Compartir
SALUD  | 5 ALIMENTOS QUE REDUCEN LA ANSIEDAD POR LOS DULCESSALUD  | 5 ALIMENTOS QUE REDUCEN LA ANSIEDAD POR LOS DULCESSALUD  | 5 ALIMENTOS QUE REDUCEN LA ANSIEDAD POR LOS DULCESSALUD  | 5 ALIMENTOS QUE REDUCEN LA ANSIEDAD POR LOS DULCESSALUD  | 5 ALIMENTOS QUE REDUCEN LA ANSIEDAD POR LOS DULCESSALUD  | 5 ALIMENTOS QUE REDUCEN LA ANSIEDAD POR LOS DULCES
5 ALIMENTOS QUE REDUCEN LA ANSIEDAD POR LOS DULCES
Rate this post

Sentir una necesidad incontrolable por algo dulce es muy común, pero así como llega la sensación de bienestar, rápidamente desaparece y nuevamente inicia el ciclo. Consumir en exceso el azúcar que contienen los chocolates, sodas, helados y otros productos industrializados, puede tener consecuencias en la salud. La primera es el sobrepeso. Por ello, le recomendamos sustituir estos productos por frutas e incorporar vegetales que le ayudarán a reducir la ansiedad por el azúcar. Incluso existen alimentos recomendados para aliviar este síntoma.

  1. Frutos secos: Las avellanas, nueces, almendras y demás frutos secos aportan vitamina B al organismo y son una excelente merienda ya que sacian el hambre y eliminan la ansiedad por lo dulce.
  2. Zanahoria: La mejor forma de comerla es cruda cortada en tiras y mantenerlos refrigerados para cuando ataca el deseo por azúcar. También se puede utilizar en jugo combinada con manzana o naranja.
  3. Avena: El consumo habitual de avena contribuye a disminuir los niveles de colesterol y azúcar en la sangre y la depuración de toxinas en el cuerpo. Por su alto contenido en  hidratos de carbono de absorción lenta, mantiene la sensación de saciedad durante más tiempo.
  4. Canela: Hervir canela en rajas y tomar esa agua durante todo el día es una de las mayores recomendaciones para controlar esos deseos de comer a todas horas.
  5. Durazno: esta fruta posee un alto contenido en fibra que ayuda a la buena digestión y regular los niveles de colesterol.

Comer postres de vez en cuando no está mal, el problema es cuando la necesidad por lo dulce se vuelve constante y no lo puedes controlar. Además de estos sustitutos saludables, hay otras opciones como comer más seguido, no saltarse ninguna comida y tomar mucha agua.