Compartir
SALUD  | 6 CONSEJOS PARA UNA PLACENTERA DIGESTIÓNSALUD  | 6 CONSEJOS PARA UNA PLACENTERA DIGESTIÓNSALUD  | 6 CONSEJOS PARA UNA PLACENTERA DIGESTIÓNSALUD  | 6 CONSEJOS PARA UNA PLACENTERA DIGESTIÓNSALUD  | 6 CONSEJOS PARA UNA PLACENTERA DIGESTIÓNSALUD  | 6 CONSEJOS PARA UNA PLACENTERA DIGESTIÓN
6 CONSEJOS PARA UNA PLACENTERA DIGESTIÓN
Rate this post

Llegó el fin de semana. Prácticamente son tres días en los que nos tomamos la licencia gastronómica que no nos dimos en los anteriores. Es común que comamos más de lo habitual, obligados por las reuniones con amigos y familiares. Pero resulta que horas después de estos felices momentos llegan las digestiones pesadas que pueden perjudicar nuestro bienestar y provocar dificultades a la hora de conciliar el sueño.

Rocío Río de la Loza, consultora de nutrición y salud intregal, nos da seis consejos muy útiles para hacer de estos días, verdaderos motivos de celebración. Ella resume sus recomendaciones en 6 puntos:

  1. Ingerir alimentos con fibra dietética: las frutas y verduras de temporada, las semillas, las nueces, las leguminosas como las lentejas y garbanzos, los productos de trigo integral y los granos enteros como el amaranto, la quinoa, el trigo, el maíz y la cebada cuentan con un alto contenido de fibra dietética que es perfecta para tener una buena digestión.
  1. Horario regular en las comidas: cambiar la hora de desayunar, comer o cenar es perjudicial para la salud, además de ser una de las causas de las digestiones pesadas. “Conservar los horarios regulares provoca que nuestro organismo entre en ritmo y el reloj biológico, que está comandado por los ritmos circadianos, se sincroniza”, explica.
  1. Limitar alimentos de tu dieta equilibrada: los lácteos, las bebidas o alimentos muy azucarados, las carnes rojas y los alimentos muy picantes o con muchas especias pueden provocar digestiones pesadas por lo que se aconseja tomarlos cada cierto tiempo. La acidez es otro de los síntomas de las digestiones pesadas y entre sus causas, según la consultora en nutrición y salud integral, se encuentran “los alimentos altamente procesados, el alcohol, el azúcar, los refrescos y el ayuno prolongado”.
  1. Comer despacio: el rápido ritmo de vida conlleva que en muchas ocasiones se coma frente al ordenador sin parar de trabajar. Esto puede provocar digestiones pesadas por lo que la experta en nutrición aconseja “comer despacio y masticar cada bocado por lo menos 15-30 segundos. Así se trituran los trozos de comida y las enzimas de la boca comienzan a desdoblar los nutrientes. Además le da oportunidad al cuerpo de enviarle una señal al cerebro de que el estómago está lleno”.
  1. Realizar ejercicio regularmente: no es obligatorio ir al gimnasio todos los días pero sí se recomienda caminar para favorecer el movimiento gastrointestinal. En este sentido, Río de la Loza aconseja “caminar 30 minutos al día al menos” para lograr buena digestiones.
  1. Mantenerse hidratado: beber entre dos y tres litros de agua al día favorece la buena digestión, pero el debate está abierto sobre si es beneficioso beber o no durante las comidas. Sobre este tema, Río de la Loza recurre nuevamente a la bioindividualidad de cada persona.