Toda regulación Marítima Internacional provee que las naves tengan una bandera de registro, siendo estos clasificados como abiertos o cerrados.

Los registros cerrados contienen restricciones y limitantes en requisitos y usualmente un alto grado en impuestos de tonelaje. Por otro lado, registros abiertos como el de nuestro país, mantienen una legislación flexible e impuestos de tonelaje competitivos que son atractivos para los armadores en general.

Panamá es el principal registro abierto del mundo, con más de 8,200 naves registradas. Aproximadamente se cuenta con 82 millones de toneladas comprendiendo el 82% del tonelaje mundial. Existen varias razones de porque el registro de Panamá es recomendado como bandera de preferencia en relación a otros:

1- No existen requisitos de nacionalidad sobre el propietario de la nave. Puede ser tanto un individuo como una entidad jurídica, tenga estas operaciones o no en la República de Panamá.

2- No existen requisitos mínimos de tonelaje, ni de edad en la nave si estos reúnen los estándares mínimos de seguridad exigidas y se aceptan todo tipo de nave de transporte, ya sea carga, tanqueros, pasajeros, dragadoras, barcazas, yates de placer, etc. De igual manera se aceptan los abanderamientos de plataformas, MODUS y sumergibles para efectos de investigación científica.

3- El registro de Panamá contiene varias disposiciones legales, que permite descuentos a los derechos registrales e impuestos de tonelaje en los años iniciales al abanderamiento de las naves.

4- Bajo la bandera de Panamá se permite el registro dual o de fletamento. En otras palabras, un fletador puede ya sea abanderar su nave de otro registro bajo nuestro pabellón como registro secundario, o registrar la nave abanderada en Panamá en otra bandera sin perder su registro panameño.

5- La bandera de Panamá es un registro estatal que abarca cerca de 100 oficinas gubernamentales alrededor del mundo, usualmente representadas por consulados panameños acreditados por la marina mercante y oficinas técnicas sucursales de SEGUMAR, coordinando la emisión de certificados técnicos y de seguridad requeridos bajo las principales convenciones marítimas internacionales del SOLAS, MARPOL, ILO, etc. Adicional, existe una red vasta de inspectores autorizados nombrados por la DIGEMAR para asistir a las inspecciones requeridas de seguridad en las naves panameñas atracadas en los principales puertos del mundo.

6- El registro de Panamá ha servido como una de las principales jurisdicciones confiables para garantizar tanto los derechos de los propietarios de las naves, como también las garantías de los acreedores hipotecarios bajo un eficiente proceso en el registro de títulos e hipotecas navales, opcionalmente en el idioma inglés y las 24 horas del día.

RETOS

Los ingresos directos e indirectos del registro de Panamá representan cerca de 150 millones de balboas anualmente, lo cual constituye un aporte importante a las arcas del estado y forma una parte esencial dentro de la plataforma de servicios que ofrece nuestra economía. Aún siendo el primer registro del mundo, Panamá tiene varios retos en su futuro próximo, como enfrentar la seria competencia de otros registros abiertos y en especial los de Liberia e Islas Marshall, quienes son clasificados como registro privados al ser operados por compañías de accionistas. Al igual que hacen estos competidores, nuestro registro necesita recortar el proceso de burocracia para rápidamente tomar decisiones y mantenerse acorde en los cambios constantes que el mundo marítimo exige.

Implementar un proceso para registros de títulos e hipotecas permanentes en los consulados, a través de la firma digital o sistema electrónico, intensificar el mercadeo de los servicios del registro a través de los funcionarios que integran y comprenden los consulados y sucursales de SEGUMAR a nivel mundial, crear un sistema más eficiente en la atención de la emisión de certificación y asuntos marítimos laborales.


BELISARIO PORRAS
Asociación Panameña de Derecho Marítimo – APADEMAR (Presidente 2016 – 2017).
Especialista en Derecho Marítimo y Financiamiento de Naves, Derecho Comercial, Derecho Corporativo y Derecho Bancario.