En el corazón de la campiña francesa, se abre paso esta prolífera tierra, cuña del espumante más sofisticado y famoso del mundo. Sus ciudades albergan auténticas joyas, que recuerdan su pasado romano y su esplendor medieval; además, sus 300 casas de champán, garantizan un recorrido inmejorable.

A 150 kilómetros de París, se encuentran los viñedos más prestigiosos del mundo, donde se produce la materia prima para la bebida más exquisita del mundo. Desde el fértil Valle de Marne, hasta la histórica comuna de Reims; sin dejar de lado a la vibrante Épernay, recorremos la zona en la que, gracias a una coincidencia, nació una burbujeante leyenda.

La región Champaña-Ardenas es un lugar que estimula los sentidos. Al recorrer sus parajes, mis ojos se recrean con las vastas zonas pobladas de viñedos y, en sus ciudades, con las elaboradas formas de la arquitectura medieval, testigos de su riqueza histórica.

En el pasado, este lugar formó parte del Imperio Romano, cuando formaba parte de Galia, la zona que hoy ocupa Bélgica, Francia, Países Bajos y algunas zonas de Suiza, Italia y Alemania.

En la Edad Media fue punto de encuentro de los mercaderes de la Europa Occidental, que acudían allí durante las Ferias de Champaña. El comercio marítimo le restó peso económico, pero recuperó todo su brillo en el año 1314, cuando el Conde de Champaña fue proclamado rey de Francia.

Convertido en Luis X anexó Champaña a la corona y en poco tiempo se conocieron las magníficas uvas que producía la región; tanto así que los Papas y nobles quisieron adquirir viñedos allí y disfrutar de vinos de excelsa calidad.

La primera Maison du Champagne, fue la casa Gosset, fundada en 1584. Cabe destacar que, dieciséis generaciones después, sigue activa. En los siglos venideros, la Champaña alcanzaría su Edad de Oro y comenzaría a ser asociada a la aristocracia durante los siglos XVII a XIX.

Al adentrarme en esta fértil tierra, descubro hoy una vibrante zona comercial, en la que las ciudad de Reims y la comuna Épernay son sus poblaciones más activas. El conjunto de viñedos, casas y bodegas subterráneas son Patrimonio de la Humanidad, desde 2015.

REIMS Y SUS MONUMENTOS
A 150 kilómetros de París, en el departamento de Marnes, se encuentra esta ciudad. En ella encuentro un ambiente animado, proveniente no solo de los muchos turistas que la visitan, sino de los cafés que la rodean.

Los romanos la nombraron Durocortorum y su pasado imperial se percibe en monumentos como la Puerta de Marte. Pero su edificio más famoso no es otro que la Catedral de Nuestra Señora de Reims, una hermosa muestra del gótico francés.DESTINOS LIFESTYLE  | LA RUTA DEL CHAMPAGNE

Este recinto ha custodiado objetos como la Sagrada Ampolla, un envase que contenía el óleo con el que se consagraban los reyes franceses. En un acto simbólico fue rota en la plaza pública, al triunfar la Revolución Francesa.

Hasta el año 1835, en este templo fueron coronados 25 reyes franceses, incluidos Luis XIV, el Rey Sol y Luis XVI, último monarca francés. Al recorrer sus rincones, no me es difícil comprender por qué fue escogido para tan solemne propósito.

El lugar es una joya arquitectónica y en ella destacan detalles como la llamativa vidriera, diseñada por el pintor Marc Chagall, instalada en el eje del ábside. Otros de los atractivos del lugar son los pórticos y sus estatuillas.

DESTINOS LIFESTYLE  | LA RUTA DEL CHAMPAGNE

Si visita la Catedral, asegúrese de contemplar cada uno; el de la Virgen María, el del Juicio Final, en la fachada norte y la Puerta de Santa Ana. Disfrute de la belleza de esculturas como el Ángel Sonriente y la representación de escenas como la lucha entre David y Goliat y la coronación de la Virgen María.DESTINOS LIFESTYLE  | LA RUTA DEL CHAMPAGNE

Reims también es el hogar de dos reconocidas maisons: Veuve Clicquot y Taittinger. La primera, fundada en 1772 por Barbe Nicole Clicquot, una dama famosa por perfeccionar la técnica de removido. En 1811 produjo la primera champaña con este procedimiento, la Comet Vintage.

La Casa Taittinger, fundada en 1734 por Jacques Fourneux, tiene sus bodegas en la antigua Abadía de San Nicolás. El zar ruso Pedro I, un entusiasta de la champaña, visitó este lugar.DESTINOS LIFESTYLE  | LA RUTA DEL CHAMPAGNE

LA CUNA DEL CHAMPÁN HAUTVILLERS

A 28 km de Reims, está Hautvillers, un destino imprescindible para los entusiastas del champagne. Allí, el monje benedictino Dom Perignon descubrió, por coincidencia, el método champenoise.

Hoy, la champaña sigue produciéndose bajo este estándar. En el méthode traditionnell, pasa por dos fermentaciones: la primera en barril y la segunda en botellas individuales, con aditivos como levadura y azúcar.

Luego, se expulsan los sedimentos mediante una proceso llamado dégorgement.

DENOMINACIÓN DE ORIGEN

• Las 300 casas de champaña de la región y su actividad está regidas por el CIVC o Comité Interprofessionnel du vin de Champagne.

• El sistema de Apelación de Origen Controlada (AOC) protege el nombre “champaña”. Solo puede denorminarse así el vino espumante, realizado bajo el método tradicional.

ÉPERNAY, LA TIERRA DE LA CHAMPAÑA

Ubicada 25 kilómetros al sur de Reims, esta comuna de 25,000 habitantes es la capital mundial de la Champaña. Sus cerros están cubiertos de viñedos.

Su principal atracción es la Avenue de Champagne, de un kilómetro de largo, donde están las principales casas de producción de espirituosos de renombre. Están Moët & Chandon, Mercier, De Castellame Mercier y otras casas.

Esta calle es patrimonio mundial y se conoce como la Avenida más cara del mundo, por las millones de botellas de exquisito champán que en ella se encuentra.

En el número 20 de esta prestigiosa calle, se encuentra Moët & Chandon, la bodega más famosa y la de mayor producción del mundo. Fundada en 1743, produce 35 millones de botellas al año, incluido el Gran Vintage, edición especial 2006 y 2008.DESTINOS LIFESTYLE  | LA RUTA DEL CHAMPAGNE

La casa tiene interesantes historias, entre ellas que Jean- Rémy Moët, fundador de la casa, tenía una estrecha relación con el militar y emperador francés Napoleón Bonaparte.


REGIÓN DE LAS BURBUJAS

No se vaya de la región de Champaña-Ardenas, sin disfrutar de una visita guiada, con cata incluida, a algunas de las principales Maisons de Champagne. Puede tomarlo incluso desde parís hasta Reims y Épernay, y disfrutar en el camino de los paisajes de la campiña francesa.

  • La antigua Abadía Saint-Pierre d’Hautvillers es el lugar de descanso final del monje Dom Perignon.

DESTINOS LIFESTYLE  | LA RUTA DEL CHAMPAGNE

  • Una visita a la zona no está completa sin tomar tour por las principales casas de champaña. La mayoría incluye un recorrido a sus cavas y una degustación.

DESTINOS LIFESTYLE  | LA RUTA DEL CHAMPAGNE

  • Épernay está llena de encanto, urbano y rural. Una forma de conocerla es a través de la red de buses Mouvéo. Aborde uno.DESTINOS LIFESTYLE  | LA RUTA DEL CHAMPAGNE