Misión Coral realizó el lanzamiento de su primera colección de luminarias, una exposición de escultura y luz, llamada ERIZO.

La idea nació de conversaciones y el resultado salió del alma.

Este desorden, pero que a la vez encuentra una armonía, tiene un mensaje educativo, que por medio del diseño se contribuya a eliminar el plástico de nuestras playas, en otras palabras, un producto que ayuda en el cuidado del planeta.

Para las arquitectas y diseñadoras, ERIZO representa un mundo más limpio y una forma pensar en ciudades mejor diseñadas, es crear conciencia en una nueva generación que se preocupe por un mejor futuro.