Una crisis global, como lo está siendo la pandemia, ha llevado a millones de personas a priorizar su salud y su bienestar . Estos se han convertido en motor central, llevando a muchos consumidores a re evaluar lo que comen, a sopesar lo ético y moral versus el placer del paladar; y el impacto que tienen sobre el planeta. Y no se trata únicamente de lo que comemos y consumimos, sino de cómo vivimos nuestras vidas.

La innovación y la tecnología están jugando un rol importante en la continua investigación y desarrollo del producto final en grandes industrias de alimentos y bebidas, automotriz, y de la moda.

Compañías innovando materiales de alta tecnología están creando cuero vegano sostenible de la cáscara de piña, corcho, champiñones, botellas de plástico recicladas, cactus, cáscara de naranja, manzana, uvas, entre otros.

Desde carteras y calzados, donde las grandes marcas de lujo y casas de alta costura están diversificando su oferta, hasta restaurantes y chefs Michelin, super mercados, marcas de cosméticos, e industrias de alimentos empiezan a ofrecer opciones veganas; e incluso muchos a hacer una transición completa, incluyendo grandes celebridades.

Adoptar una política ‘libre de pieles’ es un paso importante para satisfacer la demanda de productos de una manera más ética, menos cruel. Stella McCartney no usa pieles, cuero, ni plumas en sus colecciones. Hoy en día es la primera diseñadora en usar mylo mycelium en sus prendas, un biomaterial que proviene de la raíz de un tipo de hongo llamado mycelium que es suave y flexible; con características similares al cuero animal.

En principio, el veganismo comenzó por la dieta. Sin embargo, ha ido progresivamente abarcando toda actividad y producto que implique explotar a los animales. En su aplicación practica, el veganismo es “una filosofía y un modo de vida, que busca excluir (en la mayor medida posible) toda forma de explotación de, y crueldad a, los animales para comida, vestimenta, o cualquier otro propósito. Y por ende promueve el desarrollo y el uso de alternativas no-animal para el beneficio de animales, humanos, y el medio ambiente. En términos dietéticos denota la práctica de prescindir de todo producto derivado en su totalidad o parcialmente de animales”.

Una silenciosa revolución alimentaria está en camino y está cambiando la manera en cómo las personas comen. Actualmente existe una gran variedad de alternativas veganas al queso, leche, huevos, y carne. Una dieta sin productos de origen animal es muy versátil. Nunca había sido tan sencillo obtener opciones a base de plantas con todos los sabores y texturas como cuando combinas adecuadamente distintas especies, frutas, vegetales, legumbres, granos enteros, nueces y semillas.

Una alimentación vegana óptima se obtiene al saber equilibrar y variar los nutrientes fundamentales que requiere nuestro metabolismo para el buen funcionamiento. Es importante recalcar que dentro del veganismo la dieta ideal es aquella donde los alimentos son enteros, lo menos procesado y refinado posible; lo que en inglés se conoce como un “whole foods plant-based diet”.

Existen muchas maneras de acoger un estilo de vida vegano aún cuando el común denominador es tener una dieta a base de plantas (evitando cualquier alimento que contenga animal), evitando materiales animales, productos experimentados en ellos, y rehusar la visita a lugares que los utilizan para el entretenimiento.

Adicionalmente, varios informes y un reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas ha encontrado que una dieta vegana no solo preserva el agua y la tierra sino ademas presenta importantes oportunidades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Es responsabilidad de cada individuo implementar mejores prácticas de consumo, y adoptar hábitos que contribuyan a reducir su huella de carbono personal.

Necesitamos políticas publicas mas amigables con el medio ambiente y acoger modelos económicos circulares. La economía lineal que mantenemos de adquirir, usar, y desechar no es sostenible.

El camino hacia un futuro mas amigable, consciente, y compasivo esta iniciando. Un futuro en el cual los animales no son abusados para satisfacer nuestros gustos de moda, y alimenticios. Cada día mas personas se suman a esta tendencia, que llegó para quedarse. Recuerda que no se trata solo de eliminar, sino de saber reemplazar correctamente para que puedas sacarle el máximo provecho y evitar deficiencias.

Hacer la transición inicia por tener la buena voluntad de hacer un cambio y realizar pasos tan sencillos como darle un giro a los platos que sueles comer sustituyendo los ingredientes por alternativas a base de plantas. Cuando hagas compras verifica si el producto está hecho, contiene, o fue probado en animales; también ayuda si buscas las etiquetas de vegano y/o cruelty-free (que por cierto, por definición no son necesariamente intercambiables).

Tenemos el potencial de vivir y consumir con compasión y con conciencia; por nuestra salud, por los animales, y por nuestro hogar la Tierra.ESPECIALES LIFESTYLE SALUD  | HABLEMOS SOBRE EL VEGANISMO


Mariangela Pitti

VEGANA DESDE +15 AÑOS

Instagram: @crueltyfreemariangela