Compartir
DESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLODESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLODESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLODESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLODESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLODESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO
LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO
Rate this post

La pequeña ciudad de Alberobello en Italia, tiene una historia particular, y es que el nacimiento de sus primeros trullos o casas con forma de chimenea elaboradas en piedras, se remonta a la época prehistórica.

Cuenta la historia que estas casas se hicieron de esta forma, pues los condes autorizaron a los colonos que las construyeran con piedra seca, es decir sin cemento, para que fueran más fácil destruirlas.

Los colonos respetando esto, solo utilizaron piedras, pero encontraron en la forma redonda y techo de cúpula, la configuración más simple y sólida de hacer sus casas. Los techos de abovedados de los trullos son embellecidos con pináculos decorativos, cuya forma está inspirada en elementos simbólicos, místicos y religiosos.

Hoy día esta pequeña ciudad es conocida por sus célebres trullos y fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1996.DESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO

El pasado de Alberobello

Los trullos más antiguos que se encuentran hoy en Alberobello se remontan al siglo XIV. Durante este período se presentaba como una tierra deshabitada que venía entregada al primer Conde de Conversano, por parte de Roberto de Anjou-Sicilia, príncipe de Táranto y posteriormente rey de Nápoles, desde 1309 hasta 1343.

La parcelación de la tierra era el premio que otorgaban los nobles de la casa de Anjou-Sicilia por los servicios prestados durante las cruzadas. Las zonas fueron pobladas de nuevo, trasladando enteras poblaciones desde los feudos cercanos.
Según algunas investigaciones, ya en el año 1000 surgieron asentamientos rurales en las dos partes del río que hoy discurre subterráneo. Las unidades poco a poco se agruparon hasta formar auténticos pueblos, posteriormente denominados Aja Piccola y Monti.

Chimeneas en el tiempo

Muchos historiadores concuerdan en que esta técnica constructiva fuese debida, sobre todo, a las condiciones geográficas del lugar, rico en piedra caliza, la que se usa en las construcciones de las chimeneas o trullos.
A mediados del siglo XVI, la zona de Monti estaba ya ocupada con unos cuarenta trullos, pero fue en 1620 cuando Alberobello adquirió la fisonomía de un asentamiento independiente.

Definitivamente Alberobello tiene un encanto particular. A la distancia se divisa como una hermosa ciudad de chimeneas grises, las cuales encierran encanto, historia y una larga vida a través del tiempo. Es por eso que cuando visite Alberobello, no olvide visitar estos lugares:

  • Monti: municipio compuesto por casi 1030 trullos, entre ellos los llamados “trullos siameses”, caracterizados por la doble fachada, el doble pináculo, el hogar bajo y la ausencia de ventanas.DESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO
  • Aja Piccola: pueblo constituido por una red de callejones estrechos y tortuosos.DESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO
  • Trullo Sovrano: el único trullo de dos pisos, hoy alberga un museo.DESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO
  • Iglesia de San Antonio: con forma de trullo, precedida de un ingreso monumental y por una escalera coronada con un rosetón.DESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO
  • La Casa del Amor: la primera casa construida en caliza en 1797, hoy en día acoge la oficina del turismo.DESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO
  • Santuario de Santi Medici: dedicada a los santos Cosme y Damián, alberga el relicario de los santos y un cuadro de la Virgen de Loreto.DESTINOS  | LAS CHIMENEAS DE PIEDRA DE ALBEROBELLO