Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School

Hace 50 años, un grupo de empresarios mexicanos decidieron fundar el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE Business School), una escuela de negocios que tiene como finalidad, formar líderes empresariales comprometidos con su entorno laboral. Con este mismo espíritu, desde el 2016, IPADE busca apoyar a la comunidad empresarial panameña fomentando las buenas prácticas en los negocios.

PORTADA  | Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School

PERFECCIONAMIENTO EMPRESARIAL

Ser líder de una compañía conlleva una serie de requisitos que siempre serán necesarios perfeccionar y actualizar para el engrandecimiento de la empresa, los colaboradores, y por ende, la sociedad. Este crecimiento dependerá en gran medida de la capacidad de raciocinio, aprendizaje y toma de buenas decisiones de sus directivos, quienes son los encargados de transmitir a su equipo humano las mejores directrices e ideas, en busca de la excelencia.

Conociendo esta disyuntiva y viendo la necesidad que muchos empresarios tenían, surge el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), en la Ciudad de México, en el año 1967.

Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School, conversó con nosotros y mencionó que gracias a la intención de un grupo de empresarios que en aquellos años vieron la necesidad de profesionalizar el trabajo directivo,  se funda esta escuela de negocios, la cual mantiene los más altos estándares de educación y el respaldo de las mejores instituciones del mundo.

PORTADA  | Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School

“No somos una institución tradicionalmente académica. Nacimos y hemos sido desarrollados con la óptica de sumarnos a la comunidad empresarial, trabajar por la Alta Dirección y especialmente ser una institución de servicio a los empresarios y la sociedad, para que éstas tengan empresas más competitivas, innovadoras y responsables. Así seguimos respetando uno de los valores principales que mantenemos desde nuestra fundación, que tiene su origen en que la empresa debe compartir con el entorno social”, acotó Gómez Nava.

A la fecha y luego de cincuenta años, unos 37,000 egresados cuentan con la validación de éxito, gracias a  la metodología de estudio de la escuela de negocios, merecedora de acreditaciones por parte de: AACSB International (The Association to Advance Collegiate Schools of Business), Association of MBAs (AMBA) y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). A lo anterior se suma su destacado posicionamiento internacional a través de los rankings de escuelas de negocios globales, en prestigiosos medios de comunicación internacional como: Financial Times y la revista Forbes, lo que le permite mantener una estrecha relación con más de 100 escuelas de negocios, en 42 países de los 4 continentes. Asimismo, cuenta con el respaldo de dos de las principales escuelas de negocios del mundo: Harvard Business School (HBS) de Estados Unidos y el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE) Escuela de Negocios de la Universidad de Navarra en Barcelona, España.

“Nuestra filosofía se basa en el respeto, la dignificación y el valor del trabajo empresarial. Creemos que el empresario debe aportar valor social. Estamos convencidos que el director es un ser humano con virtudes y defectos, siempre tendrá áreas de mejoras que en el IPADE podrá perfeccionar, pues un líder necesita mantener ese deseo de emprender, innovar, transformar, poder generar valor, no solo a corto plazo sino con una visión de largo plazo”, describió Gómez Nava.

PORTADA  | Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School

Conocimiento compartido

Para el Director General del IPADE Business School, quien tiene 20 años de haberse incorporado al grupo de profesionales, la génesis de la institución radica en lograr que aquellos empresarios que ya son exitosos, tengan un foro de discusión y reflexión sobre el trabajo empresarial, la mejora continua y formas innovadoras de poder competir en el campo laboral.

En sus palabras, conforme el trabajo empresarial, los programas educativos y aquellos de Alta Dirección fueron avanzando, se vieron en la necesidad de atender a otras ciudades de México que requerían de sus programas de Alta Dirección.

“Pensamos que ir a los lugares y ciudades donde los empresarios están, genera un aspecto de beneficio para las personas y la comunidad empresarial de dicha localidad, es por eso que en el año 2013 tomamos la iniciativa de poder tener programas más allá de nuestras fronteras mexicanas”, enfatizó el Director General.

PORTADA  | Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School

Fue así como Panamá resulta seleccionada para atender el mercado Centroamericano y del Caribe, pues su posición de conexión y referente corporativo de alto nivel internacional, permitió establecer una sede a inicios del 2015. El equipo gremial se dio a la tarea de entrar en contacto con los empresarios y directores panameños, para así formar el primer consejo promotor de IPADE Panamá, el cual está presidido por Carlos Rabat y Sergio Palacios,  en colaboración con María Mercedes Rabat, Directora de IPADE Panamá y Oscar Aguirre, Director de Programas Internacionales de IPADE Business School. Durante el año 2016 las labores del equipo directivo permitieron la inauguración del primer programa de Alta Dirección (AD-2), del cual ya cuenta con una generación egresada y otras más cursando actualmente.

Este programa está diseñado para perfeccionar las habilidades propias de la Alta Dirección de los líderes empresariales. Además de enriquecer las capacidades de diagnóstico, determinación de políticas y planes de acción, amplía la capacidad de mando y facilita una mejor perspectiva de síntesis de la compañía.

Los empresarios de Panamá, manifestó Gómez Nava, han encontrado en esta escuela de negocios, un espacio para impulsar a sus compañías, mejorar sus habilidades como directores generales, y a la vez, lograr un intercambio de conocimientos entre otros empresarios que viven esos mismos desafíos, dudas empresariales y esos grandes objetivos de generar riqueza, valor social y desarrollo humano de los miembros de su compañía.

“Es importante señalar que el programa  AD-2 tiene una duración de 9 meses, en los que se analizan más de 120 o 130 casos, es decir, situaciones empresariales que presentan un desafío, una oportunidad, un problema o incluso una crisis, permitiendo a los integrantes aprender, reflexionar y compartir sus propias experiencias”, aclaró el Director General.

Es por eso que el perfil del participante va enfocado a empresarios, directores generales y presidentes de consejos con más de 10 años de experiencia en posiciones de Alta Dirección.

Voz de la experiencia

Rafael Gómez Nava ha tenido una trayectoria relevante con el IPADE, una escuela de negocios de la Universidad Panamericana, que interactúa con los empresarios, hace comunidad y logra que el empresariado de la región sea más competitivo y tenga una contribución social al entorno.

“A lo largo de estos 20 años, como miembro de la institución, he podido ser testigo del trabajo, impacto positivo y la orientación empresarial que sigue una visión cada vez más internacional. Poder tener esa capacidad de dialogar y que los participantes sigan confiando en nuestra experiencia, para que puedan competir con sus empresas en las principales economías del mundo es lo más gratificante”, dijo Gómez Nava.

Él habla con autoridad sobre este tema, pues su historia con el IPADE inició a mediados de la década de los 90, cuando tuvo  la oportunidad de hacer el Programa Máster en Dirección de Empresas (Full-time MBA) o programa de tiempo completo de la destacada escuela de negocios, la cual ya cumplió medio siglo de enseñanza continua.

PORTADA  | Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School

Luego de trabajar en algunos de los principales grupos de consultoría internacional, con base en México y para América Latina, se integra a la institución. “Hace dos décadas empecé como profesor, después como director del Full-time MBA y hace poco más de 6 años ha sido un privilegio dirigir una organización que tiene un gran contenido humano, empresarial y sigue fiel al propósito de servir a la sociedad”.

Su experiencia bajo el paraguas de la escuela de negocios de la Universidad Panamericana es suficiente para señalarnos tres principales diferenciadores que tienen, como lo son: perfil del participante, perfil del claustro académico que adhiere una Metodología del Caso basada en la experiencia, y un enfoque académico y empresarial, es decir que mantienen una concepción de que la empresa es una comunidad cuyo factor humano es uno de los elementos más desafiantes del trabajo directivo. La empresa no es una máquina que genera utilidades, también es una entidad que permite crear un vínculo humano, social y comunitario.

Estos diferenciadores convierten a los líderes que ingresan a la escuela de negocios en empresarios capaces de escuchar, sintetizar, analizar,  tomar las mejores decisiones, mantener una capacidad de conducir y gobernar a un grupo de personas y no menos importante, tener la capacidad de reconocer sus propios errores.

El IPADE es una institución formadora de líderes a nivel de la región y Panamá es favorecida con tener una sede donde se imparte uno de los programas más interesantes, con un equipo de profesores de élite.

“Con enorme satisfacción puedo decir que los egresados compartimos la visión de un antes y un después en la vida de las personas que toman uno de los programas. Los participantes del IPADE son empresarios experimentados, quienes gozan de acceso a las experiencias de aprendizaje en las principales escuelas de negocios del mundo”, enfatizó el Director General.

PORTADA  | Rafael Gómez Nava, Director General de IPADE Business School