Compartir
DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTODESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTODESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTODESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTODESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTODESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO
IMPERIO NIPÓN. KIOTO
Rate this post

Siempre es bueno regresar a la tierra que me vio nacer y crecer. Japón es mi herencia, cultura y parte de mi vida. Mis raíces se forjaron en este país, en una ciudad sorprendente y a unos cientos de kilómetros de Kioto, donde estoy ahora.

Ésta es la antigua capital imperial de este país convertido en potencia mundial luego de algunas guerras y luchas debilitantes, como la “Restauración Meiji”, una verdadera batalla que puso en juego el legado ancestral asiático producto de invasiones extranjeras que buscaban colonizar las riquezas de esta tierra de samurais y dinastías de emperadores.DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO

Durante este período, de 1850 a 1890, algunas tradiciones milenarias muy características de los nipones fueron erradicadas. Los samurais desaparecieron y Kioto pasó a segundo plano al dejar de ser la capital de Japón por orden del Emperador Meiji, en el año 1868.DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO

Y aunque Tokio se consagró como capital, en Kioto el tiempo no pasa en vano. Si bien es cierto se ha convertido en una urbe cosmopolita, con edificios ultramodernos y repletos de lujo, también se vislumbran imponentes templos y pagodas fusionados con la arquitectura actual y la imponente vegetación de esta ciudad de más de un millón y medio de habitantes.DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO

CIUDAD MILENARIA

Para hablar de esta antigua capital es necesario ir hasta el surgimiento de Japón. Este país es producto de una falla geológica que dio origen a un conglomerado de unas cuatro mil islas, afectadas en muchas ocasiones por los embates de la naturaleza a través de los años.

La historia de Kioto data del siglo VIII cuando un monje budista decidió fundar allí un templo consagrado a la adoración de Buda, dando inicio a esta doctrina filosófica y religiosa que millones de asiáticos practican dentro y fuera de las fronteras.DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO

Concebida a simple vista como una ciudad industrial y sede de grandes compañías tecnológicas, Kioto se mueve a un ritmo acelerado producto del desarrollo. Pero también resguarda con misticismo su legado ancestral de palacios imperiales, centros históricos y templos considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, donde la cultura japonesa de las maiko y geiko se respeta y sus jardines, senderos y parques repletos de cerezos dejan perplejos a muchos.DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO

Este fenómeno de la naturaleza atrae a millones de nacionales y extranjeros, quienes buscan presenciar esta maravilla que dura tan solo unos pocos días durante la primavera. Árboles copados de flores blancas y rosadas en tonos pasteles son grandes postales dignas de presenciar.DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO

La temporada de floración de los cerezos o sakura dio origen a la costumbre del hanami (especie de picnic) que data del siglo VIII. A finales del mes de marzo y principios de abril, Kioto se convierte en un escenario espectacular.

Sitios como el Paseo del Filósofo a orillas del canal, entre el Pabellón de Plata y el templo Nanzenji, se visten de rosa.DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO

Podría mencionar un sinfín de lugares de esta ciudad milenaria y aún me quedaría corto. Templos budistas como Kiyomizu-dera, Ginkaku-ji, Chion-in y Sanjyu-sangen-do deben visitarse, al igual que los santuarios sintoístas Fushimi Inari y Yasaka-jinjya.

El Parque Maruyama, el Antiguo Palacio Imperial y el barrio pequeño de Gion donde viven las maiko y geiko, son para recorrer.DESTINOS  | IMPERIO NIPÓN. KIOTO

Kioto es una ciudad que enamora desde cualquier perspectiva, un rincón de cielo pintado de rosado, en la temporada de cerezos.

DATO

  • Kioto resultó ilesa durante la Segunda Guerra Mundial, pues no fue bombardeada por la fuerza aérea estadounidense, conservando su patrimonio histórico, artístico y arquitectónico.
  • El 11 de diciembre de 1997 en esta ciudad se firmó el Protocolo de Kioto, cuyo objetivo era reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.