Compartir
SALUD  | CÓMO LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN NAVIDADSALUD  | CÓMO LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN NAVIDADSALUD  | CÓMO LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN NAVIDADSALUD  | CÓMO LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN NAVIDADSALUD  | CÓMO LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN NAVIDADSALUD  | CÓMO LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN NAVIDAD
Rate this post

Llegó el mes de diciembre, el momento disfrutar en familia los deliciosos menús de estas fiestas de fin de año. “De todo, pero poco”, es la recomendación para evitar que los excesos se conviertan en problemas digestivos o esas libras de más que tardan meses en bajar. Y es que las cenas de Navidad y Año Nuevo pueden acabar en casos de acidez estomacal, desórdenes digestivos y estragos en el control del peso corporal.

No es necesario privarse de degustar estas comidas, solo hay que tomar en cuenta algunos consejos para mantener una buena salud.

  • Lo más importante es no cambiar sus hábitos alimenticios ni dejar de hacer los ejercicios habituales.

  • Las precauciones comienzan desde el momento de ir de compras. Es importante no exceder en lo que va a utilizar para los banquetes y evitar la tentación de dulces, turrones y otros productos con mucha azúcar.

  • Otro error muy frecuente es saltar comidas, creyendo que de esta forma se compensa la ingesta de calorías. Este es un error frecuente, pero lo recomendable es comer ligero. Ensaladas, frutas cereales con fibra, yogurt, etc. Por el contrario, resulta mejor mantener un horario habitual de comidas, lo que nos evitará sentir más hambre de lo habitual en las comidas posteriores y, por tanto, tomar un mayor número de calorías al comer más. La ingesta de fibra ha de estar presente estos días porque ayudan a eliminar y proporcionan sensación de saciedad.

  • Aunque no es parte de la tradición, sería bueno recurrir a platos ligeros (hortalizas, verduras o sopa sin grasa) antes del plato fuerte. Igualmente el postre no tiene por qué faltar en la mesa, pero se puedan reemplazar por postres a base de piña, naranja, papaya o frutos del bosque (zarzamora, frambuesa), ya que contienen nutrientes indispensables para el organismo y sustancias que le ayudarán a mejorar su digestión (enzimas).

  • Una regla de oro es tomar dos litros de agua al día, consumir alimentos con grasa insaturada de origen vegetal: aceite de oliva, frutos secos, pescado y que aquellos que llevan grasas saturadas como embutidos, quesos grasos, mantequilla tratar que no superen el 7% del contenido calórico total.

  • Se recomienda tomar un yogurt probiótico al día, ya que facilita la digestión, reduce la hinchazón y las molestias digestivas.

  • Toda buena comida puede terminar con una infusión para acelerar el proceso digestivo. La menta el anís y manzanilla son las ideales para esto.