Compartir
DESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDADDESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDADDESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDADDESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDADDESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDADDESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDAD
Rate this post

¡Bonbini! Es la palabra con la que fuimos recibidos en el Aeropuerto Internacional Reina Beatriz. Durante todo el recorrido desde que pisamos el estrecho túnel de salida del avión, hasta que recogimos nuestras maletas y completamos los trámites, pudimos notar caras sonrientes por todas partes. Ya nos habían comentado que esta isla se caracterizaba por la hospitalidad de su población. Uno de esos arubanos amables era nuestro guía, quien no dejaba de sonreír y hablarnos de las maravillas de su país.

En el corto trayecto apreciamos formaciones rocosas, cactus y los famosos “watapana” o “árboles divi-divi”. Nos llamó poderosamente la atención la topografía y la vegetación del lugar que son inusuales para una isla del caribe. Fácilmente en las orillas rocosas se pueden encontrar reptiles tan pequeños como lagartijas y tan grandes como iguanas. Aquí siempre es verano y casi todo el tiempo es seco, la isla se encuentra lejos de la ruta tradicional de los huracanes.DESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDAD

ONCE KILÓMETROS DE PLAYA

Los hoteles están ubicados a orillas del mar uno seguido del otro, por lo que resulta muy fácil hacer este recorrido caminando por la hermosa playa de arena blanca. Son las costas del sur y del occidente donde se encuentran estos kilómetros de playa, rodeados por tranquilos mares azules cuya visibilidad en ciertas áreas alcanza una profundidad de cien pies. Todas las playas son públicas y se puede acceder a ellas entrando por un hotel o estacionando su automóvil cerca. La costa noroeste de la isla es escarpada y agreste y el interior es desértico, con una variedad de cactus y dramáticas formaciones rocosas.

Visitamos la isla en temporada de carnaval, una de las fiestas más populares aquí. Se celebra en los meses de enero, febrero y marzo. Los arubanos se divierten con desfiles, celebraciones, concursos, bandas de música y comparsas.DESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDAD

Los idiomas oficiales son el holandés y el lenguaje nativo papiamento, (que es una combinación entre portugués, inglés, español y holandés), pero la mayoría de los isleños hablan con fluidez varios idiomas, incluyendo inglés y español. Oranjestad es la capital, la palabra significa “Ciudad Naranja”, aseguran algunos nativos que es el color preferido de los Reyes de Holanda.

ATRACCIONES NATURALES

Le recomendamos que visite la fábrica de Aloe, planta medicinal muy apreciada, utilizada para todo tipo de dolencias. En esta oportunidad, el guía era un joven trabajador de la fábrica, quien nos explicó todo el proceso de elaboración de los productos. Desde 1890 exportan a Estados Unidos y Canadá, inicialmente realizaban este trabajo de forma manual. Hoy en día producen cremas para el cuerpo, shampoo, acondicionadores para el cabello, cremas para aclarar la piel, entre otros muchos productos.

El recorrido es muy interesante, en el exterior se pueden apreciar las más de 150 hectáreas de plantaciones, y dentro las maquinarias de acero que junto a la mano del hombre logran la combinación perfecta para crear estos productos naturales.DESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDAD

Nuestra trayecto continuó en las formaciones rocosas de Casibari, cerca de Paradera. Para una isla plana y arenosa, la presencia de montañas y rocas gigantes, son un verdadero enigma, se dice que la isla tuvo un violento pasado volcánico. Las rocas crean un escenario único, pesan varias toneladas y tienen formas peculiares.

Están agrupadas unas sobre otras, formando pasadizos que permiten a las personas hacer un recorrido interesante hasta su cima. El gobierno ha creado trochas para caminar y escalones en las rocas para que los visitantes puedan subir y tener una excelente  vista de la isla.

El Puente Natural, ubicado en la costa noreste, es una formación rocosa que estuvo suspendida hasta que colapsó en septiembre de 2005. Es una de las atracciones más fotografiadas de la isla.

Durante muchos siglos esta roca maciza de coral fue abatida incesantemente por las aguas del Atlántico.DESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDAD

Iniciamos nuestro recorrido en el centro de Oranjestad, donde fuimos invitados al Hotel Renaissance, Aruba Resort & Casino, ellos ofrecen a sus visitantes una isla privada, un escondite para los huéspedes. Está ubicado frente al muelle en el centro de la ciudad, y a la isla se llega en una lancha que parte cada 15 minutos entre las 7:00 a.m. y las 7:00 p.m. La nota característica de esta playa son los hermosos Flamingos que se aprecian en la entrada.

Si usted es amante de hacer snorkel, le sugerimos que reserve en una compañía de aventuras, nosotros encontramos a Pelican Adventures, quienes nos llevaron a disfrutar de la belleza de las formaciones coralinas y apreciamos ruinas de barcos antiguos.

EL PAISAJE CULINARIO DE LA ISLA

Este hermoso destino se caracteriza por brindar a sus miles de visitantes una exquisita variedad gastronómica. Si quiere deleitarase al iniciar el día le recomendamos el restaurante La Vista del Aruba Marriot Resort & Stellaris Casino, donde podrá disfrutar de un desayuno americano y hasta cenas casuales. Los almuerzos en el Restaurante Aquarius, del Hotel Renaissance son excelentes, pues presentan un bufet donde podrá elegir pastas, ensaladas, carnes, postres y una variedad de sushi para los amantes de este platillo japonés. El Restaurante Paparazzi, ubicado en el Hotel Divi Tamarijn Aruba, se especializa en cocina italiana. También visitamos el Restaurante Ruinas del Mar, en el hotel Hyatt, donde en un ambiente muy romántico e íntimo, presentan una variedad de platos tradicionales de influencia hispánica.DESTINOS  | ARUBA, LA ISLA DE LA FELICIDAD

En nuestra última tarde en Aruba, el sol caía lentamente mostrando con timidez sus últimos rayos, una imagen que quedará imborrable en nuestra mente, al igual que la satisfacción de haber conocido una hermosa isla, con gente cordial y amable.

La verdad nos faltó mucho por conocer, pero usted tiene la oportunidad de descubrir por qué le llaman “One Happy Island”  o  una isla feliz.