¿Sabe que tiene una glándula en su cuerpo en forma de mariposa capaz de controlar la temperatura corporal, el metabolismo basal, los movimientos del intestino y mantener la frecuencia cardíaca? Así de vital es la tiroides.

 

La tiroides es una glándula endocrina que se encuentra en la base del cuello, ubicada arriba del esternón y produce las hormonas tiroideas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) bajo la hormona estimulante de la tiroides (TSH) producida en el cerebro por la glándula llamada hipófisis o pituitaria.

La doctora Guadalupe Pérez, especialista en Medicina Interna y Endocrinología, mencionó que la función de esta hormona desencadena diversos efectos en el organismo, un ejemplo claro es el control del metabolismo basal, el cual regula el peso corporal, mantiene estable el ciclo menstrual y mejora el estado de ánimo y salud de la piel, cabello y uñas del individuo. 

“Su tamaño se puede alterar por exceso de producción de hormonas tiroideas (bocio tóxico), por inflamación (tiroiditis), por bocio multinodular y con varios nódulos o por un nódulo aislado que esté creciendo”, mencionó la especialista.

Por eso es vital tener una ingesta adecuada de yodo, sin caer en los excesos otener deficiencia en la alimentación.

Pérez recomienda que aquellos individuos con familiares que han tenido problemas de tiroides o si manifiestan síntomas como cambio abrupto de peso, palpitaciones, hinchazón generalizada, cansancio extremo, exoftalmos (ojos hacia afuera del globo ocular), disfonía o ronquera al hablar y dificultad para respirar y tragar acudan al médico para una evaluación de rutina.ESPECIALES LIFESTYLE SALUD  | La importancia del control a tiempo

¿QUÉ PUEDE FALLAR?
Hay varias causas que pueden alterar la función de fabricación de hormonas T4 y T3, desencadenando enfermedades como el hipotiroidismo, hipertiroidismo y otras de igual cuidado.

El hipotiroidismo produce un aumento de peso, fatiga, cansancio, alteración del estado de ánimo causando depresión, alteración en la menstruación (flujo abundante y frecuente), hinchazón de la cara, piernas o generalizada, voz más ronca y lenta, latidos más fuertes, intolerancia al frío y si es severo puede llevar a alteración del estado de alerta y coma.

En el caso del hipertiroidismo los síntomas van desde pérdida de peso por aumento del metabolismo, palpitaciones que pueden llevar a arritmias, temblor, nerviosismo, irritabilidad emocional, ansiedad, piel reseca, uñas frágiles, alteración del periodo menstrual (atraso en la menstruación), y si es severo puede afectar el hígado. 

“Cada una de estas dos patologías se distinguen por las manifestaciones clínicas y se diagnostican por exámenes de sangre. En el hipotiroidismo primario el problema está en las glándulas tiroideas T4 y T3, las cuales se reflejan bajas y la TSH aumentada. Y en hipertiroidismo primario, la T4 y T3 son altas y la TSH es baja”, enfatizó Pérez.

 

OTRAS AFECCIONES
Tal cual dijo la endocrinóloga, existen otras enfermedades que se manifiestan por la alteración de la glándula tiroides. Los nódulos tiroideos son aquellos tumores dentro de esta glándula, que pueden ser benignos en su gran mayoría, o malignos; el bocio es el crecimiento de la glándula tiroides que puede acompañarse de función tiroidea normal, alta o baja. 

El cáncer de tiroides se da cuando hay un nódulo afectado, en tanto la tiroiditis es la inflamación de la glándula tiroides, que puede ser infecciosa o inflamatoria autoinmune (tiroiditis de Hashimoto) o causada por medicamentos. 

En síntesis, la tiroides es una glándula que controla todo el cuerpo, así que si sospecha de algún síntoma o anomalía busque atención médica de inmediato.