Compartir
SALUD  | PIEL DE ÁNGELSALUD  | PIEL DE ÁNGELSALUD  | PIEL DE ÁNGELSALUD  | PIEL DE ÁNGELSALUD  | PIEL DE ÁNGELSALUD  | PIEL DE ÁNGEL
PIEL DE ÁNGEL
Rate this post

Las arrugas y las manchas son los grandes enemigos de la piel, sobre todo del rostro. Es por eso que los productos antiedad, como el ácido retinoico, son casi que aliados inseparables de las mujeres a partir de los 25 años; que es cuando la dermis está más propensa a la aparición de pliegues, explican voceros del Centro Láser de las Américas, dirigido por el doctor Reynaldo Arosemena.

Si bien, existen procedimientos invasivos para controlar estos factores, los expertos siempre incentivarán el uso de productos que sirvan para el cuidado, antes de recomendar someterse a alguna máquina. Y para eso están los cosméticos como los factores de crecimiento epidérmicos, que son capaces de lograr resultados excelentes.

Si ya se ha dado cabida a todo el procedimiento preventivo y aún quedan inconformidades, entonces se le puede dar paso a alguna intervención no invasiva, que es lo que se logra con los equipos láser, como los utilizados en Centro Láser de las Américas.

Existen tres tratamientos que se han  convertido en los favoritos, tanto por sus efectos como por la sencillez con que se realizan:

  1. Accent Ultra V: tensa y reafirma la piel, estimulando la producción de colágeno. Es indolora y no requiere de mayor cuidado post procedimiento.
  2. Luz pulsada intensa: mejora la apariencia de las manchas, poros y ayuda con las pequeñas arrugas. No requiere de tiempo de recuperación.
  3. Láser CO2: éste es para tratar arrugas más marcadas. Renueva la piel. Requiere de un poco más de cuidado tras el tratamiento. Se debe evitar el sol y el rostro quedará recubierto por una costra, que luego de irá cayendo y dará paso a la nueva dermis sin líneas de expresión.

Los expertos de Centro Láser de las Américas, indican que todo debe ir de la mano de un estilo de vida balanceado, que incluye dormir y comer bien; ya que nuestra piel será un reflejo de los hábitos que tengamos.