UN FASCINANTE CONJUNTO DE GIGANTESCAS COLUMNAS DE ARENISCA TALLADAS POR LA EROSIÓN SON EL HOGAR DE MONJES CRISTIANOS ORTODOXOS QUE SE RETIRARON A VIVIR EN MONASTERIOS EN LA LLANURA DE TESARIA, GRECIA, QUE AÑO TRAS AÑO ATRAEN A MILLONES DE TURISTAS, QUIENES VISITAN ESTE MÁGICO SITIO EN BUSCA DE UN DESTINO EXÓTICO.

ESTE PARAÍSO POSEE UNA BELLEZA MAJESTUOSA CON EXTENSAS LLANURAS Y ROCAS IMPONENTES QUE CASI ACARICIAN EL CIELO, CONJUGADAS EN UN PAISAJE PERFECTO QUE HA PERMANECIDO HABITADO DESDE EL SIGLO XI, LO CUAL LO HACE UN LUGAR MÁGICO PARA SUS VISITANTES.

Meteora es uno de los lugares más especiales del mundo. Para muchos, razón más que suficiente para visitar Grecia. La espiritualidad y calma que se sienten en este recorrido son difíciles de olvidar. No en vano los monjes eligieron estas colinas empedradas para vivir. Es un panorama único en la llanura de Tesaria, en Grecia, a cinco horas de Atenas en auto.

Su encanto es singular. En griego quiere decir “monasterios suspendidos en el cielo”, fue fundada por el monje bizantino Atanasio de Trebisonda, quien erigió el primer templo.

Esta llanura nos regala hermosos amaneceres y puestas de sol, con un clima peculiar que incluye veranos cálidos e inviernos severos, por lo que es recomendable visitar en abril o septiembre.

ORIGEN

Estas cumbres macizas sirvieron de cimientos para la construcción de una veintena de monasterios, aparentemente en el siglo XII, los cuales fueron habitados por personas llamadas “estilitas”, con la existencia de Agios Stefanos como primer asentamiento.

La desintegración del Imperio bizantino habría llevado a que las comunidades de monjes acabaran. En el siglo XIV los monjes que habitaban las numerosas grutas que abundan comienzan a concentrarse y la llegada de los otomanos significó la construcción de monasterios en lugares cada vez más inaccesibles.

Por esta razón, las crestas de las rocas se antojaron ideales para este propósito, ya que además de la altura, la inexistencia de accesos y escaleras hacía todavía más complicada su conquista. Para bajar los monjes empleaban redes, cestas, cuerdas o escaleras retráctiles que eran izadas cuando se sentían amenazados.

El conjunto de monasterios alcanzó el número de 24, con una comunidad monástica considerable, donde escritores y viajeros ilustrados buscaban la paz y el silencio. Desde la Segunda Guerra Mundial los monasterios sufrieron un abandono continuado que supuso un estado de ruinas y deterioro. Afortunadamente, la restauración de varios de ellos y el interés turístico han permitido que se puedan recuperar.

VISITA

Actualmente, seis siguen en pie y están clasificados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, desde 1988. Los monasterios que se pueden visitar son Agios Nikolaos (San Nicolás), Gran Meteoro o Monasterio de la Transfiguración, el monasterio de Varlaam, el Monasterio Roussanou o de Santa Bárbara, el Monasterio Agia Triada (Santa Trinidad), y el Monasterio de Agios Stefanos (San Esteban).

Cuatro de ellos son monasterios de órdenes masculinas y dos de ellos, de monjas, todos con menos de 10 personas cada uno.

Para poder visitar todos, les recomiendo llevar buenos calzados para caminar, ropa adecuada para entrar a los monasterios y dedicar tres o cuatro días, ya que, por ejemplo el Monasterio de la Transfiguración requiere casi un solo día.

Sin embargo, de seguro van a querer experimentar un atardecer en uno de estos mágicos sitios, ya que además de los monasterios en sí, lo hay que ver en Meteora, sin duda, son los miradores.

Este fue fundado en el siglo XIV, a más de 600 metros sobre el nivel del mar. En sus paredes existen pinturas que representan la transfiguración de Jesús.

Varlaam es el segundo más grande, guarda en su interior un museo, al cual se puede llegar si se cruza un angosto puente. Otro que reta al turista es el Monasterio de la Santísima Trinidad Agia Triada. Su entrada amerita cruzar el valle de Meteora con un singular acceso excavado en la roca y por las magníficas vistas. Y San Nicolás resguarda una iglesia de forma cuadrada restaurada a principios del siglo XVI.

Si tiene tiempo y quiere ver más, puede visitar las ruinas de antiguos monasterios como el de Doúpani o Doupianis, de los primeros construidos, en el siglo XII. También hay rutas donde se refugiaban los monjes ermitaños, como la que hay al lado del monasterio de San Nicolás Badovas o monasterios excavados en la roca como el de Ypapanti o Ipapandis, uno de los más antiguos de 1366 y que ahora pertenece a Megalo Meteoro y no se suele poder visitar por dentro. Otro sitio hermoso, es la iglesia bizantina de la Asunción, en Kalambaka, una verdadera maravilla.


INFO

¿CÓMO LLEGAR?

Hay conexión de tren entre Atenas y Kalambaka, ciudad a los pies de los monasterios de Meteora.

También hay numerosos tours y excursiones organizadas.

ALOJAMIENTO

Hay muchos hoteles e incluso un camping en Kalambaka y Kastraki.

ACTIVIDADES

Por la pendiente de las rocas Meteora se ha convertido en lugar de “peregrinaje” de escaladores de todo el mundo.


DATOS

1. Para disfrutar aún más de los paisajes de Meteora se recomienda hacer trekking.

2. Se recomienda ir durante el mes de abril o septiembre.

3. “Solo para sus ojos”, una de las películas de la saga de James Bond, de 1981 fue filmada en este majestuoso sitio.