Compartir
DESTINOS  | ALASKA SUR. THE LAST FRONTIERDESTINOS  | ALASKA SUR. THE LAST FRONTIERDESTINOS  | ALASKA SUR. THE LAST FRONTIERDESTINOS  | ALASKA SUR. THE LAST FRONTIERDESTINOS  | ALASKA SUR. THE LAST FRONTIERDESTINOS  | ALASKA SUR. THE LAST FRONTIER
Rate this post

Las temperaturas en Alaska suelen ser bastante extremas. El invierno hace descender el termómetro hasta los -54°C y en verano el sol calienta hasta por los 38ºC. Pero no podía ser de otra manera, pues me encuentro en la última frontera de la tierra, donde los glaciares empiezan a derretirse a causa del sofocante cambio climático y las especies de flora y fauna conocen a la perfección y respetan la identidad de este estado perteneciente a Estados Unidos.

Pero la historia del lugar donde estoy, específicamente en el sureste de Alaska, es interesante. Se dice que tomó forma durante la última época glaciar, cuando estos convirtieron a la tierra en una serie de canales y fiordos que hoy están sumergidos bajo el mar, fuente de la vida de esta implacable tierra.DESTINOS  | ALASKA SUR. THE LAST FRONTIER

Viajando al sureste

La mejor forma de recorrer Alaska es a bordo de un crucero, pues la ruta es perfecta para buques transatlánticos que van desde la ciudad de Vancouver, en la costa pacífica de Canadá, específicamente en la provincia de Columbia Británica y que conecta con  Skagway, en el sureste de Alaska. Son unos 1500 kilómetros de aguas gélidas donde los animales pueden vivir plácidamente y en armonía con la naturaleza.

El sureste de Alaska es una zona muy lluviosa durante todo el año, con estadísticas que revelan unos 229 días de lluvia. Es por eso que la mejor época para visitar este estado es en el verano, una temporada que abarca los meses de mayo hasta septiembre.

Lo interesante de este sector de Alaska, es que se observa mucho verdor y poco glaciar, evidencia clara que el calentamiento de la tierra ocasionado por el cambio climático está afectando la zona conocida como Paso del Interior, ruta costera para los cruceros e impregnada de la herencia indígena.

En el camino hicimos una parada estratégica en Ketchikan, la cuarta ciudad de Alaska con un número aproximado de 9000 habitantes y donde el medio de transporte más común es el hidroavión.DESTINOS  | ALASKA SUR. THE LAST FRONTIER

Más allá de Ketchikan

Esta ciudad se sitúa en una posición privilegiada, pues está a la entrada sureste de Alaska. Aquí la fauna Silvestre, es decir osos y águilas o los animales marinos como ballenas y orcas son comunes. Además Ketchikan es conocida como la capital del salmón.

Y aunque resulte curioso, Ketchikan está constituida por solo cuatro manzanas de ancho con unos 50 kilómetros de extensión de tierra a lo largo de la costa, donde las precipitaciones alcanzan los 411 centímetros en promedio al año. Mucha lluvia para un solo lugar.

Ketchikan tiene varios sitios para visitar como el Misty Fiords National Monument, una zona silvestre administrada por el Servicio Forestal de los Estados Unidos como parte del Bosque Nacional de Tongass. Un sitio increíble también es el Tlingit Indian Village o el Totem Heritage Center, un museo donde se puede conocer más al respecto de la tradición de la tribu Tlingit y sus tótem de madera.

Esta ciudad es el principal puerto de llegada de los cruceros, pero además es donde se aprecia la historia que se mantiene en pie. La zona rosa de Ketchikan nos da un pantallazo del ayer y es que Creek Street refleja el Alaska de antaño, con casitas de madera pintados en colores cálidos que hoy son comercios y restaurantes, los cuales nos invitan a pasar.

Dejamos el sureste de Alaska a bordo de este hotel flotante y navegamos estas aguas de temperaturas heladas en busca de más aventuras.