Compartir
GOURMET  | Comida góticaGOURMET  | Comida góticaGOURMET  | Comida góticaGOURMET  | Comida góticaGOURMET  | Comida góticaGOURMET  | Comida gótica
Comida gótica
Rate this post

Londres y Nueva York, capitales de lo ‘cool’ en todos los ámbitos están a tope con una nueva moda dentro de lo que se come y lo que no se come. Se trata de la comida teñida de negro, esto es, comida a la que se le aplica una solución a base de cáscara de coco que previamente se ha quemado para teñir la comida. Helados, hamburguesas y perros calientes.

La comida gótica, pues así se ha dado en llamar, parece que ha llegado para quedarse una temporada. No queremos olvidar que hasta hace bastante poco tiempo lo más llamativo eran los bollos teñidos de arco iris y eso, lamentablemente, ha pasado a mejor vida. Ahora hay que apuntarse a la moda oscura, que así lo dicen los gurús que saben lo que se lleva y lo que gusta o no llevarse a la boca.

Burger King, Japón

Los alimentos son comúnmente teñidos negro con tinta de calamar en muchas partes del mundo. Por ejemplo, es común ver tanto pan y pastas teñidas de negro cuando acompañan a otras comidas del océano. Esta hamburguesa se va a llamar Kuro burger. Está compuesta de carne de vacuno (carne normal a color), queso negro (hecho con carbón de bambú), un pan negro (teñido con tinta de calamar), y salsa especial (ajo negro, para que conste, y también negro). Existen dos versiones de esta ‘delicia’ la “Kuro Burger Pearl” especialmente diseñada para aquellos amantes de hamburguesas sin ensalada y la “Kuro Burger Diamond” que aparte del pan y queso negro viene con lechuga, tomate, cebolla y mayonesa.GOURMET  | Comida gótica