Compartir
SALUD  | EL PODER DE LA RISASALUD  | EL PODER DE LA RISASALUD  | EL PODER DE LA RISASALUD  | EL PODER DE LA RISASALUD  | EL PODER DE LA RISASALUD  | EL PODER DE LA RISA
EL PODER DE LA RISA
Rate this post

Una sonrisa no solo nos hace ver bien, sino sentirnos bien. Su poder en la buena salud es innegable. Reír tiene tantos beneficios terapéuticos que la “risoterapia” se ha convertido en una alternativa eficaz para aliviar tensiones y mejorar la salud.

Al reír, nuestro cuerpo libera endorfinas y serotoninas al torrente sanguíneo, lo que ayuda a reducir el estrés y actúa como analgésico. Además, al incrementar endorfinas, se reduce el cortisol, que es responsable de sentirse estresado o ansioso, actitudes negativas para la salud.

Es que sin darnos cuenta, al reírnos ponemos en movimiento cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago, por ello es equivalente a realizar cualquier otro ejercicio aeróbico tradicional, pues además expande los pulmones, estira y relaja los músculos del cuerpo y estimula la homeostasis.

Incluso es un remedio para bajar la presión arterial. Cuando reímos, el endotelio (la capa interior de los vasos sanguíneos) se relaja, mejorando así la circulación de la sangre y disminuyendo la presión arterial. También ayuda a aumentar el HDL (colesterol bueno) y potencia la actividad de los linfocitos, agentes que ayudan al sistema inmunológico ante la presencia de células tumorales.

Dulces sueños

Reír nos hace sentir relajado y tranquilos es por esto que nos ayuda a conciliar el sueño por las noches. Nuestros miedos y preocupaciones son los principales causantes del insomnio, pero luego de un día de risas, éstos desaparecen al enviarle al cerebro esas sensaciones de felicidad. El buen humor reduce los estados de alteración que se producen durante el día, por lo que la risa se convierte en el antídoto perfecto para luchar contra el insomnio.

Reír proporciona beneficios hasta en la piel ya que al mejorar la oxigenación de la sangre, la piel lucirá más tersa y joven.

Mejora la digestión

Al reír, nuestro diafragma origina un masaje interno y  al aumentar las contracciones de los músculos abdominales se facilita la digestión y ayuda a reducir ácidos grasos y otras sustancias del cuerpo, lo que ayuda a la salud de los intestinos.
Un estudio de la Universidad de Harvard demostró que cuando alguien está contento, la gente de su alrededor tiene un 25% más de probabilidades de ponerse contento también. Es decir que no solamente usted sentirá los beneficios que reír le dará a su salud, sino que puede contribuir con el bienestar de las personas que lo rodean. ¡Que comience la risoterapia!