Compartir
TECNOLOGÍA  | EL INTERNET EN EL AMBIENTE LABORALTECNOLOGÍA  | EL INTERNET EN EL AMBIENTE LABORALTECNOLOGÍA  | EL INTERNET EN EL AMBIENTE LABORALTECNOLOGÍA  | EL INTERNET EN EL AMBIENTE LABORALTECNOLOGÍA  | EL INTERNET EN EL AMBIENTE LABORALTECNOLOGÍA  | EL INTERNET EN EL AMBIENTE LABORAL
Rate this post

La tecnología y el Internet han invadido nuestra vida personal y laboral. Está presente hasta en los momentos de ocio que usamos para despejar nuestra mente. Esta obsesión ha creado un miedo a perdernos o no enterarnos de algo que nos mantiene en un constante estado de ansiedad.

No se si alguna vez se ha fijado, pero su nivel emocional se mueve a la par de las barras de señal que tienen sus equipos. Fíjate cuando tienes full señal, normalmente estás contento, relajado y hasta sonríes. Pero cuando tienes una sola barrita o tienes problemas con el WiFi o data, te empiezaa a poner ansioso, bravo y hasta desesperado. Esta manía de estar siempre conectados es un arma de doble filo en el trabajo. Hay empresas que le limitan el acceso en su computadora y en su celular al 100%, hay otros que permiten total libertad. He trabajado en ambos tipos de oficinas y considero que ambos extremos son malos. Si restringes todo acceso a Internet, la gente al final se las ingenia para entrar donde quieren y ver lo que quieren. Si permites acceso sin restricciones, los colaboradores se pierden y termina bajando su productividad y nivel de concentración.

Este es un tema que toda oficina tiene y controlarlo es bastante complejo. El secreto está en instruir al personal y crear hábitos donde se pueda mezclar el trabajo con la tecnología.

TIPS PARA CREAR UN BUEN BALANCE

  • Brindarle a los empleados los famosos tiempos de “coffee” para que desahoguen esa necesidad personal de no perderse nada en tiempos controlados. Pueden ser 15 minutos en la mañana y 15 en la tarde.
  • También puede controlar la señal del WiFi, ya que si no se les brinda acceso, deben consumir la data de su celular. Al tener planes de data limitada, se vuelven más cuidadosos con lo que ven y bajan.
  • Un paso muy importante para el empleador es distinguir, según la función del empleado, los accesos que se le deben otorgar. Por ejemplo, si estás en el negocio de ventas, para los vendedores las redes sociales, Whatsapp y el Internet son herramientas vitales para poder brindar un servicio al cliente integral. Pueden ver y estudiar la competencia, estar pendientes de las ofertas en su rubro, tendencias del mercado, vídeos educacionales y hasta networking para nuevos clientes.
  • Para una persona que realiza trabajos administrativos, las redes sociales no son herramientas vitales, pero también es necesario brindarle a este empleado unos minutos al día para ponerse al día con el mundo. Esto garantiza que al momento de seguir trabajando, pueda concentrarse en el trabajo.

Este balance es esencial en una oficina para crear un ambiente laboral ideal. Es importante crear cultura sobre el uso de redes sociales, dispositivos personales y el Internet en la oficina. No es necesario, y veo hasta contraproducente, el bloquear por completo los accesos. El empleado buscará métodos alternos para evadir las restricciones, estos pueden ser dañinos para los sistemas de la oficina. Hable con sus empleados y cree políticas sobre el uso del Internet. Bien utilizada, es una herramienta increíble.

« Estar siempre conectados es la nueva tendencia y se va poner peor».

CARLOS J. CHAMORRO

Instagram: @ichamo

Facebook: facebook.com/cjchamorro