Compartir
TECNOLOGÍA  | ACTUALIDAD TECNOLÓGICA. LA PRESIÓN DE LA INNOVACIÓNTECNOLOGÍA  | ACTUALIDAD TECNOLÓGICA. LA PRESIÓN DE LA INNOVACIÓNTECNOLOGÍA  | ACTUALIDAD TECNOLÓGICA. LA PRESIÓN DE LA INNOVACIÓNTECNOLOGÍA  | ACTUALIDAD TECNOLÓGICA. LA PRESIÓN DE LA INNOVACIÓNTECNOLOGÍA  | ACTUALIDAD TECNOLÓGICA. LA PRESIÓN DE LA INNOVACIÓNTECNOLOGÍA  | ACTUALIDAD TECNOLÓGICA. LA PRESIÓN DE LA INNOVACIÓN
Rate this post

Tenemos el internet que nos ha dado la capacidad de comunicarnos con el mundo entero y que este se comunique con nosotros, y ha permitido que el consumidor sea más exigente y esté informado. Hoy cuando se lanza un nuevo invento, se hace público un descubrimiento o se comunica algún avance, los ojos de todos están viendo. Existe una presión inherente que está presente en cada cosa que hacemos y cada día que pasa se pone peor. Esta presión es ejercida por la necesidad de mantenerse relevante en un mundo que constantemente está cambiando y evolucionando. El motor detrás de esta presión es, la innovación. Ésta introduce una novedad que agregue valor. Ésta, involucra estudios, investigación, análisis, pruebas, ensayo y error, focusgroups, diseño, planeación y muchos otros elementos. Normalmente pasar por todos estos pasos requiere tiempo… Y mucho. Además se necesita espacio para permitir que todos nos adaptemos y nos preparemos para lo que viene, como una etapa de transición.

Lastimosamente las cosas han cambiado y al ponernos más exigentes, este periodo de adaptación desapareció. El proceso entero tiene la necesidad de cada vez realizarse con mayor rapidez y precisión. Cada día vemos a mas compañías tomar el escenario enfrente de una cámara dirigiéndose al mundo entero y lanzar un producto que de alguna manera cambia nuestro status quo. En cada uno de estos lanzamiento, la empresa tiene que pensar en el mínimo detalle y cubrir todas las bases con el millón de variables que pueden ocurrir y tenerle una respuesta y un plan B a todo. Al reducirse el tiempo que cada una tiene para lograr esto se toma un riesgo inmenso, todo a costa de la innovación.

LA CRÍTICA

Como si fuera poco existe un factor adicional que pone una presión extra a la innovación: la crítica. Sin importa qué nivel de innovación demuestres, siempre tendrás la crítica. No estoy diciendo que esto no existía antes, solo que ahora tenemos las herramientas para que se escuche a nivel mundial. Esta, ya no es dada por expertos que se puedan persuadir o tener de tu lado, con el internet el mundo entero tiene voz propia y puede compartir su opinión sobre el producto o servicio. Hoy, solo ser usuario es calificación suficiente.

Empresas que profesan innovación han buscado la manera de que el recurso humano tenga la libertad de destinar una parte de su horario laboral a la innovación. Compañías como Google y Facebook han creado ambientes propicios y destinan un gran recurso monetario para brindarle a sus empleados tiempo, para trabajar en proyectos personales y permitir que desarrollen su creatividad en ideas propias. Esta práctica ayuda a personas que tal vez no tengan los recursos suficientes para desarrollar sus ideas, a hacerlo.

¿Es ser el primero, lo mejor? ¿No es preferible ser segundo o tercero pero estar seguro? En el mundo acelerado en el que vivimos, la mayoría de las compañías se arriesgan a ser los líderes aunque puedan equivocarse y perder billones. Esto en busca de la innovación viral, ser primeros y que todo salga bien. Cuando juntas estas dos variables, puedes cambiar el mundo.

«Algunas compañías han hecho esfuerzos para que su recurso humano destinen una parte de su tiempo a innovar».