Compartir
SALUD  | 10 HÁBITOS BÁSICOS PARA MEJORAR TU INTELIGENCIA EMOCIONALSALUD  | 10 HÁBITOS BÁSICOS PARA MEJORAR TU INTELIGENCIA EMOCIONALSALUD  | 10 HÁBITOS BÁSICOS PARA MEJORAR TU INTELIGENCIA EMOCIONALSALUD  | 10 HÁBITOS BÁSICOS PARA MEJORAR TU INTELIGENCIA EMOCIONALSALUD  | 10 HÁBITOS BÁSICOS PARA MEJORAR TU INTELIGENCIA EMOCIONALSALUD  | 10 HÁBITOS BÁSICOS PARA MEJORAR TU INTELIGENCIA EMOCIONAL
10 HÁBITOS BÁSICOS PARA MEJORAR TU INTELIGENCIA EMOCIONAL
Rate this post

La inteligencia emocional es tener la habilidad para gestionar de forma correcta las emociones, tanto las nuestras, como las de los demás. Parece simple, pero ésta es la que nos hace capaces de afrontar los problemas de la vida, o algo tan sencillo como convivir en paz, saber escuchar, estar de buen ánimo. Una persona que le afectan fácilmente situaciones de otros o se enfada con facilidad, se entristece con frecuencia no tiene una buena inteligencia emocional.

Le dejamos 10 hábitos para tener una buena inteligencia emocional.

  1. Ser feliz. Esta es la recomendación número uno, buscar siempre lo positivo de cada situación. Las personas que lo hacen, son más felices porque siempre piensan en positivo.
  2. Tener empatía, es tener la capacidad de percibir lo que otro pueda sentir. Algo así como ponerse en los zapatos del otro.
  3. Tener una personalidad fuerte. No ofenderse con facilidad ni que le afecten los comentarios negativos hacia usted. Es tener seguridad en uno mismo y una buena autoestima. Ser autocrítico y no dejarse llevar por lo que piensen otros. Actuar por convicción.
  4. Reconocer sus errores. Una persona con buena inteligencia emocional es capaz de ver en cada caída, una oportunidad para levantarse y corregir, pedir disculpas y resarcir el daño causado.
  5. Pensar antes de actuar. Ser impulsivos a veces puede tener consecuencias negativas. Y no es que se sea demasiado tardío para tomar decisiones, simplemente tener en cuenta que las emociones y la razón deben ir de la mano.
  6. Buscar el bienestar. La buena salud debe ser una prioridad en nuestras vidas. Para alimentar nuestra inteligencia emocional, debemos hacer deporte, alimentarnos bien, acudir al médico y tener relaciones sanas.
  7. Dejar el pasado atrás. Hay que vivir el día a día, cerrando capítulos de aquellas cosas que nos afectan, no pensando en lo que no tenemos, sino en lo que queremos tener en el futuro.
  8. Saber decir NO. En ocasiones nos cuesta negarnos, pero es necesario poner límites cuando sea necesario. Antes de quedar bien con los demás, es necesario hacerlo con uno mismo.
  9. No tenerle miedo al cambio.
  10. Ser proactivos, proponer planes, estrategias y pensar siempre en los objetivos.

Con estas simples recomendaciones, tener una buena inteligencia emocional no es difícil. Solo es cuestión de aprender a disfrutar la vida, ser capaz de reinventarnos y ser feliz.