Compartir
DESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVADESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVADESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVADESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVADESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVADESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA
EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA
Rate this post

Resultó ser la ciudad donde los políticos le pusieron fin a un matrimonio que empezaba a resquebrajarse. De un lado estaban los checos y del otro, los eslovacos buscando su propia posición en el mapa. Fue una separación que ocurrió sin lamentaciones. Un “divorcio de terciopelo” que hace referencia a la “Revolución de Terciopelo” del 29 de noviembre de 1989, cuando cayó el régimen autoritario del partido comunista de Checoslovaquia. El encargado de disolver esta unión fue el Parlamento Federal, quien declaró que desde el 31 de diciembre de 1992 la República Federal checa y eslovaca dejaría de existir. Ahora y gracias a los incansables esfuerzos de ciudadanos visionarios, Bratislava, la capital de Eslovaquia cobró su protagonismo el 1 de enero de 1993 y el país fue reconocido como miembro de la comunidad europea en 2004.DESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA

DEL AYER

Conocida hasta el final de la primera Guerra Mundial como Prešporok, Bratislava adquirió su nombre hace tan solo 90 años.  Hoy se consagra como una ciudad glamorosa, que vibra al ritmo del jazz, la ópera y las magníficas personificaciones en el teatro.

Su arquitectura, gastronomía e idiomas reflejan el sentir de celtas, húngaros, alemanes, romanos, judíos y eslovacos que encontraron en esta tierra su hogar.DESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA

Del pasado aún siguen firmes algunos monumentos, como el dedicado al rabino Chatam Sofer y el Museo de la Cultura Judía, ya que esta ciudad fue uno de los centros de estudios judíos más importantes en Europa.

El Castillo de Bratislava, ubicado en la cima de la estratégica colina de unos 100 metros al lado del río Danubio, se empezó a construir en el siglo X. Alberga el Museo Nacional Eslovaco y ofrece una maravillosa vista a la antigua ciudad y el tránsito frecuente del río.DESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA

COMO UN DIAMANTE

Bratislava se sitúa en el centro de Europa, al suroeste de Eslovaquia. La ciudad es fronteriza al sur con Hungría y al oeste con Austria, hecho que hace de ella la única capital en el mundo que colinda con dos países. Además, la República Checa está sólo a 65 kilómetros y Viena a 60 kilómetros.

Ucrania y Polonia también rodean otras zonas de Eslovaquia, convirtiendo este país en el diamante de cinco países históricamente importantes.

Y aunque Bratislava tiene una superficie total de 367,58 km² no deja de sorprender por sus antiguos palacios, una ciudadela medieval y plazas inundadas de historia.DESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA

PASADO Y PRESENTE 

Ubicada en el casco antiguo está la Plaza de Hviezdoslav, entre el Puente Nuevo y el Teatro Nacional Eslovaco. Lleva este nombre en honor del poeta eslovaco Pavol Országh Hviezdoslav.

La Torre de San Miguel, de unos 50 metros de altura, data de principios del siglo XIV y hoy es el Museo de Armas. Justo bajo la puerta, que divide la ciudad antigua de la moderna, hay una circunferencia en la que se marcan las distancias a varias ciudades del mundo.

El Palacio Primacial se erigió donde había una propiedad del arzobispo de Esztergom. La fachada del palacio está realizada en un estricto estilo clásico y en su cumbre está un modelo del sombrero del Cardenal Jozef Batthyányi.DESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA

La Catedral San Martin, la Farmacia Salvatore que guarda una arquitectura neo-renacentista, el gigantesco monumento de la guerra “Slavín” que conmemora la liberación de Bratislava por el Ejército Rojo en abril de 1945 y el Antiguo Ayuntamiento que data del siglo XIV, que sirvió como prisión, casa de la moneda y ahora es el museo de la ciudad  fundado en 1868 son lugares que debe visitar.

Bratislava es de esas pequeñas ciudades capaces de albergar acontecimientos y monumentos a través de los años, recordándole a sus visitantes y lugareños, las luchas que se tuvieron para poder consagrar a Eslovaquia como país soberano.DESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA

SABÍAS QUE

  • Aunque el nombre actual de la ciudad, Bratislava, se utiliza sólo desde el año 1919, su escudo data del año 1436. Fue cuando Segismundo de Luxemburgo le otorgó el derecho a usar este escudo a la ciudad llamada en alemán “Pressburg” y en húngaro “Poszony”.
  • Bratislava fue en el pasado una especie de bodega real para la monarquía. La ciudad vivió de la elaboración del vino y fue célebre por ello.
  • Es considerada una ciudad de música, porque gigantes como Mozart, Haydn, Beethoven, Rubinstein o Hummel componían y actuaban aquí. En la actualidad, son mundialmente reconocidos el ballet y la ópera del Teatro Nacional Eslovaco, sobre todo por sus interpretaciones clásicas y han salido estrellas de la ópera como Peter Dvorský, Lucia Popp o Edita Gruber.DESTINOS  | EL CORAZÓN DE ESLOVAQUIA. BRATISLAVA