Compartir
DESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOSDESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOSDESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOSDESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOSDESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOSDESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOS
Rate this post

Un lugar como pocos es sin duda Cayo Hueso. Sus azules aguas dan muestra de que es un sitio lleno de una vida marina muy rica, que sus habitantes han sabido preservar. El lugar ofrece un ambiente de fiesta que se mezcla con diseños innovadores y artísticos que contrastan en perfecto orden con las edificaciones del lugar.DESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOS

En el pasado, estas islas tropicales fueron refugio de piratas, pescadores,  comerciantes, buscadores de tesoros y personas rechazadas socialmente. Cayo Hueso es una pequeña isla, o cayo, ubicado al extremo sur de la península de la Florida en América del Norte.

La historia cuenta que su nombre se le dio porque moradores encontraron huesos enterrados en sus playas. Uno de los atractivos turísticos más famosos es la reunión en el Muelle Mallory Square. Se acostumbra que una hora antes de la puesta del sol las personas se reúnan para disfrutar de las actuaciones de artistas de la calle, mientras se espera a que el astro rey se oculte.DESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOS

ATRAÍDO POR LOS ENCANTOS

Como cualquier ciudad del mundo, Cayo Hueso guarda una historia fascinante. Durante algunos siglos fue considerado el centro de rescate de navíos azotados por tormentas tropicales. Pero con la llegada del siglo XX, el lugar se desarrolla como centro turístico atrayendo el interés de personalidades como el poeta Wallace Stevens quien se encargó de promover la región.

Entre sus pobladores se encuentra un número importante de cubanos, quienes por la cercanía del lugar comenzaron a emigrar en busca de mejores días. Estando allí se dedicaban al negocio vinculado con la siembra del tabaco. Años más tarde contaban con importantes fábricas que ayudaron a dinamizar la economía del lugar.

Muchos fueron los visitantes que, impresionados por las bondades y riquezas naturales del lugar, decidieron adquirir una vivienda para pasar momentos agradables con familiares y amigos o realizar viajes de forma periódica. Uno de ellos fue Ernest Hemingway, escritor y periodista estadounidense quien compró una casa y vivió por algunos años con su segunda esposa.DESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOS

Hemingway llegó por invitación de su amigo John Dos Passos. Al conocer los Cayos, el amor fue a primera vista. En la actualidad, la casa es un museo y se puede encontrarla caminando por la calle Duval, arteria principal del pequeño pueblo, hasta la calle Olivia y Whitehead. Al llegar lo más sorprendente es la cantidad de gatos que viven allí, se cree que son descendientes de los que tenía el escritor. En la planta baja de la vivienda se ubican los salones, el comedor y la cocina.

En esta casa, Hemingway escribió gran parte de sus novelas. “El Viejo y el Mar” inspirado por un pescador cubano, con quien salía a pescar frecuentemente. Aún se conserva su escritorio y su máquina de escribir. Como dato curioso, cada año se organiza un festival para encontrar al doble de Hemingway.DESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOS

LA PEQUEÑA CASA

Durante nuestro trayecto, muchos fueron los lugares que captaron nuestra atención, uno de ellos fue “Little White House”, la cual fue construida en 1890 a orillas del río y habitada varios inviernos por el presidente de Estados Unidos Harry S. Truman, en la década de los 40. En el lugar se conservan algunas fotografías y documentos de interés. Allí varios presidentes, entre ellos, John Kennedy y Eisenhower escogieron el lugar para reuniones importantes, incluso para tomar algunos días de descanso.

Ya en el siglo XX, la casa pasa a ser un museo, y desde entonces muchos han sido los millones de dólares que se han invertido para su preservación.

Para conocer tan histórico lugar, la casa permanece abierta los siete días de la semana en horario de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. Los tours para grupos de seis personas o más inician cada 20 minutos.

Cayo Hueso es el sitio ideal para los amantes de los deportes acuáticos. El buceo y el esquí acuático, son sólo algunos de los deportes que más atractivos tiene para sus visitantes.

Recorrer las calles de Cayo Hueso es como leer un libro de historia, con narraciones fascinantes. Personajes y lugares, se conjugan para contar la vida de un pequeño territorio que desde siempre ha cautivado a propios y foráneos.DESTINOS  | CAYO HUESO, EL SANTUARIO MARINO DE ESTADOS UNIDOS