Predicar con el ejemplo es fundamental. Para el presidente del Grupo de La Casa de las Baterías, quien inició con un solo deseo, vender estos productos y hacer feliz a los compradores. Hoy dirige la operación en Panamá y toda la región en Centroamérica.

La primera impresión siempre es importante. Nos hace una referencia rápida de cómo puede ser la persona que tenemos en frente. Es como juzgar un libro por su carátula, sin tener que leer el prólogo. Y a simple vista Juan Octavio Díaz se distingue como un caballero a carta cabal, que trasmite profesionalismo, compromiso y mucha presencia. 

El Presidente del Grupo La Casa de las Baterías, nos da la bienvenida con un apretón de mano. Es tan fuerte como la luz exterior que atraviesa los grandes ventanales de piso a techo que resguardan con cautela la oficina de la mente creativa de esta compañía, cuya visión es llegar a cubrir toda la región de Centroamérica, para luego explorar la posibilidad de territorios más grandes, usando modelos de negocios diferentes a la pura inversión propia.

Aquí el espacio es amplio, claro y ordenado. En el escritorio reposan papeles, una laptop y materiales de uso diario, mientras tanto un mueble guarda a la vista de todos algunas fotografías que compiten en protagonismo
con una estatuilla caricaturesca del propietario de este recinto.

GENTE PORTADA  | Juan Octavio Díaz

DETRÁS DEL ÉXITO

Juan Octavio Díaz recuerda que todo empezó con una tienda de venta de baterías entre la esquina de Vía España y Vía Porras. “Mi interés siempre fue y sigue siendo la absoluta satisfacción de nuestros clientes. Hoy, con el crecimiento de la empresa los cambios se reflejan considerablemente, las cosas son más complejas, sin embargo la esencia sigue siendo la misma”.

El Presidente del Grupo de La Casa de las Baterías se define como un “estratega operativo”, cuyo rol exige el diseño de la estrategia a largo plazo de la empresa, manteniendo constante contacto con la operación y siempre respetando la autoridad de la estructura administrativa de la compañía. Además se involucra en la parte publicitaria de la empresa dirigiendo, junto a un excelente equipo, las campañas y piezas publicitarias, para asegurarse que cumplan con los estándares de calidad y que no se salgan de la línea de comunicación.

Señaló que el humor es la clave que utilizan para que el producto que venden, sea la primera alternativa que el cliente recuerde. “Nuestro producto no es divertido ni sexy, por lo que tenemos que trabajar campañas que creen una recordación constante de manera que el día que necesites una batería, seamos la primera opción en tu mente. A la gente le aburre que le trates de vender algo siempre, pero un buen chiste siempre es una alternativa segura”, dijo el Presidente del Grupo.GENTE PORTADA  | Juan Octavio DíazJuan Octavio mencionó que su carrera ha sido un recorrido lleno de sorpresas y cambios. Comenzó en el negocio de las baterías justo después de haberse graduado del Colegio Javier, trabajando para una empresa familiar de fabricación de baterías. Aunque para ese momento ya existía La Casa de las Baterías, no era el negocio principal y su enfoque era completamente diferente al que tiene hoy día. Para entonces, solo era un punto de servicio y ventas al detal de las baterías que fabricaban.

“Para alcanzar los objetivos es necesario trabajar duro, pero es fundamental contar con un equipo de profesionales comprometidos con su rol”.

 

CAMBIO DE PERSPECTIVA

Al cerrar la fábrica, inició en La Casa de las Baterías administrando la única sucursal existente en el año 1990. Implementó el servicio a domicilio, el cual logró un crecimiento importante no solo en ventas sino en el valor de la marca, diferenciando la oferta en el mercado.

Su visión de expansión lo lleva a incluir las operaciones de mayoreo y divisiones industriales de tracción y sistemas de respaldo de energía. Esto permite que en el año 2008, como Gerente General, la compañía cruce fronteras abriendo operaciones en Costa Rica y El Salvador, en el 2009 llegan a Guatemala, para un total de más de 60 sucursales a nivel regional actualmente.

Como Gerente General implementa la División de Venta al por Mayor, Servicios Corporativos a Flotas Vehiculares y las Divisiones Industriales de Tracción y Sistemas de Respaldo de Energía, ampliando aún más la oferta. Al hablar de la empresa que lo ha visto crecer profesionalmente, su rostro expresa felicidad.

Es en este espacio, donde las ideas toman forma y explotan en las ondas hertzianas causando sensación. Juan Octavio es visionario, innovador, detallista y con mucho sentido del humor, características que se complementan con su rol de músico. Otra ventaja a su favor, pues en el cerebro de los músicos, la zona cuya función es registrar y diferenciar los estímulos acústicos, es más grande que el de las personas que jamás han tocado un instrumento.

En otras palabras, la música hace que el hemisferio izquierdo y derecho del cerebro funcionen con más agilidad
e integración.

GENTE PORTADA  | Juan Octavio Díaz

EQUIPO DE TRABAJO

El Presidente del Grupo La Casa de las Baterías mencionó que ser líder de un equipo de trabajo no es difícil. “Todo lo que hay que tener es una muy clara visión de lo que quieres, empatía y mucho trabajo. La gente sigue a las personas que tienen una causa u objetivo claramente definido y que demuestran integridad: coherencia entre lo que dicen y lo que hacen. Por supuesto que hay habilidades gerenciales que se aprenden en los textos y clases, pero no todos los gerentes son líderes ni todos los líderes son gerentes. Un verdadero líder inspira y empodera a su equipo”, enfatizó Díaz.

Se siente afortunado de contar con un excelente equipo humano que lo acompaña día a día. Los define como un grupo de hombres y mujeres comprometidos con su trabajo y a quienes respeta y cuida muy atentamente, ya que son el pilar donde descansa toda la empresa.

“Me enorgullece mucho cuando nuestro personal recibe felicitaciones externas reconociendo un buen servicio prestado y confirmo que no es cierto que los panameños no podamos dar un buen servicio, sino que las empresas deben poner más empeño en la capacitación y la creación de un ambiente donde ese servicio florezca sacando lo mejor de cada una de las personas”, acotó el Presidente del Grupo.GENTE PORTADA  | Juan Octavio DíazComo líder, es claro en mencionar que no hay ruta corta al éxito. Las empresas exitosas que perduran en el tiempo no se hacen de un día para otro, ni pueden sostenerse o planificar a largo plazo con un modelo de negocio basado en el engaño o la trampa. Es solamente con el esfuerzo diario y responsabilidad que se logra encaminar al éxito tanto en lo profesional, como en lo personal.

Es por eso que se sigue trazando metas. Hace más de 10 años notó que para poder sostener un crecimiento sano con un servicio unificado en las diferentes tiendas, era necesario contar con algún sistema de gestión que les permitiera controlar y unificar la calidad del servicio en todos sus puntos.

“Comencé a analizar la posibilidad de implementar ISO 9001, para que nuestros procesos y procedimientos fueran alineados con las necesidades del cliente. En el 2011 logramos nuestra primera certificación que hemos mantenido ininterrumpidamente desde entonces, migrando más recientemente a la actualización ISO 9001:2015”, dijo Díaz.

GENTE PORTADA  | Juan Octavio Díaz

Poco después implementan la norma ISO 14001, basada en el correcto manejo del impacto ambiental de la empresa, sobre todo porque el desecho que se produce al cambiar una batería de plomo ácido es potencialmente contaminante al medio ambiente.

La Casa de las Baterías decide certificarse en esta norma e integrar ambos sistemas para un funcionamiento armónico de los mismos. Paralelamente, la empresa se certificó bajo la norma OHSAS que tienen que ver con la seguridad y salud ocupacional. 

Para Díaz, “los avances en las organizaciones provienen de la mejora continua de sus procesos”. El famoso “planificar, hacer, verificar y actuar” es una buena forma de sistematizar el proceso de mejora continua en las empresas, sobre todo cuando éstas buscan la estandarización de sus servicios, por lo que no se debe dejar margen a la improvisación.

“Yo solo quería vender baterías y que la gente quedara contenta con nuestro servicio. Eso es todo. Los demás logros son extras. Cuando inicié en esa esquina de Vía España y Vía Porras, después de la invasión, nunca pensé que seríamos la empresa más importante de baterías en la región y que llegaríamos a abrir más de 60 tiendas en 5 países. Esos logros conllevan una gran responsabilidad con nuestra gente y el entorno; eso para mí es lo más importante”, dijo Díaz.GENTE PORTADA  | Juan Octavio Díaz

Está consciente que el éxito consiste en hacer lo que le apasiona y vivir de ello, porque éste no se alcanza, se transita. Para las personas que consideran que el éxito está relacionado con el resultado económico solamente, es poco probable que encuentren una pasión en la vida, ya que cualquier negocio que les dé dinero les parecerá un vehículo para obtener el éxito.

Por eso complementa su rol de directivo con el de músico. “Fue una fase de mi adolescencia y ha permanecido como una pasión que me ha forjado como persona y profesional. Estoy convencido que esa influencia artística está muy relacionada con la parte creativa y el trabajo armónico. Después de todo no hay mejor ejemplo de trabajo en equipo que el de una orquesta. Puedo decir que la música más que un pasatiempo ha sido en mi vida, sustento económico y emocional durante diferentes periodos. Lo sigo haciendo con la misma pasión que en esos días de escuela”.