Compartir
DESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADORDESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADORDESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADORDESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADORDESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADORDESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADOR
TOKIO — LA CAPITAL DEL EMPERADOR
Rate this post

Pasó de ser una pequeña ciudad de pescadores a convertirse en la capital de Japón. En Tokio las tradiciones, leyendas e historias se respiran en sus calles y avenidas, y no importa cuán cosmopolita sea, siempre será la tierra de samuráis.

Millones de flores han caído. Están marchitas, sin vida, pero impregnadas de fragancia. Los árboles de cerezos empiezan un nuevo romance con la naturaleza y los lugareños y turistas se preparan para dejar atrás el “Hanami”, una tradición que cada año convoca a miles de personas de todo el planeta para apreciar este espectáculo sin igual que ocurre en la cosmopolita Tokio.

Esta fecha  me recuerda los años que pasé bajo los árboles, reunido con los amigos y viendo cómo estos se iban deshojando o perdiendo las flores producto de la batalla contra el tiempo, pero ahora es diferente. Aprecio el final de este suceso desde la Torre Skytree, una colosal estructura que alberga un mirador, restaurante y  se consolida como una torre de radiodifusión inaugurada en el 2012.DESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADOR

Tokio es una sinfonía de contraste entre lo moderno y vanguardista, con lo tradicional y autóctono.  Aquí en el centro de la ciudad viven unos 13 millones de almas y se destaca por ser el área metropolitana más poblada del mundo, con aproximadamente 36 millones de habitantes. En definición simple, se asemeja a una vorágine humana ávida de experiencias y aventuras.

LUCHA POR EL PODER

Tokio en el pasado se llamó Edo y se consagró en el año 1868 como la capital de Japón al convertirse en el hogar del Emperador, esa figura idealizada que para muchos tiene un significado casi divino. Para convertirse en la actual “Capital del Este”, tuvo que enfrentar varios hechos donde los samuráis eran dignos protagonistas.

La historia tiene documentado un acontecimiento importante. El país insular Japón enfrentó los constantes embates de otras naciones que buscaban colonizarla y el más destacado ocurrió en el año 1853 cuando el comodoro Perry atracó con tres barcos de la armada estadounidense y se enfrentó al régimen de shogunato Tokugawa Ieyasu, un líder samurái que dominaba  Kioto, la que era la  capital de Japón.

Pero al cabo de 15 años el shogunato entregó el poder militar y político al Emperador Meiji, en un periodo conocido como la “Restauración Meiji”. Este evento transformó al país radicalmente durante el resto del siglo XIX y Tokio  se convierte en la nueva capital japonesa.DESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADOR

FUTURO TRADICIONAL

Tokio es una metrópolis donde convive lo viejo y tradicional, junto con lo moderno y avant garde. Sus ciudadanos se mantienen fieles en conservar las tradiciones, pero son arriesgados por lo nuevo y difícilmente se detienen ante lo innovador.

Para recorrer la capital y visitar sus increíbles lugares, templos y parques atestados de alfombras naturales que han sido creadas por los cerezos, uno se puede movilizar en transporte público o utilizando el metro que incluye unas 282 estaciones que abarcan 330 kilómetros de extensión y por donde se trasladan 8.7 millones de usuarios a diario. Todo un reto de geolocalización humana.DESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADOR

Japón no deja de sorprenderme cada vez que vuelvo. Este país insular se encuentra trabajando en un nuevo sistema de transporte que inicialmente irá de Shinagawa, al sur de Tokio hasta el centro de Japón,  específicamente en Nagoya la ciudad que me vio crecer.

El maglev Chūō Shinkansen es un tren de levitación magnética que se espera inaugurar para el año 2027 y que viajará a más de 500 km/h. Este medio de transporte debería ayudar a reducir las aglomeraciones del Tōkaidō Shinkansen, el famoso “tren bala”.

Y es que son muchos los mecanismos que se tienen que emplear para agilizar la travesía de los ciudadanos y visitantes que invaden a diario las calles de Japón, específicamente las de la capital de Tokio.

Según estadísticas recientes, alrededor de 20 millones de turistas aterrizan en la isla durante el año, pero es entre los meses de marzo a abril, cuando los japoneses se preparan para festejar el Hanami, que miles de extranjeros llegan para ver uno de los fenómenos naturales más relevante en el mundo entero.DESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADOR

DATOS

Santuario Meiji Jingū: terminó de construirse en 1921, unos años después de la muerte del emperador y la emperatriz, como señal de agradecimiento al papel que el emperador tuvo durante la llamada Restauración de Meiji.DESTINOS  | TOKIO —  LA CAPITAL DEL EMPERADOR

Ayuntamiento de Tokio: fue construido en el año 1991 a un coste de mil millones de dólares de dinero público. La estructura, cuyo diseño pretendía parecerse a un chip de ordenador, alberga tres sectores gubernamentales: el Edificio Principal del Gobierno, el de la Asamblea Metropolitana de Tokio y el Edificio Principal del Gobierno Metropolitano. Su enorme infraestructura tienen un espacio territorial de aproximadamente tres manzanas.