BIG DATA, MACHINE LEARNING, INTELIGENCIA ARTIFICIAL, BLOCKCHAIN, ROBÓTICA, ALGORITMOS ESTÁN CAMBIANDO EL NEGOCIO.

Panamá ha logrado posicionarse, en los últimos años, como el país líder en logística regional. Nuestra privilegiada ubicación geográfica nos brinda ventajas competitivas y comparativas con respecto a otros países; de igual manera, genera múltiples activos que hoy se consideran de clase mundial.

Es importante señalar que el reporte de competitividad 2019 que realiza el Foro Económico Mundial ubica a Panamá como líder regional en conectividad portuaria e infraestructura. En la misma dirección lo hace el Banco Mundial (2018), posicionando al país en el segundo lugar en Latinoamérica.

Estos indicadores nos comprometen a seguir manteniendo los estándares en el negocio de tránsito de carga, funcionando como un puerto con terminales en dos océanos.

Pero seguir impulsando todas estas oportunidades requiere de innovación y nuevas tecnologías que puedan impactar positivamente al mejoramiento del sector, a darle mayor capacidad de gestión de la cadena de suministro, misma que deberá adaptarse a estos nuevos paradigmas.

Uno de los grandes retos es ser capaz de organizar y analizar toda esta gran cantidad de información que tenemos hoy en día en tiempo real; por lo tanto, es imperativo poder desarrollar nuevas tecnologías que procuren a las empresas ser más eficientes en su gestión, como el Big Data, machine learning (aprendizaje automatizado), inteligencia artificial, blockchain (cadena de bloques), robótica, algoritmos, e Internet de las cosas.

Estas son algunas de las nuevas tecnologías que se están utilizando en el sector logístico mundial, propiciando la incorporación de ellas al entorno productivo, las cuales posibilitan una mayor automatización e intercambio de datos, monitorización de eventos y toma de decisiones de forma autónoma, y conexión a otros dispositivos que se comunican y trabajan con otros sistemas y personas en tiempo real, buscando la eficiencia y agilidad.

UN MERCADO MÁS EXIGENTE
El enfoque de estas nuevas tecnologías a este sector estratégico pasa de la mejora operativa a una fuente de innovación que incrementa la facilidad de captura de información a dispositivos o máquinas, generando fiabilidad y estabilidad de los sistemas de comunicación, integrando los procesos productivos y organizativos, a la par que ofrece protección al know-how de las empresas del sector.

Por ende, el sector logístico tendrá retos a corto y mediano plazo respecto a la transformación digital que exigirá a sus proveedores logísticos estar a la altura de las exigencias del mercado, construyendo y optimizando sus aplicaciones para demostrar que el cambio cultural beneficia tanto a las empresas en términos financieros, como en la sustancial mejora de sus procesos.

Sin embargo, el impacto de estas nuevas tecnologías permitirá transformar a Panamá en un hub logístico de clase mundial.

“El sector logístico tendrá retos a corto y mediano plazo respecto a la transformación digital que exigirá a sus proveedores estar a la altura de las exigencias del mercado”.