La abogada, quien se dedica al derecho en familia, nos habla sobre los constantes retos de su exigente profesión, sus recientes proyectos en el ámbito de las leyes y el balance perfecto para dedicarle todo el tiempo posible a su hija, María Sofía, la luz de sus ojos.GENTE MUJER DE HOY  | Liz Marie Chandeck

Al graduarse del colegio, la abogada Liz Marie Chandeck consideró estudiar Psicología. Sin embargo, cuando sus papás supieron su decisión, le dijeron que la enviarían a estudiar a Estados Unidos, lo pensó dos veces y decidió que lo mejor era estudiar leyes en Panamá. “No quería separarme de mis papás, ¡bendita mamitis y papitis!”.

Liz Marie Chandeck es una mujer noble, justa, responsable. Se describe como “una jefa didáctica, muy humana, favorecida y robusta, luego de las adversidades que me ha tocado vivir en mi vida personal”.

Le encantaba escuchar en las noticias a los abogados de aquella época hablando, sus tecnicismos, su lenguaje generalmente rebuscado, y ella decía… “yo quiero hablar así”.

Con el tiempo descubrió “que no hay mejor escrito que el que encuentra suavidad en sus palabras y fuerza en su contenido”.

Estudió en la Universidad Santa María La Antigua, y durante toda su carrera fue pasante de un bufete que se dedica exclusivamente a derecho de familia. Luego cursó estudios en University of Delaware.GENTE MUJER DE HOY  | Liz Marie Chandeck

UNA RAMA APASIONANTE

Hace más de 13 años, es abogada de Familia independiente, que se dedica exclusivamente al derecho de familia, “no lo cambio por nada”. Actualmente, ha expandido los servicios de la firma a lo largo del país y ha realizado alianzas estratégicas con firmas de abogados de las más grandes de Panamá, que no manejan su departamento.

Confiesa que es “una máquina de trabajo”, ya que además de sus compromisos con sus distintos casos diarios, realiza el segmento “Llegó la Ley” por Televisora Nacional.

Además, es la Secretaria de la Asociación Panameña de Abogadas de Familia y funge como Vicepresidenta de la Comisión de Familia del Colegio Nacional de Abogados.

“Lo que más he aprendido a disfrutar son las audiencias de casos difíciles, me gustan los retos. Cerrado el acto de audiencia, voy repleta de aprendizaje y orgullosa de mi representación”.

Aunque no estudió Psicología, afirma que siempre ha estado presente en su carrera y lee mucho sobre libros especializados en esta profesión., debido a que en la rama en la que se desenvuelve, le toca lidiar con víctimas de maltrato, con madres desesperadas por sus hijos, con personas que dependen de una pensión alimenticia y quien debe proporcionarla no la paga.

“Sin embargo, las necesidades de los hijos no se detienen. Todo esto trae consigo emociones, puesto que hablamos de decisiones que de alguna manera tocan la entraña de la familia. No negociamos plata, defendemos el interés superior de los menores”.

¿Qué debe tener un buen abogado?

“En primer lugar, estudiar y saber redactar de forma puntual los hechos. No necesariamente la demanda más larga es la mejor. Me gusta ser concisa, creo que así capto mejor atención. Se necesita ética, responsabilidad y tratar con el mismo respeto que queremos a nuestros funcionarios, que dan todo lo que pueden”.

¿Cuál ha sido el principal reto?

“Cuando me hacen esta pregunta, siempre digo que mi principal reto es el próximo caso. Aunque debo decirte que ser madre soltera, dueña de tu negocio, jefa y ama de casa es más retador que traspasar aros de fuego, pero el secreto está en administrar el tiempo, sin quitarle la prioridad a mi hija, por ella sí se me cae el mundo a pedazos”.

¿A quién admira y por qué?

“Con toda sinceridad, admiro a los funcionarios de nuestra jurisdicción, hacen mucho con tan poco. Trabajan como hormigas, entre torres de expedientes, para satisfacer las necesidades del público, oliendo polvo y repletos de ácaros. No me parece justa su remuneración”.

¿Quién es su rol model?

“Maruja Bravo Dutary, una mujer impecable, que no empeña su palabra. De hecho, trabajamos juntas y somos socias en muchísimos casos. Me enseñó a preparar una audiencia de forma exitosa, y fue quien con su gran dulzura y enorme confianza, me dijo un día “vas a la audiencia”, en uno de los casos más retadores que hemos trabajado, yo le pregunté: ¿es en serio? Y me respondió, sin titubear, por supuesto… Lo ganamos, por cierto”.

¿Cuáles son los pilares de su vida?

“Mis papás han sido el pilar más importante y primer círculo de apoyo. Me han enseñado que quien no comparte tus mismos valores y principios, no forma parte de tu vida. Mi pilar fundamental es mi hija, ella es la que me exige ser mejor, tiene una personalidad única, ya maneja en su léxico la palabra audiencias y declaraciones, es vivísima, y creo que va a ser abogada, tiene cuatro años y hace unos alegatos de oído magistrales, dignos de jurisprudencia, la empata pero no pierde. Y, por supuesto, Dios y la Virgen María, soy fiel devota del Rosario”.

¿Cómo describe a la mujer de hoy?

““Es madre, profesional, ama de casa, profesora virtual, enfermera, custodia de mascotas, jefa del hogar y de su empresa, atiende las citas de padres de familia, las citas médicas de sus hijos, resuelve desde un telefonazo cuando se daña la lavadora. También debe dedicarse tiempo, aprender a quererse, no ser tan rígida con uno mismo y disfrutar la vida, y por favor… ¡que no se nos olviden las cremas antiaging!”.GENTE MUJER DE HOY  | Liz Marie Chandeck


LIZ MARIE CHANDECK

ABOGADA Y SOCIA FUNDADORA DE LIZ MARIE CHANDECK R. ABOGADOS.

HOBBIES:

• Rezar el rosario, hacer ejercicios e ir con María Sofía a El Níspero y al Mariposario de El Valle.

•Es fanática de las autobiografías de María Celeste Arrarás, Michelle Obama y Cibeles de Freitas. De psicología lee a Jorge Buckay, Walter Riso y Melanie Bitty.