EL COMPUESTO ACTIVO DE ESTE PRODUCTO UTILIZADO EN EL CAMPO AGRÍCOLA TIENE EFECTOS SOBRE LA MAYOR PARTE DE LAS ESPECIES DE PLANTAS Y CONTROL DE MALEZAS. SU USO HA SIDO MOTIVO DE CUESTIONAMIENTO Y DEJARÁ DE SER COMERCIALIZADO EN LA UNIÓN EUROPEA.

Este año se cumplirá la restricción en el uso del glifosato en los diversos productos de agricultura en la Unión Europea.

Este consiste en un herbicida no selectivo que tiene una historia de 40 años de uso para el control de malezas. De acuerdo con la agencia de noticias AFP, Luxemburgo se convertirá en el primer país de la Unión Europea en prohibirlo a finales de 2020, según anunció su Ministerio de Agricultura.

Para el 31 de diciembre de 2020, los productos fitofarmacéuticos a base de glifosato estarán prohibidos en el Gran Ducado, conforme al acuerdo de 2018 del Gobierno de coalición entre liberales, socialdemócratas y verdes.

ESPECIALES LIFESTYLE SALUD  | Glifosato, herbicida no selectivo

En más de 160 países del mundo se emplea este herbicida que tiene 40 años de uso.

Es «un paso decisivo en un enfoque sostenible que responde a las ambiciones de un uso de los productos fitofarmacéuticos moderno y respetuoso con el medioambiente», estimó en un comunicado el ministro de Agricultura, Romain Schneider.

La prohibición contará con tres fases: una retirada de la licencia de comercialización el 1 de febrero, un plazo para acabar con las existencias hasta el 30 de junio y un período de gracia para su uso hasta el 31 de diciembre.

En la práctica, casi el 60% de las explotaciones ya renunciaron al glifosato, según el Gobierno luxemburgués, que instauró a finales de 2019 un sistema de indemnización para el millar de explotaciones agrícolas activas en el país.

Las primas son de 30 euros por hectárea para las tierras agrícolas y de 50 euros por hectárea para las vitícolas, unos montos que el principal sindicato agrícola de este país próspero de 600,000 habitantes considera insuficientes.

«Vamos a pedir indemnizaciones por los costos adicionales que implicará el dejar de usar el glifosato», dijo a la AFP Josiane Willems, directora de la Centrale Paysanne Luxembourgeoise.

Luxemburgo espera «producir un importante impulso en el conjunto de la Unión Europea, sabiendo que otros países, como Austria, lanzaron medidas similares», agrega Schneider. 

Aunque, en Austria, este herbicida debía estar prohibido a principios de 2020, el Gobierno dio marcha atrás en diciembre de 2019, por un error en el procedimiento de decisión.

El texto de ley debía haber sido sometido a la Comisión Europea para que esta y los Estados miembros puedan formular observaciones, explicó el Gobierno.

La licencia de uso en la UE expira el 15 de diciembre de 2022. 

ESPECIALES LIFESTYLE SALUD  | Glifosato, herbicida no selectivo

Greenpeace sostiene que el uso del glifosato reduce la diversidad y cantidad de especies vegetales y por ello puede afectar a seres vivos cruciales para la agricultura, como los  polinizadores.

MERCADO FRANCÉS
AFP también explica que la Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria (ANSES) retirará del mercado 36 productos a base de glifosato, un controvertido herbicida en la mira por sospechas de efectos cancerígenos y riesgos genéticos.

«Por decisión de la ANSES, 36 productos serán retirados del mercado y no podrán ser utilizados a partir de fines de 2020 debido a la insuficiencia o falta de datos científicos que permitan descartar cualquier riesgo genotóxico» (susceptible de dañar el ADN o de provocar mutaciones), indicó la agencia en un comunicado.

En Francia se comercializan actualmente 69 productos a base de glifosato y los 36 que se retiran del mercado representaron las tres cuartas partes del tonelaje de ese tipo de herbicidas distribuidos en 2018.

La Unión Europea prolongó en 2017 durante cinco años el permiso para esa sustancia, y la ANSES «inició la revisión de las autorizaciones de comercialización en Francia y lanzó una evaluación comparativa de las alternativas disponibles».

Pero sin esperar el fin del proceso actualmente en marcha, «ANSES notificó el retiro de las autorizaciones de 36 productos a base de glifosato», añadió.

Al mismo tiempo, la agencia rechazó pedidos de autorización para cuatro de 11 nuevos productos con esa sustancia.

El compuesto ha sido parte central de la revolución agrícola que incrementó en forma exponencial las cosechas de cereales y oleaginosos genéticamente modificados en Estados Unidos, Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay.

EN ESTADOS UNIDOS
La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) informó que, según una revisión regulatoria, se determinó que el glifosato no es carcinógeno. 

La conclusión reafirma la postura de la agencia sobre este agroquímico, a pesar de los juicios realizados en Estados Unidos que han condenado a Bayer a pagar multas millonarias a personas que supuestamente sufrieron cáncer debido al mal uso del herbicida.

«La EPA ha concluido que no hay riesgos de preocupación para la salud humana cuando el glifosato se usa de acuerdo con la etiqueta y que no es un carcinógeno», dijo la agencia en un comunicado.

Según www.monsantoglobal.com, estudios toxicológicos exhaustivos en animales han demostrado que el glifosato no causa cáncer, ni defectos de nacimiento, ni daños en el ADN, ni tiene efectos sobre los sistemas nervioso o inmunológico, tampoco produce trastornos endocrinos o problemas reproductivos cuando se utiliza según las indicaciones de la etiqueta.

La Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA) clasificó el cancerígeno del glifosato en la categoría E, la más baja de su escala, declarando «la evidencia de la falta de carcinogenicidad para los seres humanos».

CÓMO FUNCIONA
Cuando el producto se pulveriza sobre las hojas o tallos verdes, es absorbido por la planta y circula a través de sus tejidos, de acuerdo con el sitio en internet de Monsanto. De esta forma, el tensioactivo o surfactante ayuda a la llegada del glifosato a la planta, adhiriéndose a la superficie cerosa de sus hojas, lo que provoca su descomposición.

Una vez dentro, el activo inhibe la actividad de una enzima, que impide la fabricación de ciertos aminoácidos esenciales para el crecimiento y vida. Finalmente la planta muere, siendo incapaz de rebrotar y recuperarse.


ACTIVISMO
• Greenpeace, organismo protector del medioambiente, ha trabajado activamente para que muchos municipios de España dejaran de utilizar glifosato.

• La ONG ha conseguido que más de 150 organizaciones firmaran una carta abierta al Gobierno español pidiendo que apoyara la prohibición del herbicida.

En España, más de 100 productos emplean el compuesto.
es.greenpeace.org