecho en plata con diamantes, el “Allnattdiamond” de 102.07 quilates fue encontrado en 1881 y montado por Cartier en 1952. Alfred ErnestAllnatt fue un soldado y millonario benefactor que lo compró en 1951 y comisionó a Cartier hacer un broche con tema floral para el diamante. Este se volvió a vender en una subasta de Christie’s en Ginebra en 1996, alcanzando una cifra de $3,043,496.JOYAS  | DIAMOND EFFECT

El “Hope Diamond”, un diamante azul de 45.52 quilates, fue montado por Cartier en 1910. Pierre Cartier lo compró en 1909. Se le mostró a su clienta americana Evalyn Walsh McLean, en la tienda Cartier en Paris. Aunque habían rumores que el diamante era de mala suerte, ella decidió que lo quería, pero no le convencía la montura. Pierre Cartier diseñó una como diadema o tiara para ella y se lo llevó personalmente a su casa en Washington D.C. Le dejó el collar por un fin de semana para que terminara de tomar su decisión con la nueva montura diseñada para ella, su estrategia funcionó. L o compró en 1910. Luego  se volvió a cambiar la montura por el collar con 16 diamantes alrededor del Hope Diamond, como se le conoce hasta el día de hoy. Aunque algunos dicen que EvalynWalshMcLean tuvo una vida difícil por la maldición que viene con el collar, ella lo tuvo hasta su muerte el 1947. En 1949 Harry Winston Inc. compró la colección de joyas de Evalyn Walsh McLean.