MÁS ALLÁ DEL CANAL

A lo largo de la historia han existido mujeres que con su trabajo marcaron la diferencia y han  empoderado a otras a ser líderes.

“El éxito de lo que uno emprenda en la vida no se logra solo. No debemos temer en pedir ayuda cuando lo necesitemos”.

Ilya Espino de Marotta es reconocida por ser la persona que completó la ejecución del programa de ampliación del Canal de Panamá, un hito que le dio una máxima visibilidad y que la posicionó en las principales listas como una de las mujeres más influyentes del país y de la región.

Sin embargo, es su calidez humana, honradez, humildad, y sus aportes sociales, lo que la ha destacado mucho más allá de su fascinante trayectoria profesional.GENTE PORTADA  | ILYA ESPINO DE MAROTTAEn la paz e intimidad de su hogar nos recibió con un caluroso abrazo. Con orgullo nos contó que su logro más importante es haber formado una hermosa familia junto a su esposo Peter Marotta y sus tres hijos, Marco Giovan de 27 años, Peter Alexander de 25 años y Andrea Natalya de 22 años. “Ellos son todo para mí, son personas confiables, desprendidas y con un gran sentido de ayuda al prójimo. Realmente somos muy unidos”, dijo.

Además de sus padres, su hermano Moisés, su cuñada María José y su sobrino Alberto, su núcleo lo completan sus hijastros, Chris de 46 años, Jesse de 42 años, y cinco nietos, con quienes tiene una bonita y cercana relación. “Debo decir que mis padres me han enseñado el valor de la familia.

Son las personas que más han incidido en mí. Siempre me inculcaron la honestidad y el respeto por el trabajo. Ellos han marcado todos los ámbitos de mi vida y gracias a sus enseñanzas, he podido llegar a donde estoy”, expresó con una cálida sonrisa.

GENTE PORTADA  | ILYA ESPINO DE MAROTTALECCIÓN DE VIDA
En el 2011 su vida dio un giro, cuando recibió la noticia de que su hijo Peter Alexander fue diagnosticado con cáncer cuando solo tenía 17, posterior eso, tres meses después, su esposo también.

En ese entonces, Ilya atravesaba una de las etapas más importantes de su labor como ingeniera, pues se encontraba participando en la ejecución del programa de expansión del Canal de Panamá, una de las obras más significativas para el país y que posteriormente se convirtió en el mayor de sus logros profesionales.

Como familia, relata, fue un golpe muy fuerte y devastador, definitivamente fue difícil. Sin embargo, asegura que el divulgar esta situación fue liberador y se convirtió en una forma de inspirar a aquellas personas que estaban pasando por un momento como éste.

Hoy, cuando ambos lograron vencer con entereza esta enfermedad y continúan con sus vidas, reconoce que esta experiencia les dio más de lo que les quitó. “Fue en ese momento que realmente vi la bondad de mis compañeros, amigos y demás familiares.GENTE PORTADA  | ILYA ESPINO DE MAROTTA

Yo me tuve que ausentar de mí puesto por siete meses, ya que el tratamiento lo hicimos en Estados Unidos y el apoyo de las personas que trabajan en el Canal fue descomunal, pues desinteresadamente muchos de ellos me donaron sus horas de vacaciones para que pudiéramos estar fuera, dedicada totalmente a mi familia
aunque seguía vinculada a mi trabajo.

Durante ese periodo recibimos visitas de familiares y amistades, muchos nos enviaban paquetes con comida y hasta películas”, señaló. 

A raíz de la enfermedad de sus seres queridos, se motivó a formar parte de la Junta Directiva de la Fundación Infantil Ronald McDonald de Panamá, cuya misión es crear, identificar y apoyar programas que directamente mejoren la salud y el bienestar de los niños y niñas del país, manteniendo a sus familias cerca de ellos y de la atención médica que necesitan.GENTE PORTADA  | ILYA ESPINO DE MAROTTA

LÍDER DE CAMBIO
Cuando no está trabajando o compartiendo con su familia, parte de su tiempo se lo dedica a potenciar a las mujeres con el fin de que asuman un mayor protagonismo en los diversos aspectos en que ha conquistado espacios.

El papel que ha desempeñado como líder para empoderar a otras mujeres ha sido fruto de las experiencias dentro de su ámbito profesional, que le ha dejado una importante lección: no renunciar a sus metas.

Un ejemplo de esto, lo vivió en sus inicios dentro del Canal de Panamá, cuando aplicó para una vacante de buzo en el astillero de reparación. Pese a su experiencia en buceo, una actividad que realizó desde muy joven, no consiguió el puesto por ser mujer.GENTE PORTADA  | ILYA ESPINO DE MAROTTA

Esta vivencia no la hizo renunciar y mucho menos hacerla pensar que no podría avanzar hasta donde está actualmente. Todo esto la ha llevado a formar parte de grandes organizaciones como Women Corporate Director (WCD), una comunidad de apoyo y experiencia para mujeres directoras de empresas públicas y grandes empresas privadas, que representa los más altos niveles de liderazgo ejecutivo y de juntas directivas en los negocios actuales.

Así como del International Women Forum (IWF), organización compuesta por más de 6,800 mujeres profesionales de 33 naciones en 6 continentes, la cual se dedica a construir un mejor liderazgo a nivel local y global.

Esta labor la ha hecho merecedora de distintos reconocimientos. Fue galardonada como “Mujer Destacada del Año” por la Asociación Panameña de Ejecutivos de Negocios. Asimismo, fue honrada con el Premio a la Mujer Distinguida de la Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Panamá.

 

LA ACP… SU OTRA VIDA
Ilya es una de las mujeres con el cargo más alto dentro de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), una entidad a la cual ha pertenecido por más de 30 años y en la que actualmente funge como Vicepresidenta de Ingeniería y Servicios.

Llegar a ocupar este puesto le ha significado una trayectoria de esfuerzo, aprendizaje y sacrificio, en donde cada movimiento tuvo un propósito.GENTE PORTADA  | ILYA ESPINO DE MAROTTA

“Entré como técnico de ingeniería temporal en el astillero de reparación del equipo flotante en la provincia de Colón, donde conocí a mi esposo. Al poco tiempo ingresé al programa de Interno de Carrera durante tres años, que fue implementado para que cuando el Canal revirtiera a Panamá en el 1999, hubiese profesionales panameños con capacidad de operarlo de manera eficiente”, explicó.

A través de los años y por el sistema de mérito fue aplicando a varias vacantes que había disponibles dentro de la institución en diferentes áreas, además de ingeniería, como contabilidad, operaciones y dragado.

Posteriormente, en el año 2002 para ser más precisos, nos cuenta que el entonces Subadministrador de la ACP, el Dr. Ricaurte Vásquez, la contactó para saber si le interesaba formar parte del equipo que desarrollaría el plan maestro para la propuesta de ampliación del canal, una oferta que no pudo negar.

Desde entonces, hasta el 2007, participó en el desarrollo de todo el programa de cómo ejecutarían la ampliación y, en el ínterin, obtuvo el cargo de Gerente Ejecutiva de Recursos y Controles.

Unos cinco años después, cuando el Ing. Jorge Luis Quijano fue electo nuevo Administrador del Canal de Panamá en el 2012 , sugirió que lo reemplazara en el cargo de Vicepresidente Ejecutivo a cargo de comandar el programa de ampliación del Canal, su mayor logro profesional hasta el momento. GENTE PORTADA  | ILYA ESPINO DE MAROTTA

“Haber liderado la ampliación es el sueño de cualquier ingeniero, es una experiencia de una vez en la vida. Fue un aprendizaje único, y un honor el haber podido trabajar con un equipo de profesionales comprometidos y de gran calibre. Tuve la oportunidad de involucrarme en muchas actividades diferentes que me han enriquecido como profesional y como persona”, añadió.

Este año que inicia veremos a la ingeniera evolucionar e incursionar en otros proyectos dentro de la ACP.

Recientemente fue designada como Vicepresidente de Operaciones, un nuevo puesto lleno de expectativas y mayores desafíos, en donde estará a cargo de más de 6,000 personas y el cual ejercerá a partir del mes de febrero. En esta posición será la responsable de todas las actividades del tránsito por el Canal y el área de mercadeo y relaciones con los clientes.

 

CASCO ROSA
El ámbito laboral donde se ha desempeñado, ha sido tradicionalmente liderado por hombres, pero asegura que no es algo que le incomoda, de hecho lo disfruta y busca hacer la diferencia dentro de sus funciones.

La ingeniera reconoce que las mujeres que trabajan en áreas dominadas por el género masculino les toca demostrar un poco más de lo que son capaces y que son medidas “con una regla un poquito más larga”, nos obstante, señala que ya han demostrado la capacidad de desempeñarse exitosamente en industrias como éstas.

“La apertura existe y hay muchas mujeres con talento y grandes capacidades. Creo que no hay que limitarse, lo importante es contar con los conocimientos, ser comprometidos y responsable. No tener temor a los retos y pedir ayuda cuando se requiera”, agregó.

Insiste en que la clave para lograr todo aquello que te propongas en la vida, es tener una mente abierta a los cambios e incursionar en áreas de trabajo sin imponerse barreras o permitir que otros te digan que no eres capaz de realizar alguna labor.

“El compromiso y la comunicación han sido claves en mi evolución y el trabajo en equipo es fundamental”, dijo. Definitivamente, el liderazgo y empoderamiento tiene rostro de mujer e Ilya es un vivo ejemplo de ello; su fuerza, determinación, carácter y preparación es sinónimo de admiración.

Cree fielmente que como profesional no teme expresar que su familia es prioridad. Su labor como madre y esposa también ha sido fuente de inspiración para otras mujeres.

GENTE PORTADA  | ILYA ESPINO DE MAROTTA


LOGROS PROFESIONALES

• Es Licenciada en Ingeniería Marina de Texas A&M University.
• Tiene una Maestría en Ingeniería Económica de la Universidad Santa María la Antigua.
• Completó cursos de Desarrollo Gerencial en INCAE Business School y Kellogg School of Management, Northwestern University.
• Fue distinguida en 2016 en el Foro Internacional de Mujeres.