Compartir
DESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABORDESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABORDESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABORDESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABORDESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABORDESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABOR
Rate this post

A pesar de ser uno de los últimos bastiones del comunismo, la isla de Cuba se mantiene como un destino turístico muy cotizado en el Caribe. Al visitarla, es de rigor su capital, La Habana, que hace 60 años era considerada una ciudad con visión futurista de urbanismo. Una excelente opción es comenzar por el Casco Viejo, conocido como “Habana Vieja”, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1981. Calles anchas, restos de murallas que la resguardaban y antiguos barrios residenciales con mansiones, como Vedado, Buenavista, Playa, Laguito, Baltimore y Miramar, la hacen irrepetible. Inclusive, pueden encontrarse edificios del siglo XVl, como el Palacio de la Artesanía, para comprar discos compactos, ropa, joyería, souvenirs, cigarros o puros, artesanías e instrumentos musicales. Otra opción interesante es el nuevo Mercado de Artesanía San José, en el puerto.DESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABOR

Andando por el Paseo del Prado, llegarán al inicio del Malecón y, a la derecha, pasarán por el túnel de la Bahía. Desde allí se pueden visitar las dos fortalezas que custodiaron la entrada del puerto. Desde las terrazas del “Castillo de los Tres Reyes del Morro” se divisa la impresionante vista del Malecón. El Faro, ubicado junto a esta estructura, se ha convertido en símbolo de la ciudad. La segunda es el Castillo de San Carlos de la Cabaña, del siglo XVlll, considerado el más largo de América por sus 700 m. Además, alberga una gran colección de armas. Todos los días, a las 9:00 p.m., soldados vestidos con uniformes de época disparan un cañonazo hacia el mar. Es una ceremonia que no deben perderse.DESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABOR

Días y noches habaneras

La arquitectura colonial se muestra claramente en el estilo del Convento de San Francisco de Asís y la Catedral de La Habana, que cuenta con una plaza con cafés y restaurantes para hacer una deliciosa pausa.

Al igual que el Museo de la Ciudad de La Habana se encuentra en el Palacio de los Capitanes Generales, un ejemplo de arquitectura barroca del siglo XVlll. Es uno de los más importantes y conservados edificios de esta zona. Su patio central alberga una estatua de mármol blanco de Cristóbal Colón. Caminando hacia la Plaza Vieja y sus calles, pueden verse galerías en un estilo típicamente habanero. La Calle Brasil, conocida como Teniente Rey, es un punto ideal para tomarse fotos con el Casco Viejo y el famoso Capitolio de fondo. Abierto al público desde 1991, es una copia del que está en Washington. Fue inaugurado en 1929 y albergó la Cámara de Diputados y el Senado, hasta que llegó la revolución en 1959. Hoy es el Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente.DESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABOR

Otra visita esencial es el Museo de la Revolución, antiguo palacio presidencial. Muestra desde las luchas indígenas a las revolucionarias. En el exterior se aprecia la exposición del barco “Granma” que transportó, en 1956, a Fidel Castro y 80 guerrilleros, desde México hasta las costas cubanas. También deben visitar el Museo Nacional de Bellas Artes, con un programa de actividades y exposiciones todo el año. Un espectáculo arquitectónico son las fachadas del Hotel Sevilla, con su ubicación privilegiada en Habana Vieja, muy cerca del Paseo del Prado, y la del edificio Bacardí. Inaugurado en 1930, es considerado una joya del Art Deco y fue restaurado. Perteneció a la compañía ronera Bacardí S.A. Sobre este mismo Paseo, se encontrarán con el Gran Teatro de La Habana, uno de los íconos de la ciudad y hogar del Ballet Nacional de Cuba. También está el Hotel Inglaterra de estilo colonial y decorados Belle Epoque, es uno de los más antiguos: opera desde 1875 y fue declarado Monumento Nacional. En Plaza de Armas verán “El Templete”, Patrimonio de la Humanidad. Fue construido donde se cree se localizaba en 1519 la Villa de San Cristóbal de La Habana, como monumento de la fundación de la ciudad.DESTINOS  | CUBA, ISLA DEL ENCANTO Y SABOR

Turismo y arte

A pocos pasos de la catedral, en la calle Empedrada, encontrarán la Bodeguita del Medio, la taberna más famosa de La Habana. Fundada en 1942, ha visto pasar centenares de celebridades. Forma parte de “La Ruta de Hemingway”, un recorrido por sus lugares predilectos. Como hotel Ambos Mundos, donde el escritor se hospedaba en la habitación 511, quinto piso. Suban hasta la terraza. La calle termina en Floridita, el bar que él más frecuentaba. ¿Sabían que allí se creó el famoso cóctel Daiquirí? Al oeste de Miramar y un poco más lejos de Jaimantas, en la Marina Hemingway atracan los yates. Cuenta con el restaurante “El Papa” y su exquisito menú, centro comercial y el hotel “El Viejo y el Mar”, ideales para pasear o descansar en un ambiente lujoso. Desde allí también se puede salir a practicar pesca y submarinismo. Y para quienes gustan del arte, Jaimanitas se localiza a 30 minutos del centro de La Habana y es la sede del Museo de Fuster o “Fusterlandia”, abierto por el artista José Fuster. Todo el barrio colabora con él, al dejar que decore casas y locales “a lo Gaudí”, con coloridos toques al estilo de Picasso y Jean Dubuffet.