Compartir
DESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARESDESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARESDESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARESDESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARESDESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARESDESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARES
SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARES
Rate this post

Sus maravillosas plazas y museos recogen un sinnúmero de hechos que forman parte vital de sus orígenes. San Petersburgo es famosa por sus noches blancas y vida nocturna.

Un lugar lleno de historia, considerada la ciudad más grande de Rusia con una población estimada en seis millones de habitantes y fundada por Pedro el Magno en 1703. Su nombre sufrió cambios. Entre 1914 y 1924 se le conoció con el nombre de Petrogrado y entre 1924 y 1991 como Leningrado, luego de un plebiscito volvió a llamarse San Petersburgo.

El centro de la ciudad es considerado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Patrimonio de la Humanidad.DESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARES

Las principales edificaciones datan de la época del imperio ruso, además la hermosa y gigantesca construcción de los metros durante el periodo forman parte de los atractivos de este mágico sitio. Aquí también nació la literatura moderna rusa.

La mejor época para viajar es entre mayo y septiembre, cuando no hace frío, la temperatura es agradable y los días son largos. Esta temporada del año es famosa por las noches blancas, cuando el sol está presente en el horizonte 19 horas al día y pareciera que nunca fuese anochecer. En el verano  también se disfruta del paisaje que brinda la elevación de los puentes que cruzan el río Neva cuando los barcos mercantes navegan por esta vía.DESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARES

EXPLORANDO EN SU INTERIOR

Después de la caída de Iván el Terrible (1533-1584), el primer zar de los zares, Rusia se vio envuelta en problemas con sus sucesores débiles y la invasión de los polacos a Moscú. En 1613 Mikhail Romanov ascendió a zar iniciando así los 300 años de su dinastía.

El nieto de Mikhail, Pedro el Magno, fue quien derrotó a los suecos y así puso final a los frecuentes conflictos con Finlandia y Suecia, fundando entonces la ciudad. Durante la construcción de una de las ciudades más importantes de Europa, se dio una mortalidad de trabajadores, dado las condiciones climáticas existentes en aquella época. Por ello se requirió de nuevos obreros, los cuales fueron llegando de todas partes del país, se calcula que en total eran 40,000 de manera anual.

En 1861, el zar Alejandro II de Rusia logró la abolición de la servidumbre provocando una corriente de inmigrantes pobres. La mano de obra, a bajo costo, permitió un aumento de la industria en la segunda mitad del siglo XIX, convirtiendo el lugar en uno de los ejes industriales más grandes de Europa. Un hecho importante, y que no deja de ser olvidado, es el domingo sangriento, lo que marcó el inicio de la revolución en 1905.DESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARES

ENTRE MUSEOS, IGLESIAS Y PLAZAS

El museo de Hermitage, el más grande del mundo, lo componen seis edificios: el Palacio de Invierno, Hermitage Viejo, Hermitage Pequeño, Hermitage Nuevo, Hermitage Grande y Teatro de Hermitage. Entre sus principales atracciones está la escalera de Jordan, la sala memorial de Pedro I y la sala de escudos de armas, entre otras.

Si es de su interés visitar lugares religiosos, haga una parada en la Iglesia de Resurrección mejor conocida como “Salvador en Sangre Derramada”, construida en el lugar donde el zar Alexander II fue asesinado en marzo de 1881. Su hijo inició la construcción de este pintoresco sitio. En el interior se observa el tímpano principal de mosaico, el cual representa el escenario del nuevo testamento.

Siguiendo nuestro recorrido llegamos a la Catedral de San Isaac y Plaza, la mayor en San Petersburgo, aquí se casaron Pedro Magno y Catalina I. En su domo se observan mosaicos, pinturas y 14 clases diferentes de piedras preciosas. Allí se utilizaron más de 100 kg de oro para cubrir su superficie, misma que puede ser vista desde cualquier rincón de la ciudad.DESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARES

La Plaza de Palacio, la más importante en la historia rusa. Antes de la revolución era el lugar donde se realizaban desfiles militares y en enero de 1905 fue el escenario del Domingo Sangriento.

En su centro se encuentra una enorme columna de 48 metros de alto y 600 toneladas de peso, conocido como Columna de Alejandro, construida en 1834 conmemorando la victoria de Rusia ante Napoleón. Al llegar a la avenida Nevsky, la más famosa y elegante en San Petersburgo, se ubican todo tipo de comercios, como cines, cafés, restaurantes, tiendas, hoteles, bancos y teatros, donde muchos visitantes pasean hasta muy tarde la noche. Mide 4.5 kilómetros de largo y desde su fundación en 1701, Nevsky ha sido la columna vertebral de St. Petersburgo y el hermoso símbolo de la ciudad.DESTINOS  | SAN PETERSBURGO, LA CUNA DE LOS ZARES