El floreciente campo de la neurotecnología involucra interfaces cerebro-máquina, neuroprótesis, neuroestimulación, neuromonitorización y dispositivos implantables destinados no solo a aumentar la actividad del sistema nervioso, sino también a ampliar sus capacidades.

Hace un tiempo, Elon Musk, CEO de Space X, dijo que sería necesaria una «fusión de inteligencia biológica e inteligencia artificial» para garantizar que sigamos siendo económicamente valiosos.

Poco después, Musk creó Neuralink, con la intención de conectar computadoras directamente a cerebros humanos. Su intención es usar tecnología del «cordón neural», implantando diminutos electrodos en el cerebro para capacidades informáticas directas.

La neurotecnología, con las interfaces cerebro-computadora, no es una idea nueva. Varias formas de esta nueva tecnología ya están disponibles, desde las que se colocan en la cabeza y miden las señales cerebrales hasta los dispositivos que se implantan en el tejido cerebral. En este artículo le mostramos las más innovadoras.

Kernel

Es una compañía de interfaz cerebro-máquina en etapa temprana formada y financiada por Bryan Johnson, fundador de la compañía de pagos en línea Braintree y el Fondo OS. 

La compañía está trabajando en una forma de medir y estimular los impulsos eléctricos de muchas neuronas a la vez. La tecnología se utilizará clínicamente para enfermedades como la depresión o el Alzheimer. 

Thync

 La compañía ha desarrollado una pequeña “cápsula” portátil que se adhiere a la parte posterior del cuello y utiliza la neuroestimulación para combatir el estrés y promover un mejor sueño. Su producto principal, el Thync Relax Pro, utiliza niveles bajos de estimulación eléctrica para activar las vías nerviosas en la cabeza y el cuello. 

Según la compañía, estas vías se comunican con áreas del cerebro para ayudar a controlar los niveles de estrés y la calidad del sueño. El producto está dirigido a consumidores que con frecuencia sufren estrés y, por lo tanto, luchan por dormir.

Synchron 

Está desarrollando un dispositivo implantable, llamado Stentrode, que tiene como objetivo proporcionar una forma segura para que los pacientes paralizados logren el control cerebral directo de los dispositivos de asistencia de movilidad. 

El sistema incluye un dispositivo pequeño y flexible que puede pasar a través de los vasos sanguíneos cerebrales, lo que le permite implantarse en el cerebro e interpretar los datos eléctricos emitidos por las neuronas. 

BrainCo 

Un producto del Laboratorio de Innovación de Harvard, se especializa en wearables de interfaz cerebro-máquina. 

La línea de productos principal de la compañía es la serie Focus, que ofrece diademas portátiles para la educación, la forma física y los juegos controlados por la mente. BrainCo también se ha expandido a las prótesis, trabajando bajo el nombre de BrainRobotics. 

La compañía está desarrollando una mano protésica robótica que puede ser controlada por la mente del usuario. Al utilizar el aprendizaje automático y la electromiografía, que mide las señales cerebrales en varios grupos musculares, el producto de prótesis BrainRobotics actualmente es capaz de reproducir seis gestos táctiles de la mano distintos.