Compartir
SALUD  | MERIENDA SALUDABLE PARA EL REGRESO A CLASESSALUD  | MERIENDA SALUDABLE PARA EL REGRESO A CLASESSALUD  | MERIENDA SALUDABLE PARA EL REGRESO A CLASESSALUD  | MERIENDA SALUDABLE PARA EL REGRESO A CLASESSALUD  | MERIENDA SALUDABLE PARA EL REGRESO A CLASESSALUD  | MERIENDA SALUDABLE PARA EL REGRESO A CLASES
MERIENDA SALUDABLE PARA EL REGRESO A CLASES
Rate this post

Inicia el año escolar y comienza también el dilema de muchos padres de cómo preparar meriendas nutritivas y que a la vez sean atractivas para sus hijos. Es importante que los alimentos que ellos consuman les proporcionen la energía necesaria para aprender y jugar en el colegio.

La merienda de la mañana tiene como objetivo principal hacer que los niños lleguen con menos hambre al almuerzo y además para que se pueda distribuir mejor durante el día el consumo de los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del cerebro y del cuerpo. Debe cubrir de 10 a 15% de las necesidades nutricionales.

Atendiendo esta necesidad, le presentamos algunas alternativas para una merienda saludable y variada para que los pequeños no se aburran de comer lo mismo todos los días. Hay que tener en cuenta que en la infancia es cuando se comienzan a formar los hábitos alimentarios que, correctos o no, se mantendrán durante toda la vida.

¿Qué si?  ¿Y qué no?

Para una nutrición completa se deben incluir almidones, granos, cereales, frutas, vegetales, carnes, lácteos, aceites, grasas y azúcares. Una merienda saludable debe estar compuesta de una fuente de proteína, carbohidratos, calcio para huesos y dientes sanos y frutas o vegetales.

Se deben evitar los jugos procesados, sodas, snacks, ya que tienen exceso de sodio, colorante y grasas.También se deben evitar los chocolates, caramelos u otras golosinas similares. Además de las frituras y alimentos grasosos.

  • Una opción práctica son las barras de cereal con bajo contenido de azúcar, un buen sustituto para las golosinas y lo mejor es que poseen vitaminas, minerales y fibras necesarias para los niños.
  • Emparedados utilizando pan pita o integral con queso  y embutidos de pavo o pollo, que tienen menor cantidad de grasa.
  • Cajas de pasas individuales que son en hierro, fibras y antioxidantes e hidratos de carbono que proporcionan energía.
  • En vez de enviar jugos procesados se puede variar jugos de diferentes frutas naturales.
  • Frutas frescas.
  • Los niños se aburren de comer siempre lo mismo, por ello debemos mantener su interés incluyendo colores, texturas y formas.

Siempre se le debe colocar una botella de agua y como una motivación se le puede permitir al niño escoger una golosina una vez por semana.